Cochabamba, viernes 16 de noviembre de 2018

Cuidado con las noticias tergiversadas

Criminal. Vivimos en un medio inseguro por los atracos, violaciones y secuestros, por lo que es totalmente insensato, por no decir criminal, que algunas personas se tomen la licencia de viralizar noticias falsas.
| | 03 sep 2018 | Ed. Imp.

Hace casi 80 años, el 30 de octubre de 1938, el radialista Orson Welles provocaba pánico y psicosis entre miles de personas en Estados Unidos, quienes creían que su país estaba siendo invadido por un ejército de alienígenas.

Welles había transmitido un programa de radio con una historia adaptada de la novela del escritor británico H.G Wells, “La guerra de los mundos”.

Muchos de los radioyentes que no habían sintonizado la emisora desde el inicio, no sabían que se trataba de una dramatización y entraron en pánico, abandonando sus hogares y colapsando carreteras y estaciones de policía, según un reportaje del diario ABC.

Salvando las diferencias de lo ocurrido en 1938, en nuestro medio la psicosis se apoderó de padres y madres, cuando se viralizó mediante las redes sociales una carta redactada por un grupo de personas, en sentido de que se había intentado secuestrar a un bebé de los brazos de su progenitor.

Esta noticia causó aún mayor zozobra en parte de la población, debido a que la carta difundida por Facebook y WhatsApp señalaba que el intento de secuestro había sucedido cerca de una escuela, donde asisten cientos de niños y niñas.

La gente empezó a recomendar a los padres llevar silbatos para alertar sobre la presencia de posibles delincuentes y salir a la calle siempre en compañía de otra persona, lo que causó aún más inseguridad en la población, a tal extremo que una madre sentía miedo de salir con su hijo.

Tras al menos 48 horas de incertidumbre, el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, coronel Jhonny Corrales, aclaró que la noticia que se viralizó en pocas horas se había tergiversado a partir del relato de un padre a quien le habían robado su celular, pero lejos de una unidad educativa.

Una mujer que había escuchado el relato del padre contó a otras mujeres, en la puerta de un colegio, por lo que decidieron escribir una carta “alarmante”, difundiéndola en las redes sociales.

Las madres que escribieron esta carta y la difundieron, sin haber sido testigos del hecho o haberlo confirmado, son irresponsables, porque generaron temor infundado en padres e hijos. No midieron las consecuencias que podía haber ocasionado cada palabra que redactaron en ese papel.

Vivimos en medio de una cada vez más creciente inseguridad por los atracos, violaciones y secuestros que ocurren con más frecuencia, por lo que es totalmente insensato, por no decir criminal, que algunas personas se tomen la licencia de viralizar con tanta facilidad noticias falsas.

Lo preocupante es que, después de haberse hecho viral este supuesto intento de secuestro, aparecieron casi de inmediato otras noticias, que carecían también de sustento, sobre otros casos de plagio en provincias.

En Facebook, por ejemplo, una noticia señalaba que el 29 de agosto un grupo de personas había intentado raptar a una niña de un kínder en Cliza y que los autores del hecho fueron arrestados por la Policía.

Este caso fue también desmentido por la Policía, institución que advirtió, mediante WhatsApp, que la irresponsabilidad puede generar desgracias, porque provoca que la gente se exalte sin motivo.

La Policía aconseja que la gente esté siempre alerta ante cualquier peligro, pero que no se viralice hechos sin comprobarse o que nunca fueron denunciados porque solo se está causando daño.

Con una noticia falsa o tergiversada podemos causar tanta zozobra como en 1938 con la “Guerra de los mundos”, pero hoy en día las consecuencias pueden ser más lamentables, porque vivimos en una sociedad en la que se cometen más delitos, todos los días. El que difunda una noticia falsa, en forma premeditada o sin confirmarla, debería ser castigado para que no lo vuelva a hacer.



Tags: tergiversadas,noticias,Cuidado

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE «EDITORIAL»:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa