Cochabamba, domingo 23 de septiembre de 2018

Áreas protegidas a la deriva

Emergencias. Las autoridades reaccionan solo cuando hay incendios en el Tunari, si se presentan avasallamientos en el Tipnis o si se desarticulan clanes que producen cocaína en el Carrasco.
| | 19 agos 2018 | Ed. Imp.

Constantes avasallamientos, frecuentes incendios, deforestación, cultivos de coca, pesca y caza ilegal, conflictos de límites municipales y departamentales, además de narcotráfico, son los más acuciantes problemas que afectan a los parques nacionales del país, y de Cochabamba en particular.

Los incendios en el Parque Tunari son recurrentes, la caza y la pesca ilegal dañan al Parque Nacional y Territorio Indígena Isiboro Sécure (Tipnis) y el narcotráfico hace mella del Carrasco.

Estos conflictos, que merman considerablemente las áreas protegidas, implica también la muerte de animales y plantas, que en los casos más críticos los lleva al borde de la extinción. Es más preocupante cuando se trata de especies endémicas, es decir, que solo habitan en estas regiones.

El biólogo Luis Aguirre, director del Centro de Biodiversidad y Genética de la Universidad Mayor de San Simón, advierte que el promedio de las tasas de extinción de las últimas décadas ya es mayor al de la tasa de extinción de la últimas eras geológicas (millones de años). “Nosotros nos hemos vuelto nuestro propio meteorito que nos aniquilará en pocos años”, augura.

Aconseja que en el país se debe incrementar las superficies de las áreas protegidas y (el Gobierno) tener políticas muy claras y definidas para poder proteger los parques nacionales.

Lamentablemente, las autoridades nacionales y departamentales reaccionan solamente cuando hay incendios en el Parque Tunari, si se presentan avasallamientos en el Tipnis o si la Fuerza de Tarea Conjunta desarticula clanes que se dedican a plantar coca o producir cocaína en el Parque Carrasco.

El resto del año, los parques no reciben la atención necesaria. Se ha observado, recurrentemente, que el número de guardaparques es insuficiente para vigilar más de dos millones de hectáreas, si se toma en cuenta solo los parques Tunari, Tipnis y Carrasco.

Cuando se interpela a las autoridades correspondientes sobre este tema específico, argumentan que no hay presupuesto para contratar más personal y que hacen lo que pueden.

Asimismo, se observa que no hay programas integrales que permitan la preservación de las áreas protegidas, que se constituyen en los pulmones más importantes del país y de toda la región.

El Servicio Nacional de Áreas protegidas (Sernap) está consciente de que los parques albergan una gran biodiversidad y que permiten el control de la erosión y la regulación del clima, entre otros beneficios.

Por eso mismo se espera presupuestos acordes a las necesidades que existen en las áreas protegidas y que se trabaje con el número suficiente de guardaparques y biólogos para controlar y estudiar las diferentes especies de flora y fauna.

El Sernap asegura que las áreas protegidas cumplen un rol fundamental en la lucha contra el cambio climático y el calentamiento global, y es una forma de contrarrestar los efectos que actualmente se manifiestan en el mundo, como el derretimiento de glaciares, las fuertes inundaciones en las tierras bajas en época de lluvias, la aceleración de procesos de erosión o prolongadas sequías o, en términos de salud pública, la ocurrencia de enfermedades tropicales en regiones de mayor altitud.

Por estos motivos, el Sernap y otras instituciones deben trabajar para cuidar las 123 áreas protegidas identificadas en el país, porque eso beneficia directamente a los seres humanos que viven en la región.

La tarea de preservar es también una obligación de todos los bolivianos y de quienes visitan estos espacios para hacer turismo.

Hay leyes que protegen los parques nacionales, incluida la Constitución Política del Estado, lo único que falta es ponernos manos a la obra para proteger nuestro presente y nuestra vida.



Tags: deriva,protegidas,Áreas

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa