Cochabamba, domingo 23 de septiembre de 2018
Tiene un restaurante de comida típica

Comunicadora usa la radio para unir a bolivianos en Argentina

La chuquisaqueña Juana Camargo vive en Buenos Aires hace más de 20 años. Asegura que lo que más extraña del país es el tiempo con la familia y los amigos.
| | 13 agos 2018 | Ed. Imp.

LA COMUNICADORA BOLIVIANA JUANA CAMARGO, EN SU PROGRAMA DE RADIO CONSTELACIÓN EN BUENOS AIRES. JUANA CAMARGO



“Cada uno tiene una historia, una novela para contar”, aseguró Juana Camargo, una boliviana que vive en Buenos Aires (Argentina) desde hace más de 20 años.

La de ella, una comunicadora chuquisaqueña, se centra en su trabajo en radio Constelación, desde donde ayuda a los bolivianos que llegan a la capital argentina en busca de sus familiares o amigos.

Juana nació en Sucre. Ella prefirió no dar a conocer su fecha de nacimiento, y por ende, su edad. “Quiero mantener ese dato conmigo”, dijo con mucha amabilidad al conversar por WhatsApp. Es la única información que mantuvo en reserva sobre su vida.

Indicó que siempre le gustó el periodismo, la radio en especial.

“Quería estudiar comunicación social, pero no había esa carrera en las universidades de Sucre”.

Frente a ese panorama, y ante la insistencia de Juana de cumplir ese sueño, su papá decidió llevarla a Santa Cruz y la matriculó en la Universidad Evangélica Boliviana.

La comunicadora recordó que las pensiones eran muy caras y, sumados los gastos de vivienda, comida, transporte y otros, era casi imposible que sus progenitores los solventen.

Las posibilidades económicas no le permitieron seguir. Solo logró estudiar un año y volvió a Sucre.

SU PRIMERA INCURSIÓN Radio La Plata, una de las más importantes de la capital de Bolivia, un día decidió hacer una convocatoria para contratar a un reportero. Juana se presentó y, pese a que no tenía experiencia en ese campo, la contrataron porque vieron que tenía cualidades.

“Era un sueño hecho realidad”, indicó.

Recordó que fue la segunda mujer en esa ciudad que salía a las calles a buscar las noticias.

Las semanas y los meses fueron pasando y Juana se afianzaba en el trabajo. Al año y medio de estar en la radio, se le presentó la oportunidad de viajar a Buenos Aires. No dudó ni un instante y enrrumbó a la capital argentina.

Llegó a esa urbe en la década de los 90 y, como todo migrante, desempeñó varios trabajos, inicialmente, pero, luego, se fue abriendo camino y llegó a una radio de compatriotas (bolivianos).

“Los migrantes siempre son víctimas de discriminación, rechazo. Pero, soy muy agradecida porque siempre me trataron bien y tuve acceso a mis derechos, también cumplí con mis obligaciones”, dijo.

Añadió que desde que llegó a Buenos Aires siempre buscó legalizar su permanencia y, aunque con mucho sacrificio, lo logró.

Con el paso del tiempo se fue afianzando y cumplió su sueño: estudió la carrera de Comunicación Social. Lo hizo de forma paralela al trabajo.

Recordó que hace años, cuando llegó a Argentina, no había muchas radios para la comunidad boliviana en ese país. Ahora, las cosas han cambiado radicalmente. Hay más de 80 emisoras que no solo difunden la música boliviana e informan a la comunidad sobre lo que sucede en su país, sino que también tratan temas a profundidad y con la participación de gente especializada.

Indicó que, en su momento, el tema del Tipnis fue muy difundido y debatido. Ahora, las temáticas políticas están “de moda”.

El 21F y la repostulación del presidente del Estado, Evo Morales Ayma, está en todas las radios.

Tal como sucede en Bolivia, Juana dijo que también hay oyentes que toman partido por una u otra posición y, cuando un comunicador hace algún comentario a favor o en contra de la repostulación del Presidente, por ejemplo, es “agredido en las redes sociales o vía teléfono. El panorama es complicado”.

AYUDA A COMPATRIOTAS Si bien Juana y otros bolivianos se encargan de dar información, cultura y entretenimiento para la comunidad en Argentina, también hace una importante labor social porque, a través de los micrófonos y las redes sociales de la radio, logra que los compatriotas que llegan a Buenos Aires puedan reunirse con sus familiares o amigos que viven en ese país hace años y a los que, por alguna razón, les perdieron la pista.

“Se comunican con nosotros y nos piden que les ayudemos. Si bien no es lo único que hacemos, creo que es una tarea muy importante”, manifestó.

Comentó que han tenido casos de madres bolivianas que llegaron en busca de sus hijos que no los vieron desde hace muchos años.

Hacen el llamado en la radio y logran que se vuelvan a reunir.

LA COMIDA La otra faceta de la comunicadora es la cocina. Junto a su esposo, también de Sucre, decidió abrir un pequeño restaurante. En el lugar venden comida boliviana y también es un espacio para que las familias puedan compartir un tiempo juntas, como si estuvieran en su patria.

“Acá tenemos casi todos los ingredientes que hay en nuestro país. Podemos cocinar de todo”.

FAMILIA Y AMIGOS La comunicadora dijo que lo que más extraña de Bolivia es el tiempo con la familia y amigos.

Añadió que la vida es “muy agitada en Buenos Aires” y que al ser una ciudad tan grande casi no queda tiempo para disfrutar la compañía de las amistades.

“Añoro a mi ciudad. Ahí, puedo ir a trabajar, a mediodía podía ir a visitar a mi abuela, por ejemplo, en la tarde salía del trabajo y me quedaba tiempo compartir o salir con mis amigas”.

Acotó que eso es “imposible” en Argentina porque las distancias entre la casa y el trabajo son muy grandes y demandan horas.

La radialista comentó que se levanta a las 6:00 horas. sale de su casa a las 8:00 y recién vuelve a su hogar a las 23:00 horas, en el mejor de los casos.

“Lo que más extraño es estar en contacto con los seres queridos, la familia”.

Dos veces

Juana Camargo dice que hace muchos esfuerzos para volver a su tierra natal (Sucre), al menos dos veces al año.

Datos

Periódico

* La comunicadora Juana Camargo dijo que si bien su “fuerte” es la radio, ya que comenzó su carrera en ella, también tuvo la oportunidad de trabajar en un periódico que estaba destinado a la comunidad boliviana en Buenos Aires.

* Trabajó en Varios emprendimientos comunicacionales encaminados por bolivianos.

* Hace más de 10 años, con otro comunicador boliviano, tenían un periódico para la comunidad.

* Eran tiempos “muy difíciles. Estaba de presidente de Argentina Carlos Menem y los casos de xenofobia eran muchos. Fue insostenible y lo cerraron después de poco más de un año de haber circulado en Buenos Aires.

* Luego, Juana Camargo entró al periódico Vocero Boliviano, un medio escrito más conocido y con más peso. Ahí trabajó hasta el año 2007.

* Un año después, en 2008, ingresó al mundo de la radio, otra vez.

* Estuvo en radio Buenos Aires, luego en la emisora Estación Latina.

* Actualmente, trabaja en la Constelación FM.

Difícil

* La comunicadora aseguró que no es fácil adaptarse a un país ajeno.

* “Fue muy duro en los inicios. Los argentinos son más abiertos. Nosotros somos conservadores, mantenemos los valores que nos enseñaron en la familia. Cuesta acostumbrarse a un país, a una ciudad que es tan diferente a la nuestra”.





Tags: bolivianos,Argentina,unir,radio,usa,Comunicadora

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa