Cochabamba, miércoles 12 de diciembre de 2018

Comedor y los retos en la educación

Reflexión. Perder la beca alimenticia de la UMSS es un golpe duro para los estudiantes que demostraron tener ingresos económicos bajos. Esperamos que les motive a reflexionar.
| | 12 agos 2018 | Ed. Imp.

La noticia de que al menos 400 estudiantes perdieron sus becas comedor en la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), por haber reprobado en varias materias, seguramente cayó como un balde de agua fría a los que eran beneficiarios, pero también a los padres que encontraban un alivio económico en este programa.

Cuando un estudiante gana la beca comedor, se compromete a mantener un rendimiento académico aceptable. La universidad no exige notas de excelencia, tan solo que los becarios aprueben el 66 por ciento de las materias que cursan, con el puntaje mínimo (51 sobre 100).

Por ejemplo, si un universitario lleva cinco materias, debe aprobar cuatro para mantenerse en el comedor, pero algunos reprobaron dos o más.

Los beneficiarios que perdieron sus becas, según el jefe del Departamento de Bienestar Social de la UMSS, Alfredo Sarmiento, incumplieron el compromiso que firmaron.

La beca comedor es un beneficio importante, porque permite a los estudiantes cuyos padres no tienen suficientes ingresos económicos recibir una buena alimentación (almuerzo y cena), durante cinco meses por semestre o 10 en un año.

Actualmente, la universidad tiene 2.000 comensales que acuden diariamente al comedor y representa una inversión aproximada de más de 40 millones de bolivianos.

Perder esta beca alimenticia en la UMSS es un golpe duro para los estudiantes que demostraron tener ingresos económicos bajos, y esperamos que esta situación les motive a reflexionar sobre si realmente se están esforzando.

También debería servir como advertencia a las autoridades académicas de Cochabamba y del país para analizar qué estudiantes se forman en las escuelas, cuál es su nivel académico, por qué sigue existiendo esa brecha tan enorme entre la secundaria y la universidad.

Se habla mucho sobre la gran brecha que hay entre el colegio y la universidad, porque los estudiantes, especialmente de colegios fiscales, llegan con muchos vacíos, pero hasta el momento no se han elaborado políticas integrales para revertir esta situación.

Posiblemente algunos estudiantes que perdieron el beneficio del comedor universitario no se esforzaron lo suficiente para obtener buenas notas, pero en otros casos estamos seguros que los aplazos tienen que ver con la deficiente preparación que recibieron en sus unidades educativas, más aún si se toma en cuenta que llegan desde provincias alejadas en las que el nivel académico tiene un sinnúmero de deficiencias.

La universidad descubrió también que algunos estudiantes falsifican documentos para mostrar una situación económica precaria, quitando la oportunidad a otros que realmente necesitan este beneficio.

Para evitar que se siga cometiendo este fraude, la UMSS firmó un convenio con su carrera de Trabajo Social, que realiza inspecciones sorpresa a los becarios del comedor.

Pero, al margen de estos contratiempos, lo que deberían hacer las autoridades académicas es tomar medidas que apunten a mejorar, de una vez por todas, la calidad de la educación en el país.

El trabajo coordinado debería orientarse a lograr una educación de calidad, uniforme para colegios públicos y privados, en el área rural y la ciudad, de modo que cuando el estudiante decida seguir una carrera superior tenga las herramientas para salir adelante, con excelencia.

No todos aspiran a tener una licenciatura, sino también se inclinan por una carrera técnica. Pero, para cualquier reto, el estudiante debe estar calificado, de modo que cuando empiece su carrera, lo haga allanando todos los obstáculos.

Si tenemos estudiantes mejor preparados, habrá más universitarios titulados y la inversión del país retornará con el aporte de los profesionales.



Tags: educación,retos,Comedor

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE «EDITORIAL»:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa