Cochabamba, lunes 19 de noviembre de 2018
Histórico debate parlamentario

Senado argentino rechaza la ley de legalización del aborto

Los 38 votos negativos se impusieron a 31 favorables a la interrupción voluntaria del embarazo. Manifestantes divididos en dos grupos, acompañaron la sesión de más de 16 horas.
| BUENOS AIRES/clarÍn Twitter: @DiarioOpinion | 09 agos 2018 | Ed. Imp.

MANIFESTANTES ARGENTINAS CONTRA LA LEY QUE DESPENALIZA EL ABORTO. EFE/CISER CAROL



La legalización del aborto tuvo su histórico debate en el Congreso, pero este 2018 no será recordado como el año de su sanción. Tras haber pasado la primera prueba de fuego en Diputados, una mayoría antiabortista le cerró esta madrugada el camino a la sanción de la ley en el Senado con 38 votos en contra y 31 a favor.

Ante ese rechazo, el Gobierno de Mauricio Macri evalúa impulsar la despenalización de la mujer en la interrupción voluntaria del embarazo en el proyecto de reforma del Código Penal que enviará este mes al Congreso, según cita Clarín. De ese modo no habrá que esperar al próximo tratamiento con fecha incierta para avanzar en ese paso que en la Casa Rosada consideran menos controvertido, aunque la asistencia médica garantizada por parte del Estado quedaría limitada a los casos de violación y riesgo de vida de la mujer.

Para la reforma del Código, la comisión de expertos aconsejó en los casos de aborto reemplazar en el caso de las mujeres la prisión por otro tipo de penas y el Gobierno a través del ministerio de Justicia conducido por Germán Garavano buscaría que directamente quede sin sanción en la redacción. De ese modo el aborto seguirá configurado como un delito, aunque no habría pena para la mujer (se mantendrá para médicos, cirujanos, farmacéuticos, como en el actual Código). Eliminar el aborto del texto, la “opción de máxima” como calificó un integrante del Gabinete, quedó descartada: “Sería volver a generar una discusión muy fuerte. El consenso que vislumbramos en la sociedad e incluso en la Iglesia, aunque no lo expresen abiertamente, es que la mujer no sea penalizada. Es algo que todas las partes tolerarían”.

En el parlamento, tras más de 16 horas de debate, el proyecto de despenalización fue rechazado por sexta vez en 11 años, pero todos coinciden en que avanzó más que en anteriores ocasiones.

Con miles de personas movilizadas bajo la lluvia frente al Congreso -mayoritariamente “verdes” favorables a la ley, aunque los “celestes” del rechazo también ganaron masivamente las calles-, la maratónica sesión había arrancado a las 10.26 del miércoles, con pronóstico definido. Los antiabortistas llegaron con 37 votos asegurados (la mitad más uno del cuerpo) y sumaron antes del inicio del debate a un indefinido: el peronista tucumano José Alperovich.

La media sanción de Diputados que se puso a consideración proponía la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación, que debería atenderse en todas las instituciones públicas y privadas de salud, dentro del Programa Médico Obligatorio (PMO), como una prestación básica de salud. Los impulsores del proyecto alegaron que en el país hay entre 47 mil y 52 mil hospitalizaciones al año a consecuencia de abortos clandestinos mal realizados, y decenas de mujeres (43 en 2016, según estadísticas oficiales) mueren por esa causa.

Algunos incidentes aislados comenzaron a minutos de la votación del aborto legal en la Cámara de Senadores y continuaron luego del fallo de los legisladores.

Mientras hablaba el senador Luis Naidenoff, el último del extenso listado, hubo fogatas y carros hidrantes en una zona de la "marcha verde". Los altercados continuaron unos minutos, luego de que se rechazara el proyecto.

Al mismo tiempo, unos pocos manifestantes atacaron el vallado de seguridad y lanzaron elementos contundentes contra los efectivos de Gendarmería.

Unos minutos antes, el "sector celeste", compuesto por aquellos que se oponen al proyecto por el aborto seguro, legal y gratuito, había celebrado de forma anticipada con fuegos artificiales.

Cambio

“Las miless de chicas que están en la calle me hicieron cambiar de opinión”, afirmó la expresidenta de Argentina, Cristina Fernández, que votó en contra de la ley.

“Pañuelazo” internacional a favor de la norma  

BOGOTÁ Millones de personas en varias partes del mundo se unieron ayer al "pañuelazo internacional" para hacer suyo el pedido de la despenalización del aborto en Argentina. Embajadas, consulados, plazas y redes sociales fueron el escenario de las cientos de manifestaciones con un solo pedido: "#abortolegalya", de una iniciativa que ya recibió el visto bueno en la Cámara Baja en junio pasado y que establece que toda gestante tiene derecho a interrumpir su embarazo durante las primeras 14 semanas.

En Bolivia se registraron marchas a favor y en contra, pese a que el aborto está permitido cuando el embarazo pone en peligro la vida o la salud de la mujer o en caso de violación. En Lima las manifestantes repetían en coro "Aborto sí, aborto no, eso lo decido yo", " Asesinos, asesinos son ustedes, que en aborto clandestino las que mueren son mujeres" .

Legislador dice que hay “violaciones sin violencia”

BUENOS AIRES El senador argentino Rodolfo Urtubey, del peronista Partido Justicialista, generó polémica al afirmar, durante la sesión en la que se debatía la ley del aborto, que hay casos de violación en los que "no se puede hablar de violencia" pero tampoco de "consentimiento".

"Hay algunos casos donde la violación no tiene esa configuración clásica de la violencia sobre la mujer", remarcó.

A su juicio, "a veces la violación es un acto no voluntario con una persona que tiene una inferioridad absoluta de poder frente al abusador", como por ejemplo en el abuso intrafamiliar, en la que consideró que "no se puede hablar de violencia pero tampoco se puede hablar de consentimiento, sino de una subordinación o sujeción". Las argumentaciones generaron controversia en redes sociales.





Tags: legalización,aborto,ley,rechaza,argentino,Senado

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE «MUNDO»:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa