Cochabamba, domingo 23 de septiembre de 2018

Conservemos la obra de Sucre

Reflexión. Un aniversario es siempre motivo de celebración, pero también una oportunidad para reflexionar sobre lo que se ha logrado en los últimos años, las tareas pendientes y cuáles son nuestras perspectivas.
| | 06 agos 2018 | Ed. Imp.

Bolivia está de aniversario. Hoy se viste de gala porque cumple 193 años desde que se independizó del yugo español. El 6 de agosto de 1825, los próceres de la patria firmaron el Acta de la Independencia en Chuquisaca.

Este documento, redactado por el entonces presidente del Congreso, José Mariano Serrano, señala en su parte expositiva: "El mundo sabe que el Alto Perú ha sido en el continente de América, el ara donde vertió la primera sangre de los libres y la tierra donde existe la tumba del último de los tiranos (…)".

Un aniversario es siempre motivo de celebración, pero también una oportunidad para reflexionar sobre lo que se ha logrado en los últimos años, las tareas pendientes y cuáles son las perspectivas que nos depara el porvenir.

Si se trata de reflexionar sobre el país que heredamos de nuestros antepasados, debemos recordar la vigorosa sentencia del Mariscal Antonio José de Sucre: "Aún pediré otro premio a la nación, el de no destruir la obra de mi creación".

Hoy es un día oportuno para meditar si realmente trabajamos para preservar la creación del Mariscal de Ayacucho, quien luchó junto al Libertador Simón Bolívar por la emancipación de varios países de Sudamérica, o, al contrario, estamos destruyendo su legado.

En los últimos años se han observado, cada vez con más intensidad, las confrontaciones sin cuartel que menudean entre los oficialistas y opositores, que se disputan el poder político.

Ya se ha dicho, en forma recurrente y hasta el cansancio, que estos grupos políticos pelean solo por sus intereses, tratando de vapulear a su adversario, sin querer percatarse del daño que le hacen al ciudadano de a pie, a los niños, jóvenes, mujeres y adultos mayores.

"(…) No destruir la obra de mi creación" implica que como bolivianos, dejando por un momento los colores políticos o los intereses partidarios o de grupo, trabajemos en armonía, sumando voluntades para conseguir el bienestar de la mayor parte de los habitantes del país. Pero sucede lo contrario, a tal punto que semanas antes de los actos centrales de celebración por el 6 de agosto, opositores y oficialistas se lanzaron dardos de advertencia, que solo enrarecieron más el ambiente.

Al contrario, lo que debería primar es el trabajo en equipo y la reconciliación entre los bolivianos, pero no solo en las fiestas patrias, sino todo del año.

Los esfuerzos conjuntos, además del entendimiento entre los bolivianos, deberían estar orientados a bajar los índices de la pobreza, acceso a una educación de calidad, a una atención de salud universal y que nadie, en lo posible, sufra hambre. En suma, se trata de conseguir la mayor equidad posible para todos, que no haya ciudadanos de primera, segunda o tercera.

El acto principal, que se realizará en la Casa de la Moneda de Potosí, viene antecedido de amenazas entre quienes promueven una nueva postulación del presidente Evo Morales, en las elecciones de 2019, y los que piden respeto a los resultados del referendo del 21 de febrero de 2016, en el que el mayor porcentaje de los electores rechazó esa posibilidad.

Es cierto que pensar en una reconciliación inmediata entre los que tienen ambiciones por el poder parece una utopía, pero no se debería descartar totalmente esta intención.

"(…) No destruir la obra de mi creación" implica también dejar de lado las peleas intestinas, respetar los recursos del erario nacional, apoyar los proyectos que estén bien encaminados y, en lo posible, dirigir el barco hacia un mismo puerto.

Bolivia cumple hoy 193 años, con sus aciertos y desaciertos desde su independencia. Depende de la voluntad de todos los bolivianos para lograr días mejores y, de esa forma, dejar un legado a nuestros hijos, para que ellos preserven la obra del Mariscal de Ayacucho.



Tags: Sucre,obra,Conservemos

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa