Cochabamba, martes 21 de agosto de 2018

La disputa política hoy

| Sociólogo, miembro del colectivo La Zurda borisriosbrito@gmail.com | 04 agos 2018 | Ed. Imp.

Este 6 de agosto, en Potosí comienza una etapa en la que se inicia un periodo de lucha política. Como en los momentos más álgidos de la coyuntura nacional, los sectores de oposición al proceso de cambio han logrado ingresar a la disputa de los espacios y los significados de la política. No se trata solamente de decidir sobre lo público, sino del derecho a definir el significado de lo público, que es un acto eminentemente político.

Como parte de la estrategia común de la variopinta oposición, se ha dispuesto del repertorio de lucha, tradicionalmente de izquierda, de poner el cuerpo con marchas y huelgas, plantones y constantes actos públicos de hostigamiento al adversario, pero no contentos con ello, con la música, símbolos y colores de esa izquierda que estuvo dispuesta a brindar su vida para resistir a las dictaduras militares. Aquellos que no querían oler a callejuela, harapo y palabrota, como diría Silvio Rodríguez, ahora se apropian de las prácticas de los que calificaban como vándalos.

Asimismo, han echado mano sobre el derecho de significar a la democracia, primeramente en defensa de las minorías de su representación parlamentaria que exigía discutir y decidir como una fuerza igual a la de las mayorías. En su mismo razonamiento liberal, la derecha opositora empezó a descalificar a las mayorías y llamar a sus acciones y sus prerrogativas como autoritarias y dictatoriales, mientras centraban sus miras sobre el liderazgo de Evo Morales.

Los sectores opositores, que no pueden sino ser calificados genéricamente como de derecha, aunque tengan sus propias diferencias, también han echado mano de artilugios como el concepto de “ciudadano” para hacer una diferenciación tan antojadiza como racista de colectivos reales e imaginarios de las organizaciones y movimientos sociales.

No se trata solamente de que la oposición, que es de derecha, reitero, ensucie la historia y la lucha en nuestro país, borrando a quienes realmente lucharon contra las dictaduras y el capitalismo y consiguieron la democracia, arrebatando a todos nuestra condición de ciudadanía y apropiándose del repertorio de lucha de la izquierda, sino, de lo que se trata es que se encuentra en juego la restauración (neo)liberal o la profundización y radicalización de las conquistas actuales.



Tags: hoy,política,disputa

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa