Cochabamba, sábado 17 de noviembre de 2018

Gas natural para todos los hogares

Avance. Los datos del Gobierno, de ser precisos, muestran un gran avance en su intención de masificar el consumo de gas natural, toda vez que Bolivia es un productor por excelencia de este hidrocarburo.
| | 29 jul 2018 |

Levantarse de madrugada, hacer interminables colas y pagar más del precio establecido por una garrafa de gas licuado de petróleo de 10 kilos ha quedado solo como un incómodo recuerdo para miles de familias en Cochabamba.

De un tiempo a esta parte, un gran segmento de las familias de la Llajta recibe el gas directamente en sus domicilios y ya no debe preocuparse si viene o no el carro garrafero.

Un último informe de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), del 25 de julio pasado, señala que en Cochabamba se hicieron 142.575 instalaciones de gas domiciliario, en forma gratuita, beneficiando a por lo menos 713.000 personas.

El comunicado de la petrolera señala que el número de conexiones de gas domiciliario en ese periodo es casi siete veces más respecto a las realizadas por la empresa privada Emcogas entre 1989 y 2009, según una nota de la Agencia Boliviana de Información.

El presidente de YPFB, Óscar Barriga, afirmó en pasados días, según ABI, que la inversión acumulada en el sector, entre 2010 y 2018, supera los 1.646 millones de bolivianos.

En todo el país, según el Ministerio de Hidrocarburos, hay 4.2 millones de familias que tienen acceso a gas domiciliario, es decir, un combustible más limpio y seguro.

En Cochabamba, las poblaciones beneficiadas con gas domiciliario, según YPFB, son Cercado, Arani, Capinota, Santiváñez, Chimoré, Entre Ríos, Puerto Villarroel, Totora, Sacaba, Villa Tunari, Arbieto, Tarata, Cliza, Tolata, Punata, San Benito, Colcapirhua, Quillacollo, Sipe Sipe, Tiquipaya, Vinto, Shinahota, Aiquile e Ivirgarzama.

Estos datos, de ser precisos, muestran un gran avance en la intención del Gobierno, de masificar el consumo de gas natural, toda vez que Bolivia es un productor por excelencia de este hidrocarburo.

Tener gas natural durante las 24 horas del día, a un precio accesible (la tercera parte de lo que cuesta una garrafa), según el consumo, es una noticia que alivia a quienes se integran día que pasa al sistema de gas natural.

Al margen de las familias, las empresas, especialmente las pequeñas y medianas, se benefician con el servicio de gas natural, porque el uso de este energético les permite ahorrar recursos económicos.

Sin embargo, una queja recurrente de más de un usuario es que las entidades bancarias en las que se pagan las facturas por este servicio cambian con frecuencia, o dejan de cobrar.

Un ama de casa explicaba, por ejemplo, que durante varios meses canceló sus facturas en una determinada entidad financiera y, de la noche a la mañana, le avisaron que habían suspendido el cobro por este servicio.

Más de un usuario dejó de pagar por el servicio, porque no sabía adónde acudir, y la consecuencia inmediata fue el corte y el pago de multas elevadas.

Por eso, sería importante que la empresa que administra este servicio haga contratos con la mayor cantidad de entidades financieras y las mismas se mantengan a largo plazo, en beneficio de los usuarios.

Para hacer efectivo el pago por el servicio de energía eléctrica, los usuarios de la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica Cochabamba (ELFEC) tienen un sinfín de entidades bancarias en el centro de la ciudad y en los diferentes municipios, incluidos los barrios, pero no sucede lo mismo con el gas domiciliario.

Otro contratiempo que se ha percibido en algunos barrios es que se realizan trabajos de pavimentado sin prever algunos servicios básicos, por lo que cuando se debe instalar las redes de gas se destruye lo construido.

Sin embargo, no obstante a estos contratiempos, la instalación de gas natural en los hogares de Bolivia debe seguir avanzando, si es posible, con más solvencia, y llegar a todos los municipios y comunidades.



Tags: hogares,todos,natural,Gas

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE «EDITORIAL»:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa