Cochabamba, sábado 17 de noviembre de 2018

Prevenir la trata y tráfico de personas

Alerta. Son también vulnerables los jóvenes que tienen problemas con sus padres y, por enojo, deciden escapar de sus hogares. Ellos, que pasan por un momento difícil, son presas fáciles de los delincuentes.
| | 27 jul 2018 |

El número de casos de trata y tráfico y desaparición de personas se incrementó de 67 a 186 en tres años, según un informe presentado el pasado 23 de julio por la División de Trata y Tráfico de Personas de la Policía de Cochabamba, y publicado por OPINIÓN.

Este dato preocupa sobremanera, porque confirma una realidad que afecta no solo a Cochabamba y el país, sino que es un delito mundial que se perpetra cada vez con más frecuencia, siendo los niños y adolescentes (hombres y mujeres) los más vulnerables.

Ante este preocupante panorama en la región, la directora del Servicio Departamental de Gestión Social de Cochabamba, Casimira Rodríguez, anunció que el Consejo Departamental, que se encarga del tema, trabaja en un plan de acción para sensibilizar a la población vulnerable y busca desarrollar una labor con las autoridades para involucrarlas en la problemática.

Los casos de trata y tráfico son difundidos por los medios de comunicación, así como las campañas de prevención, dirigidas especialmente a la población joven, pero lamentablemente se siguen escuchando historias de personas desaparecidas o que son reclutadas con fines de explotación laboral o sexual.

Es importante destacar que, en primer lugar, los padres deben hablar con sus hijos y, sin infundirles temor, advertirles sobre los riesgos de hacer caso a determinados mensajes que reciben vía correos electrónicos, redes sociales y, últimamente, WhatsApp.

El adolescente debe saber que cuando hay ofertas tentadoras, especialmente de trabajo bien remunerado y con opción de viajar, debe tener cautela y pensar dos veces antes de aceptar.

En caso de que decida aceptar, porque no todas las ofertas están relacionadas necesariamente con el delito de trata y tráfico, el joven, en lo posible, debe ir acompañado de sus padres o una persona mayor. De esa forma, evitará estar expuesta a ser víctima de un delito que, como decíamos, se ha incrementando en Bolivia y otros países.

Son también vulnerables los jóvenes que tienen algún desacuerdo con sus padres y, por enojo, deciden escapar de sus hogares. Estas personas, que pasan por un momento difícil, son fácilmente captadas por los delincuentes.

Una nota publicada por OPINIÓN el 24 de abril pasado daba cuenta de que Bolivia tiene alto potencial de ser el país de origen de víctimas de trata de personas, según la mexicana Mónica Salazar.

La experta advirtió que muchos bolivianos son reclutados con fines de trabajo forzoso en rubros como la construcción, producción agrícola y minería, entre otros.

Concluyó que, a diferencia de lo que muchos creen, hay más violencia en la explotación laboral que en casos con fines de prostitución, porque el delito no es identificado por las víctimas y tampoco por las autoridades.

Muchos jóvenes ven normal la explotación laboral y el maltrato en sus fuentes de trabajo, porque no tienen muchas opciones y creen que les hacen un favor al darles una oportunidad.

Otro dato que preocupó a las autoridades fue el conocido en mayo de 2017, que señalaba que Cochabamba había ocupado el tercer lugar en casos de trata y tráfico de personas, 54 de un total de 486 atendidos en el país.

Para evitar la trata y tráfico, los padres deben dialogar permanentemente con sus hijos, generar confianza en el hogar, conocer en lo posible a sus amistades, sin que ello signifique inmiscuirse en sus vidas hasta atosigarlos.

Los niños y los jóvenes deben desconfiar de las personas extrañas y no aceptar regalos, porque los mismos pueden tener el fin de ganar su confianza para secuestrarlos.

El objetivo de los padres no debe estar orientado a crear temor en sus hijos, pero sí a que sean precavidos y, en cierta medida, desconfiados porque, lamentablemente, el delito de trata y tráfico de personas está presente.



Tags: personas,tráfico,trata,Prevenir

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE «EDITORIAL»:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa