Cochabamba, sábado 17 de noviembre de 2018

Transparencia en los diezmos

Las dos caras. En algunos casos, los diezmos son bien empleados, pero se conocen casos de pastores que se han vuelto millonarios de la noche a la mañana.
| | 25 jul 2018 |

Juana López entrega religiosamente el 10 por ciento de lo que gana cada mes a su iglesia, como parte de sus "obligaciones", y lo hace de buena gana, según su relato. Asegura que este aporte es voluntario y quienes no tienen ingresos están exentos de hacerlo.

Esta mujer, así como miles de personas en Bolivia y millones en el mundo, entregan este dinero para, según lo que les explican, realizar obras sociales y construir sus edificios.

¿Pero, cuánto recaudan cada año y en qué invierten las iglesias que cobran los diezmos? Esta interrogante ha surgido en más de una oportunidad, así como la idea de que se deberían fiscalizar estos recursos, además de las donaciones que reciben del exterior.

Seguramente con el fin de transparentar el monto que recaudan las iglesias cristianas y el destino que se da a este dinero, el diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS) Sergio Choque anunció que elaborará un proyecto de ley para regular el cobro de diezmos, según la agencia ERBOL, en una nota publicada el 23 de julio pasado.

Esta iniciativa del legislador parece una buena medida y no debería causar molestia en las iglesias, toda vez que cuanto más transparente sea la administración de esos recursos, los mismos feligreses estarán más tranquilos de que el dinero que confían a sus pastores está en buenas manos, o mejor dicho es bien utilizado.

Choque afirmó que decidió impulsar este proyecto de ley a raíz de las denuncias que recibió en sentido de que hay cobros de gran cantidad de dinero en diezmos y que no se sabe en qué se usa ese dinero.

Sin ir muy lejos, en Perú, según una nota publicada por OPINIÓN el 1 de noviembre de 2017, una iglesia cristiana había recaudado 10 millones de dólares en diezmos, en cinco años, y nunca pagó impuestos y menos rindió cuentas a sus feligreses.

Los seguidores de esta iglesia, según el artículo de prensa, entregaban sus diezmos sin recibir recibos o comprobantes que demuestren sus aportes.

En el caso de Bolivia, hay varias iglesias que cobran el diezmo a sus seguidores, a quienes les exhortan a pagar, en algunos casos indicándoles que es una obligación. No se conocen datos en el país de cuánto recaudan o si rinden cuentas a sus feligreses.

El anuncio del diputado del MAS apunta también a fiscalizar las donaciones que recibe la Iglesia católica que, en muchos casos, se emplea en obras sociales que favorecen a la gente pobre, en el ámbito de salud por ejemplo.

No dudamos de que, en algunos casos, estos recursos son bien empleados y celosamente administrados por los pastores, pero se conocen también de líderes de iglesias que se han vuelto millonarios de la noche a la mañana, defraudando a sus seguidores, la mayor parte de bajos recursos.

Los diezmos se utilizan, en el caso de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, según el portal www.mormon.org, para construir templos, capillas y otros edificios; financiar el programa misional y preparar materiales que se utilizan en las clases de la iglesia, entre otras actividades.

Seguramente quienes utilicen en forma adecuada los diezmos y lo justifiquen con los respaldos que exige la ley, seguirán durmiendo tranquilos, pero no aquellos que están enriqueciéndose con la fe de la gente.

Choque anunció que elaborará esta ley en coordinación con la comisión legislativa encargada del tema y se buscará consensos con los actores involucrados.

Esta iniciativa, reiteramos, nos parece sensata, siempre y cuando no se lo impulse solo porque exista algún desacuerdo o pugna con las iglesias, porque eso solo provocaría malestar.

También deberían ser los propios feligreses quienes exijan una rendición de cuentas a sus iglesias. Finalmente, decir que paguen o no impuestos será otro tema de debate.



Tags: diezmos,Transparencia

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE «EDITORIAL»:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa