Cochabamba, jueves 20 de septiembre de 2018
Un 15 por ciento se reintegra a su familia

Sedeges: 1.500 menores son abandonados por sus padres

Los casos disminuyeron en 20% en comparación con 2017. Los niños, niñas y adolescentes pasan a resguardo de la Gobernación por medio de un juez.
| | 10 jul 2018 |

UNA VISTA DE UNA NIÑA EN UNA CALLE DE COCHABAMBA. ARCHIVO



En los tres primeros meses del año, el Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges) de la Gobernación de Cochabamba registró 1.500 casos de menores que fueron abandonados por padres. De esta cifra, un 15 por ciento volvió a reintegrarse con su familia.

La responsable del Área de Acreditación, Romina Alberti, indicó que, en comparación con 2017, en el mismo periodo, el abandono de menores disminuyó en un 20 por ciento , toda vez que el año pasado se registraron 2.000 casos.

Dijo que este tipo de casos se da en familias con una condición “económica difícil”, como, por ejemplo, las de madres solteras que dejan a sus hijos solos y van en busca trabajo, donde básicamente los menores están en una situación de abandono.

Mencionó que, una vez que se conoce este tipo de casos, las defensorías de la niñez y el Sedeges intervienen, y un juez determina la situación jurídica del menor.

Indicó que, antes de que los niños ingresen a un centro de acogida, se hace la valoración social y sicológica, dependiendo de la tipología con la que ingresen.

Lo que se hace es una filiación judicial, donde se baja la extinción paterna y materna para que se pueda proceder a una adopción. El niño tiene derecho a una familia”, dijo.

Alberti mencionó que su objetivo es que los niños vuelvan con su familia primaria. Para cumplir con esa meta, trabajan en la reintegración con los mismos papás, tíos, abuelos o familiares más cercanos a los menores.

“Lo que se busca es que el niño vuelva a un lugar seguro y estable”, señaló.

REINTEGRACIÓN Dijo que, para que un menor vuelva a su hogar, el proceso de reintegración es largo y el Sedeges está en calidad de custodio.

Explicó que los progenitores deben pasar por la escuela de padres y hacer valoraciones sicológicas y sociales para ver que el proceso de reintegración familiar sea exitoso.

“Una vez que el niño o niña regresa a su hogar, hay que continuar con el proceso. Muchas veces existen reintegraciones fallidas por el mismo hecho que el menor no se acostumbra a su hogar y hay cierto rechazo por parte de su familia”, afirmó.

Expresó que aún la incidencia en la reintegración familiar es baja, por el hecho de que muchas familias no tienen las posibilidades económicas para que se lleve adelante el proceso.

Reintegración

El Sedeges trabaja para que los niños, niñas y adolescentes vuelvan con sus padres o con su familia ampliada (abuelos, tíos o hermanos).



Tags: sus,padres,abandonados,son,1.500,menores,Sedeges:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa