Cochabamba, sábado 18 de agosto de 2018

Argentino desapareció a los 15 años y una mujer lo encontró a los 30 en Perú

| clarin.com | 13 jun 2018 |

EL ESTADO ACTUAL DE ARIEL ALBERTO NACER. (FOTO: FACEBOOK FLORENCE ARCE ROSS)

El 14 de enero de 2003, Ariel Alberto Nacer, de 15 años, dejó la casa de un amigo con destino a la suya, en Buenos Aires. Pero nunca llegó. Desde entonces, pasó el mismo tiempo que tenía de vida al momento en que desapareció: otros 15 años. Ahora, lo encontraron en otro país: abandonado, mal de salud y sin recordar casi nada sobre su familia ni sobre qué le pasó.
Estaba viviendo en la calle. En el barrio San Borja de Lima, Perú. Una mujer, a la que le llamó la atención su acento argentino, se acercó a hablarle, se preocupó por él, logró que le cuente algunos detalles de su historia y lo contactó con el Consulado. De a poco, atando cabos, se dieron cuenta de que su caso coincidía con el de una persona perdida reportada en Argentina hace 15 años.
El hombre tiene problemas psiquiátricos y, hasta ahora, sólo pudieron ubicar a un medio hermano de 18 años, según confirmaron desde Cancillería Argentina a Clarín. Dónde estuvo y qué le ocurrió durante todos estos años es un misterio. Tiene una enorme cicatriz en la frente, pero tampoco recuerda la causa.
Ariel estaba en situación de calle. La mujer que se interesó y lo ayudó se llama Florence Arce Ross. Es una peruana que lo vio y se acercó a darle unas monedas. Pero, al notar que su estado de salud era delicado, alertó a la Policía. En la Comisaría, fue atendido por un médico, lo bañaron y le consiguieron ropa.
Florence siguió de cerca su caso y compartió la poca información que el joven le fue dando a través de videos que subió a las redes sociales

“Me percaté desde que lo vi de que drogadicto no era. Por su lenguaje corporal, me di cuenta de que no era agresivo. Estaba muy calmo, tenía mucha ternura en su cara. No tuve temor de acercarme a él por eso. Tenía miedo que no me respondiera nada, porque también podía pasar”, le dijo Florence a C5N.
Y agregó: “La mamá parece que no está bien de salud mental. Tiene tres hermanos, cada uno de un papá distinto, y cada uno está haciendo su vida. El único que ha logrado responder a las llamadas es el hermano menor, que tendría 18 años”.
Al final, y con la certeza de que era argentino, visitó el Consulado, donde, según asegura, no la trataron bien. “Pasé un mal momento en el Consulado argentino en Perú. Sentí ante la cónsul que estaba estorbando. Que les estaba llevando un problema. Me corrigió varias veces y le dije que me quería encargar de Ariel hasta último minuto, y me dijo que hasta ahí llegaba yo, que no podía hacer más nada”, precisó la mujer.
Ella dijo, a través de su cuenta de Facebook, que la familia de Nacer es de Avellaneda y que su mamá se llama Nélida. Además, señaló que el joven ya había estado en el Consulado, con una mujer trans. Según esta versión, visitó el sitio “hace dos años para hacer un nuevo documento”

La embajada argentina en Perú emitió un comunicado (donde figura con un nombre que no es el correcto).
En el comunicado, aclararon que “será el Consulado General quién adoptará los pasos necesarios para preservar su salud y retornarlo con sus seres queridos”.
Pero la versión de Florence, según lo que pudo averiguar, es que Ariel salió de Perú para volver a entrar e incluso gestionar un nuevo documento: “Hace dos años Ariel estuvo en el Consulado para hacer un nuevo documento. ¿Cómo no se dieron cuenta que el chico estaba acompañado por una persona que no tenía nada que ver con él? Él no ata ni una oración, está mudo todo el tiempo. Sólo responde con monosílabos". "Incluso hace poco estuvo en Bolivia. Y no para de pedir por su abuelita", agregó Florence.
Desde la Dirección General de Asuntos Consulares, dependiente de la Cancillería Argentina, confirmaron a Clarín que Ariel es un paciente psiquiátrico, que su estado de salud es delicado y que en Lima lo están asistiendo y conteniendo”.
A su vez, remarcaron que “Asuntos Consulares se pudo comunicar hasta el momento con un medio hermano de 18 años”. Es decir, con un joven que tenía tres años cuando Ariel desapareció. Aunque aclararon que “la denuncia por su desaparición se realizó en 2003 y luego no se reiteró, por lo cual no se encontraba activa. Y dijeron que, “aparentemente, no tiene en Argentina una red familiar que lo pueda albergar o contener”.
“Los funcionarios del Consulado están intentando recabar la mayor información posible sobre su situación actual y sobre su historia personal y familiar”, agregaron, y destacaron que, junto a las autoridades peruanas, tienen la intención de investigar qué fue lo que ocurrió con Ariel durante los últimos 15 años. Si estuvo solo o acompañado, y si fue de algún modo obligado a dejar el país.
Mientras tanto, dicen desde la Cancillería, la idea es estabilizarlo. Una vez que se logre eso, “él debe consentir con ser trasladado” a la Argentina. Por último, explicaron que “no tiene ningún tipo de restricción por parte de Interpol, la Dirección Nacional de Migraciones o el Renaper, y que por esa razón viajó en reiteradas oportunidades entre Argentina y Perú”.



Tags: encontró,Perú,mujer,años,desapareció,Argentino

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa