Cochabamba, viernes 19 de octubre de 2018
OIKOS

“Los datos científicos tienen que ser aplicables”

|  Ph.D., docente de la Universidad de Évora, Portugal edu_mora123@outlook.com | 13 jun 2018 |

Ya me lo han dicho varias veces funcionarios de la Alcaldía y universidades durante mis investigaciones básicas en la laguna Alalay. Y esa es una aseveración tan burda como la expectativa de que la ciencia debe siempre aportar un rédito inmediato. Ahí yace, precisamente, la falla de esa afirmación, en la búsqueda de instantaneidad en las soluciones a problemas que surgen como resultado de un largo proceso de gestación. El estado actual de la laguna es producto de varias actividades humanas que han venido sucediendo por años, procesos acumulativos cuya sinergia desemboca, entre otros, en las floraciones de algas nocivas y las emanaciones de gases tóxicos que ahora afectan la salud de los cochabambinos.

Pensar que la aplicabilidad de los datos científicos debe ser inmediata es desconocer la naturaleza de la investigación científica, equipararla con actividades técnicas, e ignorar por completo las diferencias entre las ciencias básica y aplicada. Cavar piscinas de ensayo y construir modelos a escala de humedales de purificación no es investigación científica, es una actividad puramente técnica de adaptación de conocimientos que ya fueron producidos mediante la aplicación del método científico. Estudiar cómo se producen los gases y cianotoxinas y cómo se diseminan en el aire, qué organismos existen en la columna de agua y cuáles son sus potenciales efectos en la salud, la descripción de nuevas especies o la investigación de la dinámica de poblaciones y comunidades de seres vivos, esas sí son actividades científicas propiamente dichas. Es decir, si descubro y describo una nueva especie, no existe una aplicabilidad inmediata de ese conocimiento si no es a través de un estudio subsecuente que ligue tales datos al contexto de lo que ocurre en Alalay. Y con toda seguridad digo que la Alcaldía y las universidades no han aplicado a la fecha nada de lo que hemos investigado en la laguna.

El esfuerzo que existe a nivel de entidades públicas y privadas de demonizar la ciencia básica es completamente incomprensible ya que la ciencia aplicada no podría producir soluciones si no es a la luz del conocimiento generado por una etapa previa de estudio de los elementos a manipular en la consecución de esas soluciones. Por mucho tiempo hemos estado dominados por una actividad de “copie y pegue”, en términos científicos, sin darnos cuenta de que la teoría foránea ha sido desarrollada para otros ecosistemas y otras condiciones, realidades externas poco o nada aplicables a nuestro medio. En temas de funcionamiento de ecosistemas y calidad de agua, por ejemplo, la teoría y estándares han sido desarrollados para ecosistemas europeos y norteamericanos; los parámetros de calidad de agua de la Ley del Medio Ambiente 1333 son una copia de la antigua legislación española.

Otra vez, creo que las autoridades deben ya sanarse de su delirio de persecución y tomar las críticas con la madurez y seriedad que el caso merece. No se solucionará el problema de la laguna haciéndole la contra a los científicos, ni politizando problemas ambientales en prensa y televisión. Necesitamos gente que vea esos problemas por lo que son y busquen soluciones reales, dejando ya de jugar con la salud de la población, porque eso ya raya en la criminalidad.



Tags: ser,aplicables”,tienen,científicos,datos,“Los

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa