Cochabamba, sábado 18 de agosto de 2018
122 en terapias grupales, alternativas y psicológicas

Varones buscan erradicar su violencia de manera voluntaria

El proyecto Hombres de Paz nace con el objetivo de crear una cultura de paz en las familias estableciendo la premisa de prevenir la agresión intrafamiliar y generar buen trato. 
| | 11 jun 2018 |

HOMBRES PARTICIPAN DE UNA TERAPIA GRUPAL EN EL PROGRAMA HOMBRES DE PAZ. BENJAMÍN JAMES



Hombres de Paz, un programa de la fundación sin fines de lucro Voces Libres, busca sembrar la cultura de paz en los varones del departamento.

Este programa aglutina a hombres con problemas de ira, violencia pasiva y violencia activa, que asisten al centro de manera obligatoria, y en un porcentaje significativo de manera voluntaria.

Los participantes son derivados de los tribunales de justicia, de las estaciones policiales integrales (Epis) y de Servicios Legales Integrales Municipales (SLIM).

Para ser parte del programa los participantes deben pasar una prueba psicológica, puesto que el programa atiende a varones que tienen problemas de violencia y no así de otras patologías o que hayan cometido otro tipo de delitos.

Una vez que el participante accede al programa, inicia una terapia psicológica individual que consiste en entrevistas personales periódicas con psicólogos profesionales que evalúan el grado de agresividad y miden su progreso.

La terapia grupal es una práctica poco frecuente en Cochabamba, pero es parte fundamental del programa. Los varones pueden intercambiar sus experiencias, ayudarse y poder superarse y mejorar en comunidad.

La terapia alternativa es la más aceptada por los varones, porque se utilizan métodos de relajación, con musicoterapia, aromaterapia, yoga y técnicas de liberación de estrés.

Las sesiones se realizan una vez a la semana y duran aproximadamente dos horas y media. Inicia a hora puntual con un número de ocho a doce participantes.

La clase inicia con la entrevista psicológica individual, donde se monitorean los progresos realizados desde la útima sesión.

Después, se procede a la terapia alternativa realizada por una terapeuta experta en este tipo de proyectos. Ella emplea música con sonidos programados en ondas Theta que están asociadas con las primeras etapas de sueño, logrando una relajación apropiada para enseñarles a canalizar el flujo de energía que ellos tienen en los momentos de ira y derivarlos a una resolución pacífica de sus conflictos.

La actividad culmina con una reflexión grupal y el compromiso de mejorar diariamente como personas y miembros de una sociedad de paz.

El proyecto recibe un 30 por ciento de hombres voluntarios, quienes acuden por recomendación de sus familiares o de manera personal al escuchar las cuñas radiales que tiene la organización.

El participante voluntario, indica que nunca se percató de su problema, hasta que un día vio a los hijos de su pareja escapar de él cuando pretendía abrazarlos.

Se dio cuenta de que algo andaba mal después de una discusión “insulsa” con su pareja. El criticó su forma de vestir, la jaloneó y la empujó a la cama, causándole moretones en los brazos. Al verla llorando y en mal estado, salió a la cocina, donde los niños de 4 y 7 años lo miraban con miedo. Intentó abrazarlos, pero ellos escaparon hacia su madre.

Entonces fue cuando decidió no perder a su familia y someterse a esta terapia que, según relata, le hace mucho bien. Tiene una mejor relación con su pareja y, aunque aún no controla totalmente la ira, evita ser violento físicamente. Él está en proceso de sanación.

Este es uno de los muchos testimonios que para Germán Siles, director del proyecto terapéutico, son de gran valor, porque se requiere de madurez y amor propio el aceptar que uno tiene un problema y pedir ayuda de manera voluntaria.

El 70 por ciento de los participantes es derivado de las intituciones, como una medida sustitutiva a la privación de libertad y, por ende, de gran aceptación por los hombres sentenciados únicamente por casos de violencia intrafamiliar.

Son mas de 250 personas que asisten periódicamente al proyecto, ellos deben pasar los 18 talleres dispuestos en cuatro meses y medio para poder egresar.

Se cuenta con un control biométrico al ingreso y a la salida de cada sesión, teniendo la seguridad de que el participante acuda.

Pasados los cuatro meses, se procede a la graduación, entregándoles un certificado que acredita su aprobación del programa.

Esto permite a los que son derivados de los juzgados gozar nuevamente de una vida libre y en comunidad y aunque muchos de los hombres no retornen al hogar con su pareja, la mayoría está dispuesta a recobrar el cariño de sus hijos y ser mejores padres.

Prevención

Hombres de Paz es un programa único, porque previene la violencia contra la mujer, no solo la sanciona

122

Hombres son los que actualmente asisten a los ocho grupos disponibles en diferentes horarios, según su disposición de tiempo,

Se prevé que se gradúen en el mes de octubre.

Datos útiles

Terapias

En el programa se realizan

terapias psicológicas individuales, también hay terapias grupales, terapias alternativas, terapias de pareja y terapias familiares.

Horarios

Existen ocho grupos en distintos horarios.

Martes

9:00 a 11:30

19:00 a 21:30

Miércoles

7:00 a 9:30

Jueves

16:00 a 18:30

19:00 a 21:30

Viernes

15:30 a 18:00

Sábado

09:00 a 11:30

Domingo

09:30 a 12:00

Costo e Ingreso

El costo es gratuito y el programa cuenta con el apoyo de la Cooperación Suiza.

El proceso inicia a solo requerimiento de la persona voluntaria y después de una entrevista personal.

El programa es abierto a hombres con problemas de violencia y no con otros trastornos como adicción o violaciones.

Dirección

El programa es parte de la Organización Voces Libres que está ubicada en la Casa del Buen Trato, ubicada en el pasaje La Paz y plazuela Quintanilla.

La institución está abierta todo el día, trabajando con distintos proyectos.

El proyecto Hombres de Paz tiene como director a Germán Siles.

El contacto telefónico puede realizarse mediante la línea gratuita 800 13 2323.

Mujeres

Actualmente, el programa cuenta con participantes mujeres que fueron derivadas de los juzgados por denuncias de maltrato intrafamiliar.

Debido a esto, el proyecto prevé ampliar la atención a mujeres agresoras, para que ellas también gocen de los mismos beneficios.

Por el momento ellas solo reciben ayuda psicológica porque aún no existen grupos de terapia alternativa o grupal para mujeres.

Graduación

El acto de graduación es realizado de manera privada y simbólica entre los participantes. Ellos llegan a conformar una comunidad de apoyo con comunicación permanente, para ayudarse en momentos difíciles.



Tags: manera,voluntaria,violencia,erradicar,buscan,Varones

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa