Cochabamba, sábado 23 de junio de 2018

Roa Bastos a través de los ojos de su hija

| EFE/PARAGUAY | 06 jun 2018

La primera época de Augusto Roa Bastos, la que incubaba al futuro escritor y mago de la palabra, es retratada por su hija Mirtha Roa en un libro que aporta además el lado más humano del novelista, y que será presentado en la Feria Internacional del Libro de Asunción.

"Augusto Roa Bastos, el Supremo Escritor", es el título del libro, una aproximación biográfica desde el punto de vista de su hija.

"Yo hablo de él como padre, desde mi visión de hija, y tratando de reflejar su primera época, todo el trabajo que tuvo que hacer antes de ser reconocido", dijo a Efe Roa, hija de Lidia Ana Mascheroni, la primera esposa del novelista, con quien se casó en 1942.

Además de sus propios recuerdos personales, Roa toma como base documental muchas de las cartas del escritor, algunas de las cuales están incluidas en el libro, una edición de lujo que se presentará el 10 de junio.

Algunas de esas cartas, junto a un diario del novelista, le sirven para ubicarse a finales de la Segunda Guerra Mundial, cuando un Roa Bastos de 28 años viajó al Reino Unido a invitación del British Council.

Allí dispuso de un programa de radio en español en la londinense BBC, a la vez que escribía crónicas para El País, el diario paraguayo en el que trabajaba.

Su hija recuerda que Roa Bastos embarcó en Buenos Aires en un carguero que le llevó hasta el Reino Unido, un largo trayecto en el que escribió una especie de diario y las cartas a su esposa.

Una vez en Londres comenzó su colaboración radiofónica y una serie de conferencias que dio por varias ciudades de las islas.

"En esas conferencias dio a conocer la literatura latinoamericana y sobre la situación de Paraguay en el mundo", dijo Roa.

Desde Londres, Roa Bastos se desplazó a Francia, donde entrevistó a Charles de Gaulle o al escritor André Malraux, crónicas que aparecerían en El País y parte de su visión de la Europa devastada por la guerra.

El libro de Roa también sigue al escritor hasta su época de éxito, que le llega con la publicación de "Hijo del Hombre" (1960), se asienta con "Yo el Supremo" (1974) y culmina con la entrega del Premio Cervantes (1989).

Pero entre esas cimas, en el libro se vislumbra el lado humano del escritor, quien podía escribir cartas de cariño a su padre y esposa y a la vez utilizar el humor contra quienes se interesaban por su vida privada.



Tags: hija,ojos,través,Bastos,Roa

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa