Cochabamba, domingo 17 de junio de 2018
Es directora de Recursos Humanos en La Verne

Boliviana recluta al personal de una universidad con 55 carreras en EEUU

Carla Olivares Flores, oriunda de La Paz, estudió Política Internacional en Utah (Estados Unidos) e hizo una maestría en George Washington University.
| | 04 jun 2018

CARLA OLIVARES EN EL ACTO DE GRADUACIÓN DE UNA MAESTRÍA EN LA UNIVERSIDAD GEORGE WASHINGTON.


Un viaje a Estados Unidos (EEUU) que debió ser temporal marcó el inicio de su exitosa formación profesional. La connacional Carla Olivares Flores es directora de Recursos Humanos en La Verne, una universidad californiana cuya oferta académica consta de más de medio centenar de carreras, 19 maestrías, cuatro doctorados y escuelas de Educación, Administración Pública, Leyes y Artes y Ciencias.

No fue fácil llegar hasta ese puesto laboral. Al cumplir la mayoría de edad, Carla Olivares, que ahora tiene 36 años, ya había sido admitida en la Facultad de Derecho de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) de La Paz, pero, antes de empezar sus estudios superiores, decidió viajar a EEUU para instruirse en inglés.

Mientras aprendía un nuevo idioma, se topó con personas, también extranjeras, que estaban entusiasmadas por postular a una universidad estadounidense y, cuando aprobaban, ellas irradiaban una emoción que Carla quería sentir.

Y así fue, a ella también se le erizó la piel cuando la admitieron en la carrera de Política Internacional en Brigham Young University de Utah. Desde entonces, no dejó de prepararse.

Ese es, en su criterio, el secreto para que un migrante coseche éxito fuera de su país.

Recientemente, Carla culminó una maestría en Liderazgo y Aprendizaje Organizacional en la Universidad George Washington. Además, tiene un par de certificaciones nacionales en recursos humanos, que son emitidas de forma limitada. “Solo el 52 por ciento de postulantes puede pasar el examen para obtener una de estas menciones”.

FUNCIÓN Actualmente Carla es directora de Recursos Humanos en la universidad La Verne y una de sus principales funciones es la búsqueda, contratación y entrenamiento de personal idóneo para esa institución.

En sus manos está el reclutamiento del personal que limpia e, inclusive, de docentes, administradores y directores de finanzas, entre otras piezas importantes para La Verne.



TIEMPO Para la contratación de recursos humanos idóneos, Carla y el equipo que dirige (cuatro personas) se toman hasta dos meses, si se trata de docentes, pues deben de organizar entrevistas y otros procesos de selección.

La contratación de personas que ocupan cargos inferiores es más rápida.



SU CARGO El puesto laboral que Carla ocupa es considerado gerencial y de “nivel medio”, “es bueno porque el máximo rango al que un profesional puede aspirar en Estados Unidos es el ejecutivo”, y ella está a un paso de ahí.

Para acceder a ese puesto laboral, las instituciones estadounidenses no solo exigen que el interesado tenga una licenciatura, sino también una maestría. “Uno tiene que saber cómo manejar a las personas, conocer leyes laborales del país y demás. No solo te piden que tengas experiencia en contratar gente, sino en ausencias médicas e, inclusive, demandas”.



SACRIFICIO Carla instó a los connacionales que están fuera del país, especialmente a los que son jóvenes, que estudien. “Sin educación, los migrantes tenemos muchas desventajas frente a los habitantes del país foráneo en el que estamos”.

Dijo que en la juventud es cuando uno debe de formarse porque hay menos responsabilidades. En su caso, mencionó que unos buenos años de su vida optó por trabajar solo medio tiempo y el resto de la jornada se la pasada estudiando. “Ese sacrificio dio recompensa”.



SU FAMILIA Debido a los compromisos laborales y académicos que tiene en Estados Unidos, Carla llega ocasionalmente a su tierra natal para visitar a sus papás, Felipa Flores y Humberto Olivares. Su mamá es licenciada en enfermería y su papá bioquímico de profesión. Cuando ella no puede llegar a Bolivia, ambos viajan a California para disfrutar de su única hija.

De momento, Carla no pretende retornar al país porque aún tiene más metas profesionales que alcanzar.

Espera que al conocer su historia como migrante boliviana, otros connacionales se animen a lanzarse al éxito “con la herramienta más valiosa que existe: el conocimiento”.



Tags: carreras,universidad,personal,recluta,Boliviana,EEUU

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa