Cochabamba, viernes 17 de agosto de 2018
Álvaro David Tórrez Baptista es un científico paceño

Boliviano destaca en nanociencia en Brasil y estudia postdoctorado

Trabajó como transcriptor en el Instituto Nacional de Estadística de Bolivia. Soñaba con cursar ciencias exactas y especializarse en el exterior. Hace seis años migró al país vecino.
| | 28 may 2018 |

ÁLVARO DAVID TÓRREZ BAPTISTA, EN UNA DE SUS CLASES EN BRASIL. EDUARDO SCHWARTZBERG



Al boliviano Álvaro David Tórrez Baptista, de 40 años, siempre le gustaron las matemáticas. Sin embargo, hace 10 años, cuando trabajaba de transcriptor parecía solo un sueño poder estudiar, y más aún en el exterior.

No obstante, el deseo de superación no solo lo llevó a formarse en la Universidad, sino que llegó a hacer una maestría y un doctorado en la Universidad Federal de la ABC (UFABC), en Brasil.

Empero, este científico boliviano quiere especializarse aún más. Este mes comenzó un postdoctorado en la Universidad de Sao Paulo. La Puerta del Sol (periódico de residentes bolivianos en Brasil) quiso conocer su historia, “ya que es un verdadero ejemplo a seguir por todos nuestros jóvenes bolivianos”.

PERSEVERANCIA Tórrez Baptista llegó a Brasil el año 2012 para comenzar estudios superiores en nanociencia (ciencia que estudia los fenómenos y la manipulación de materiales en nanoescala, donde las propiedades físicas son muy diferentes a las que encontramos en la escala convencional) en la Universidad Federal de la ABC (UFABC). Sin embargo, hasta ese momento fue un largo camino el que tuvo que recorrer. A Álvaro Tórrez Baptista nadie le regaló nada, tuvo que lidiar con el trabajo y los estudios para cumplir sus objetivos. Su principal mérito es la perseverancia.

Álvaro estudió el ciclo escolar en la escuela Héroes del Boquerón, en el barrio de Villa Tejada en la ciudad de El Alto. Posteriormente, ingresó a la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) para estudiar Matemáticas. Recuerda que sus padres “lo querían matar” porque pensaban que se iría a morir de hambre, pero a él esta ciencia le gustaba desde siempre y se decidió por aquello.

Sin embargo, tuvo que dejar los estudios muy tempranamente para comenzar a trabajar. Siempre involucrado en el área de la informática, estuvo relacionado con varios proyectos en los que había que procesar datos estadísticos en la Corte Electoral y en Impuestos Internos.

Como indica el científico, el camino no fue fácil para llegar adonde él está ahora. “Inclusive, muchos te desahucian antes de tiempo, hay dificultades en varias dimensiones, tanto personales como académicas”. Pero el aliento de algunos profesores como René Reinaga, Hernán Borja y Efraín Cruz, quienes le decían “tienes que seguir adelante y demostrar afuera que los bolivianos también somos capaces” le motivaron a esforzarse.

CONSEJO Tórrez Baptista se siente un privilegiado por estar haciendo un postdoctorado en la USP, e indica que posiblemente es el único boliviano con el título de doctor en Nanociencia y materiales avanzados. Sin embargo, eso no quiere decir que es el primer boliviano que trabaja en ese ámbito de conocimiento de la ciencia.

Recuerda que hace 10 años, cuando comenzaba la carrera de Ingeniería de Sistemas y trabajaba de transcriptor en el Instituto Nacional de Estadística, le era difícil imaginarse lo que está viviendo en la actualidad. Pensaba que era un sueño y lo tomaba como algo irrealizable, pero, con el tiempo y por su decisión, ese anhelo se fue materializando.

“Todo ha sido un sueño y ahora continúo con el postdoctorado. Solo decir a todos nuestros niños y adolescentes que tienen esa inquietud que les gusta, no solo en un área específica, el de ciencias exactas, matemáticas, física, química, en fin, sino todas las áreas de conocimiento y tienen un interés profundo, que no desfallezcan, que los sueños sí son realizables, que somos muy capaces como bolivianos y que podemos aportar mucho, no solo al país, sino también al conocimiento científico en general. A veces nos sentimos menos los bolivianos, y eso tiene que cambiar, no tenemos que ser tímidos. Todos reconocen al boliviano por ser el más tímido, eso debe cambiar, debemos demostrar que somos capaces, creo que ese es el mensaje que puedo dar, que no nos debemos sentir inferiores en absoluto”.

Empeño

Antes de viajar a Brasil para especializarse, Álvaro David Tórrez Baptista trabajó como transcriptor en el INE.

2012

Su llegada

El profesional boliviano llegó a Brasil el año 2012 para realizar estudios superiores en nanociencia, en la Universidad Federal de la ABC.

Tras culminar una maestría y un doctorado, empezó estudios de postdoctorado.





Tags: estudia,postdoctorado,Brasil,nanociencia,destaca,Boliviano

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa