Cochabamba, martes 22 de mayo de 2018
DESDE EL CUARTO PROPIO

Sobre familias, en su día

| Feminista y comunicadora social | 16 may 2018

Una de las grandes transformaciones logradas en la Constitución Política del Estado es el reconocimiento de las familias (así en plural) como núcleo fundamental de la sociedad y de la responsabilidad del Estado de protegerlas, que luego se plasmó en el Código de Familias y del Proceso Familiar.

Con mucho énfasis, algunos sectores conservadores abanderan la protección de la familia con adjetivos, tradicional, natural, entre otros. Niegan los derechos a las personas de diversidades sexuales a conformar familia, temiendo que puedan contraer matrimonio o que puedan adoptar.

Sin duda existe una visión todavía romántica e idealizada de lo que son las familias en nuestras sociedades, pues persiste en el imaginario colectivo la idea de la familia nuclear (madre, padre e hijos), que cada vez se encuentra más alejada de la realidad. No hace falta más que una rápida revisión de nuestro entorno para identificar diversas formas familiares: madres solas con hij@s, hombres, mujeres y parejas que adoptan; herman@s que se hacen cargo de la familia ante la ausencia de padre y/o madre; abuelos que crían niet@s, tías que asumen la conducción de la familia y otras diversas comunidades basadas no solo en vínculos sanguíneos, sino fundamentalmente afectivos.

Contrario al imaginario colectivo de que el hogar es el lugar más seguro, los datos de violencia contras las mujeres y niñas dan cuenta de que es el familiar el ámbito donde se producen la mayor cantidad de formas de violencia reconocidas en la Ley 348 y delitos de orden sexual, que son perpetrados por familiares o personas cercanos a las familias.

Obtener la asistencia familiar continúa siendo un vía crucis para una gran cantidad de mujeres que se han separado, divorciado o que han asumido solas la maternidad. La cantidad de matrimonios ha disminuido y existen datos que revelan que el porcentaje de disociación familiar (divorcios y separaciones) es de 74 por ciento .

El Día de la Familia, ampliamente difundido en redes sociales, nos invita a pensar el tipo de familias que queremos construir, los valores que queremos fortalecer. Podremos coincidir en que lograr familias libres de violencia, en las que se comparten las responsabilidades de cuidado y en las que nos respetamos como seres humanos, quienes las integramos serían buenos puntos de inicio para avanzar y comenzar a celebrar.



Tags: día,familias,,Sobre

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa