Cochabamba, jueves 16 de agosto de 2018
EL OJO DEL PUEBLO

Los Juegos Suramericanos 2018

| Ingeniero civil e hidrólogo | 11 may 2018 |

Pasaron casi tres años desde la presentación que realizó el Comité de los Juegos Suramericanos Cochabamba 2018, oportunidad en la que recomendaron que la Alcaldía se apropie de este evento de más de 40 disciplinas deportivas, y empiece a trabajar.

Fue el Ministerio de Deportes del Estado Plurinacional la instancia que se encargó de organizar este magno evento, dejando al municipio algunas obras. El resto está a cargo de ese Despacho ministerial.

Aparentemente, el mayor problema fue determinar dónde se construiría la Villa Suramericana. Finalmente, se acordó con la Universidad Mayor de San Simón que se edifique en La Tamborada, al sur de la ciudad.

La Villa Suramericana tiene 14 bloques, donde estarán alojadas más de 4.000 personas, y también se hicieron otras obras. Sin embargo, se debía haber resuelto primero el tema de los accesos, el agua potable y el alcantarillado. Este problema trata de ser solucionado con sistemas que no son sostenibles, porque se ha programado llevar el agua en cisternas desde Jove Rancho, a 25 kilómetros de distancia, una planta que tiene sus problemas, cuando podían comprar diariamente los 400 m3 a Semapa. Falta de visión.

Otra obra difícil fue el patinódromo. Llegaron a enfrentarse la Alcaldía y grupos de ambientalistas, que denunciaban que esta obra afectaría la laguna de Coña Coña. La Alcaldía ofreció cielo y tierra, pero al final se limitó a edificar el patinódromo, como siempre, a última hora.

La mayor parte de las obras estará concluida antes de la fecha de inicio, como corresponde, o bien con un avance de entre 80 y 90 por ciento . Sin embargo, el aspecto más relevante, la calidad de las obras, ¿Quién ha supervisado?

Desde el punto de vista técnico, las obras tienen observaciones. Pero como la política está primero, los políticos ya se han manifestado y denunciado que hay negociados. Un senador observa 17 contratos directos para los Juegos Suramericanos.

Lo más grave viene después de la fiesta, aún no se conoce quién usará las “megaobras” y cómo se administrará la Villa Suramericana. Aseguran que serán viviendas sociales y, por lo tanto, los más de 200 millones de dólares que se gastan serán motivo de recuerdos y nada más. Conclusión, hay improvisación y falta de técnicos eficientes e idóneos.



Tags: 0,Suramericanos,Juegos,Los

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa