Cochabamba, martes 21 de agosto de 2018
ABAJO Y A LA IZQUIERDA

Concursos de belleza infantil

| | 11 may 2018 |

¿Por qué el municipio de La Paz ha optado por prohibirlos? Empiezo por aclarar que el propósito no solo es prohibirlos, sino alertar sobre el riesgo que conllevan y establecer acciones de prevención y protección de la integridad física, psicológica y sexual infantil.

Los niños, niñas y adolescentes de nuestras ciudades han quedado expuestos a juegos, ropa, espectáculos televisivos, música y publicidad que afectan su integridad, porque entre otros imponen el consumo y el culto a la apariencia física como valores supremos, dejando de lado conocimientos, capacidades y otros atributos.

Las estrategias comerciales y publicitarias que solo persiguen fines de lucro han encontrado en el indefenso público infantil, y en sus incautos padres, un mercado ideal. Pero el consumismo no es el mayor enemigo, pues todo el imaginario se construye alrededor de modelos de belleza, bienestar y satisfacción irreales que provocan frustración y daño en la autoestima de quienes, obviamente, no pueden alcanzarlos.

La facilidad de las y los niños para asimilar conductas los lleva a tratar de imitarlas acríticamente, provocando que asuman inconscientemente posturas, expresiones, roles y comportamientos eróticos que no corresponden a su edad. Es lo que denominamos sexualización precoz o hipersexualización.

Canciones, novelas e incluso espectáculos para niños naturalizan estereotipos, imaginarios amorosos machistas o hacen apología de la violencia, y alarmantemente, no solo pasa desapercibido para ellos, pues conozco muchas personas adultas que tampoco prestan atención a los mensajes intrínsecos en las letras que cantan o bailan.

No obstante, va siendo hora de que las autoridades asumamos responsabilidad y un rol más activo, velando que las decisiones y acciones de los adultos no menoscaben, por negligencia, la integridad física, psicológica, emocional o sexual de la niñez.

Sin deslindar de su responsabilidad a padres, madres y tutores, la norma aprobada en el municipio paceño exige que los espectáculos públicos o privados, entradas folclóricas sean acordes a los principios del Código del Niño, Niña y Adolescente, para lo cual debe contar con autorización municipal. Los desfiles, concursos de belleza, revistas, propaganda urbana y todo material que induzca a la sexualización precoz quedan prohibidos.

Otro de los aspectos más atractivos de la norma es que pretende corresponsabilizar, junto a la familia, a la sociedad, y para ello propone generar espacios de sensibilización y orientación para personal de jardines infantiles y escuelas, animadores, payasos y conductores de fiestas y espectáculos infantiles, entre otros.



Tags: infantil,belleza,Concursos

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa