Cochabamba, martes 23 de octubre de 2018
MIRADAS ANTROPOLÓGICAS

Identidad étnica y territorio

|  Antropóloga y docente universitaria maia_te@hotmail.com | 08 may 2018 |

¿Será posible sostener la identidad cultural de un grupo sin el soporte territorial específico? En el caso de las culturas Tacana (Provincia Iturralde) y Ayoreo (Provincia Chiquitos) se muestra que la etnicidad se construyó durante el proceso de reconocimiento de los derechos territoriales indígenas en un campo de múltiples interacciones, y en la relación con los actores externos implicados. Si bien estos actores fijaron el rumbo, que a la postre siguieron los comportamientos étnicos, nunca se encontraron al margen las decisiones y estrategias que desarrollaron los Tacana y Ayoreo.

Al detenernos en cada uno de los casos, encontramos procesos de construcción identitaria muy distintos relacionados con problemas regionales e históricos. La cultura tacana emerge como colectividad en el siglo XVIII a través de un proceso de etnogénesis gestado en las misiones franciscanas de Apolobamba, luego fueron llevados al norte amazónico como fuerza laboral de las barracas gomeras donde desaparecieron étnicamente. Posteriormente se desestructuró el régimen gomero y esos trabajadores siguieron en aquellos lugares bajo el régimen de empadronamiento forzoso en la explotación del caucho; de esa manera, perdieron su identidad étnica pasando a ser campesinos. En 2000 salieron del confinamiento en el que vivieron como siringueros al volver a sus territorios ancestrales y cambiaron la categoría de campesinos por la étnica, para lograr la titulación de la TCO, pues llamándose indígenas pasaron a convertirse en actores políticos, superando el estigma asociado a la categoría indio.

En el caso de los ayoreo, ellos lograron la titulación de su territorio en octubre de 1999. Su categoría étnica nunca entró en discusión, siempre fueron considerados indígenas a pesar de los cambios acelerados que vivieron en los últimos 70 años: el proceso de evangelización; el despojo de sus áreas de ocupación tradicionales y la explotación laboral; la prostitución de las mujeres y la mendicidad de los niños. No obstante, ellos obtuvieron el reconocimiento de su condición de indígenas para beneficiarse con la titulación de sus tierras. En este propósito comprendemos que la etnicidad puede emerger en diversas situaciones socioculturales y políticas.

En resumen, para ambas culturas el derecho a la tierra fue procesado de manera diferente y se basó en intereses distintos. La figura legal de las Tierras Comunitarias de Origen se encontraba fuera de sus expectativas, y sobre todo fuera de las formas de ocupación del espacio durante el último siglo. El recurso a la etnicidad fue clave en el citado proceso, pues a través de ello se consagraron los derechos territoriales que otorga la configuración del Estado Plurinacional.

Con todo, es importante destacar que en la memoria de los tacana está el hecho de la desterritorialización que soportaron sus abuelos al llevarlos forzosamente para la explotación del caucho en la Amazonía boliviana a fines del siglo XIX y comienzos del XX, y en este momento se encuentran en serias dificultades, pues el territorio ancestral (al que retornaron) será inundado por la construcción de las represas El Bala y Chepete. Con esta acción, 3.000 indígenas serán nuevamente desterritorializados.



Tags: territorio,étnica,Identidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa