Cochabamba, miércoles 20 de junio de 2018

Quienes toman sagradamente el desayuno ganan menos peso con el tiempo

| | 30 abr 2018

DESAYUNAR TODOS LOS DÍAS PUEDE AYUDAR A CONTROLAR EL PESO, SEGÚN EL ESTUDIO. CRÉDITO: MORGUEFILE

Comenzar cada día con un desayuno podría ayudarle a evitar el aumento de peso con los años, según halló un estudio preliminar con casi 350 adultos sanos.
Los investigadores encontraron, informó HealthDay News, que los que usualmente desayunaban tenían unas cinturas más pequeñas y eran menos propensos a ser obesos, en comparación con las personas que usualmente no desayunaban. Y a lo largo de los 12 años siguientes, aumentaron solo un tercio del peso que los que se saltaban el desayuno.

Los hallazgos no prueban que las comidas matutinas en sí eviten el aumento de peso, señalaron los investigadores. Pero sí amplían las evidencias de que las personas que desayunan tienden a pesar menos, dijo Connie Diekman, dietista registrada y directora de nutrición universitaria en la Universidad de Washington, en St. Louis. El motivo exacto no está claro, según Diekman, que no participó en el estudio.

Pero según investigaciones anteriores, los amantes del desayuno por lo general comen más granos integrales, verduras y frutas a lo largo del día, frente a las personas que se saltan la comida matutina.
"Por tanto, sus opciones alimentarias generales ofrecen más nutrición y podrían ser una parte importante del motivo de que tengan un peso más sano", planteó Diekman.

Naima Covassin, investigadora principal del estudio, dijo que los que desayunan quizá sean distintos de los que no desayunan de varias formas. Además de elegir opciones alimentarias más saludables, dijo, quizá hagan más ejercicio o beban menos alcohol.
Pero sigue habiendo evidencia de que el momento de las comidas, y no solo su contenido, es importante, según Covassin, investigadora principal en la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

Por ejemplo, apuntó, las personas que no desayunan quizá sean más propensas a comer en exceso a una hora más tarde en el día, un patrón que se ha vinculado con un mayor peso.
Pero según Diekman, no está claro si los que desayunan al final comen menos calorías durante todo el día. Dijo que algunos estudios sugieren que es así, quizá porque los que comen desayuno "responden a las pistas del hambre de forma más oportuna". Pero otros estudios no han encontrado esa conexión.

El nuevo estudio fue presentado recientemente en la reunión anual de Biología Experimental, en San Diego. Las investigaciones presentadas en reuniones por lo general se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Los hallazgos se basan en 347 adultos sanos, 100 de los cuales dijeron que nunca desayunaban o que desayunaban "con poca frecuencia" (de una a cuatro veces por semana). El resto desayunaba de 5 a 7 días por semana.
Los que desayunaban con regularidad eran menos propensos a ser obesos al inicio: un 11 por ciento, frente a un 27 por ciento de los que se saltaban el desayuno. Y los que desayunaban en general ganaron menos peso en el periodo de 12 años del estudio.

Las personas que dijeron que nunca desayunaban normalmente aumentaron 8 libras (3.6 kilos), mientras que los que desayunaban con poca frecuencia aumentaron 4.5 libras (2 kilos). Por otro lado, las personas que usualmente desayunaban solo aumentaron menos de 3 libras (menos de 1.4 kilos), en promedio, mostraron los hallazgos.

El vínculo entre el desayuno y el aumento de peso se mantuvo incluso después de que los investigadores tomaran en cuenta la edad, el sexo y el índice de masa corporal al principio del estudio de las personas. El índice de masa corporal es una medida que se basa en la estatura y el peso.

Pero los hallazgos no prueban que el desayuno sea una panacea contra el aumento de peso. Tampoco abordan la cuestión de si las personas pueden perder peso si comienzan a desayunar, dijo Covassin.
Pero si añade el desayuno a su rutina diaria, planteó, asegúrese de no añadir simplemente calorías. El punto, explicó, es "redistribuir" las calorías diarias de forma más equilibrada.

Diekman se mostró de acuerdo en que es importante tener en cuenta el panorama dietético más general. Comentó que las personas que no desayunan deben intentar observar las "lagunas nutricionales" en su dieta, y entonces añadir alimentos de desayuno que las ayuden a rellenar esas lagunas.
Al mismo tiempo, añadió Diekman, las personas deben considerar cuántos alimentos sin valor nutritivo consumen durante el día, y eliminarlos.



Tags: menos,peso,tiempo,ganan,desayuno,toman,sagradamente,Quienes

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa