Cochabamba, martes 22 de mayo de 2018
Ronald Vargas vive en Burdeos desde hace siete años

Fotógrafo cochabambino muestra los rostros de Bolivia en Francia

Comunicador social de profesión, Ron, como es más conocido, produce también documentales de interés social para la televisión pública. Realizó exposiciones de sus fotografías.
| Twitter: @Jorgefer42 | 23 abr 2018

RONALD VARGAS (D) DURANTE UNA DE LAS PRIMERAS EXPOSICIONES QUE REALIZÓ EN BURDEOS, “CARA DE LAS RAÍCES”. RON VARGAS



Ronald Vargas (Cochabamba-1980), más conocido como Ron en Bolivia, es un fotógrafo y documentalista que se abre paso en Burdeos, Francia, donde radica desde hace aproximadamente siete años.

En Burdeos, y otras ciudades de Francia, realizó exposiciones colectivas e individuales de sus fotografías.

Vargas expone su obra, actualmente, en forma permanente en el denominado Espacio 57, junto a otros artistas de Francia. Su trabajo está orientado a lo onírico, surrealista y el desnudo artístico.

Lo que hace Vargas, desde que llegó a Burdeos, es fotografía arte. Puntualiza que, así como el escultor utiliza el cincel o el pintor el pincel, él crea una imagen con sentido artístico con la cámara fotográfica.

Su público, según el artista, recibe de buena manera su trabajo y compra las imágenes impresas.

El fotógrafo cochabambino ha participado también en la producción de películas en Europa.



RETRATOS Vargas estudió Comunicación Social en la Universidad Católica Boliviana-San Pablo, de Cochabamba, y uno de sus objetivos era salir al exterior para especializarse en su carrera.

Viajó a Burdeos para realizar una maestría en Dirección de Películas. Una vez que concluyó esta etapa, se quedó para cursar un doctorado y, al mismo tiempo, trabajar en cine documental, además de la fotografía de arte.

Vargas rememora que empezó con la fotografía hace unos nueve años, capturando retratos y rostros de la gente, en pueblos y provincias del país.

Uno de sus primeros trabajos, la serie “Cara de las raíces”, fue expuesto en Francia.

Comenzó a tomar retratos porque quería comprender sus raíces, como boliviano. “Estamos acostumbrados a hablar de un país diverso, pero no sabemos de qué esta compuesta esa diversidad”.

Visitó un sinfín de lugares en el país, como camarógrafo de una productora, y realizó documentales institucionales.

Antes de salir del país, impartió talleres de fotografía en Bolivia (2010), y llevó su experiencia a Paraguay (2011), Francia y Finlandia (2012).

Un objetivo que tiene, y espera cumplirlo a corto plazo, es volver a dictar talleres de fotografía en Bolivia y, de paso, conocer a las nuevas generaciones de fotógrafos.

DOCUMENTALES El fotógrafo cochabambino ha incursionado también en la realización de documentales para la televisión local en Burdeos, e instituciones privadas.

Para la producción de este material forma parte de un grupo que se denomina Utopía, un colectivo de realizadores franceses que realizan películas “de interés social”.

Con este colectivo realizó documentales en España, Francia y Malí (África), y alista otro que se filmará en Polonia.

Este colectivo se activó hace tres años, y para la producción de los documentales busca financiamiento.

Uno de los documentales que considera más interesante es el realizado en Perú, “La nueva Ley de la Jungla”, que fue difundido en canales de televisión franceses.

En este documental se aborda el tema de la biopiratería que afecta a Perú.

Vargas abunda que el documental indaga sobre las empresas privadas que llegan a ese país para “robar” los recursos genéticos que son parte de los pueblos indígenas.

“Es sobre grandes empresas que llegan a un pequeño pueblo de Junín, en la Amazonía peruana, recolectan los tratamientos naturales para llevarlos a un laboratorio de Europa, y obtienen una patente. Eso lo hemos sufrido también en Bolivia”.

En Malí se realizó también un documental sobre la tradición oral en la educación. Visitaron varias ciudades de ese país.

En España filmaron un documental sobre la experiencia del retorno a la tierra. Jóvenes, empujados por la crisis económica, deciden abandonar el capitalismo, porque no funcionaba, para tomar un pedazo de tierra, trabajarla y vivir de ella.

En este filme se revela que los jóvenes terminan con una gran decepción, porque descubren que cada pedazo de terreno le pertenece a alguien.

Estos y otros documentales han sido difundidos exclusivamente en canales de Francia.

PERSPECTIVAS Quedarse en Burdeos por “unos buenos años”, donde se siente cómodo, es la perspectiva que tiene, por el momento, este fotógrafo.

En lo que respecta a los documentales, Vargas señala que su trabajo es cada vez más conocido gracias a las conexiones que logra y, por lo tanto, tiene varios proyectos en carpeta, uno de ellos en Bolivia. Sin embargo, prefiere, por el momento, no ahondar mucho en este tema específico porque no hay nada concreto todavía.

TALENTO Vargas considera que en Bolivia hay profesionales talentosos en el área de audiovisuales, pero que les falta apoyo de infraestructura y una norma legal, una ley del cine que se la exige desde hace varios años.

Arte

Diego Antezana vende las fotos de arte de Ron Vargas en Cochabamba, impresas y listas para colgar. Su número de celular es 61612199.

Colectivo

Ronald Vargas forma parte de un grupo de realizadores franceses que busca financiamiento para la producción de los documentales.





Tags: Bolivia,Francia,rostros,muestra,cochabambino,Fotógrafo

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa