Cochabamba, martes 11 de diciembre de 2018

Quilla no se sube al ring de los Juegos

El mejor boxeador del país en 75 kilos se lesionó la rodilla. “De mi cuarto no salgo”, dijo.
| Facebook: Romina Cid | 16 abr 2018 |

OPINIÓN" hspace="" vspace="">

JONATHAN QUILLA (I), EN LA PELEA FRENTE A CARLOS PERALTA, EN UN TRIANGULAR. ARCHIVOS OPINIÓN



“Lamentablemente, me bajó la moral. Nunca me sucedió algo así. Es lo peor que me ha pasado. Sí tuve lesiones leves de una semana, pero volvía nomás. Estoy tratando de no hablar con nadie. De mi cuarto no salgo”.

La confesión fue sentida, sin rodeos.

Jonathan Quilla (29 años), el mejor boxeador que tiene Bolivia en la categoría 75 kilogramos y que participó en los Juegos Suramericanos Santiago 2014 (Chile), se accidentó y no estará en la cita que acogerá Cochabamba, en mayo próximo.

Si hace menos de un mes su temple y su adrenalina eran avasallantes (incluso no tuvo reparos a la hora de darle su palabra al presidente Evo Morales de que ganaría una presea), ahora la suerte es adversa.

Jonathan no la pasa nada bien y se limita a reposar en su habitación. Sí. Debe descansar. Y es mucho mejor si lo hace lejos del “ruido”, de todo aquello que pueda afectar aún más su ánimo.

Se lastimó los ligamentos de la rodilla izquierda el 4 de este mes, cuando corría en cercanías de un cerro, situado por la Escuela Militar de Sargentos del Ejército (EMSE).

Tres meses serán necesarios para que evolucione, aunque todo dependerá de los resultados que los galenos le den el 8 de mayo, tras las evaluaciones.

El peor escenario para él será, por supuesto, la necesidad de una intervención quirúrgica.

“Hay un cerro donde siempre vamos. Al bajar se resbaló. Pisó mal y se lastimó. El médico dijo que estará paralizado, con masilla. Sucedió recién nomas. A todos les ganaba por nocaut. Así es la suerte”. Las palabras elegidas por Alberto Quilla, entrenador y padre del cochabambino, resumen que el momento familiar no es el mejor, que es necesario pasar el capítulo con gallardía y cuanto antes; para sortear el sinsabor de la manera más llevadera.

Si la “mala suerte” (para quienes adhieren a la idea de su existencia) podía presentarse de forma estrepitosa y con todo su esplendor en un momento justo para echar a perder los planes, el instante era este. No había otro: los ensayos iban conforme a lo planificado.

El optimismo estaba en alza. Sin embargo, apareció el elemento imprevisto, ese que surgió para poner freno en seco a los deseos del boxeador, que en noviembre de 2016 se bajó del ring saboreando la victoria en un triangular. El papel de “víctima” le correspondió al paceño Carlos Peralta.

“Venía súper listo, estaba bien y confiado en lograr una medalla. Mi objetivo siempre fue sacar una presea y, si era posible, dorada”, confesó Jonathan. Ironías del destino si las hay, lo cierto es que el presente se contrapone por completo con el deseo aquel que hizo público hace unas semanas, cuando se aventuró a prometerle el podio al presidente Evo Morales. La palabra fue dada en Punata, durante el Campeonato Nacional que recibió el municipio, sede oficial del boxeo en los Juegos Suramericanos Cochabamba 2018.

Alberto no queda indiferente con respecto a la suerte de “reclusión” por la que opta el protagonista de esta historia real, quien fue parte de la Selección Bolivia A que compitió en el Festival Olímpico Panamericano desarrollado en 2014, en México DF.

“Ya no me contestó. Está llorando y dolorido. No quiere hablar del tema”.

SELECCIÓN CONFORMADA Tras el torneo que se llevó a cabo el sábado en la Unidad Educativa del Ejército, quedó lista la nómina de atletas de categoría “A” que se presentará en el evento, que comenzará el 26 de mayo en la Llajta.

Se trata de Nadia Barriga (Cochabamba, 60 kilogramos), Teresa Durán (Sucre, 75 kilos), Brian Fernández (Cochabamba, 49 kilos), José Luis Mamani (Santa Cruz, 52 kilos), Sergio Alcócer (Cochabamba, 56 kilos), Erick Aguirre (Sucre, 60 kilos), Daniel Prado (Cochabamba, 64 kilos), Ronald Echalar (Santa Cruz, 69 kilos) y Ever Quisberth (Cochabamba, más de 91 kilos).

Las categorías 75, 81 y 91 kilogramos fueron declaradas “desiertas” por la Federación Boliviana de Boxeo, lo que quiere decir que no habrá representantes. Además de los mencionados atletas, existe una lista “B” de boxeadores que podrán subirse al cuadrilátero, en caso de que se produzca alguna baja de último momento.

Carlos Capia (Santa Cruz, 64 kilos), Miguel Llampa (Cochabamba, 60 kilos), Samuel Copa (Sucre, 56 kilos), Ayda Santalla (Sucre, 51 kilos) y Doncan Colque (Tarija, 52 kilos) son algunos de los deportistas que esperan su momento.

El presidente de la Asociación Departamental, Nicolás Ponce, expresó su preocupación en torno al estado de Quilla y, en contrapartida, celebró el hecho de que Cochabamba cuente con cinco representantes en el listado. El elenco ya concentra en la Escuela Militar de Sargentos del Ejército (EMSE), en Tarata.

Hace apenas unas horas, se determinó filtrar la plaza que ocupaba Álvaro Saravia (61 kilos). “Nos lo despacharon”, dijo Ponce.

29 años tiene Jonathan Quilla, que ya estuvo en los Suramericanos de Santiago 2014, en Chile.





Tags: Juegos,ring,sube,Quilla

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa