Cochabamba, viernes 21 de septiembre de 2018
BITÁCORA ECONÓMICA

Hay que cuidar el empleo

| Profesor de Macroeconomía de la UMSA montenegro_mzx@yahoo.es | 15 abr 2018 |

El incremento salarial en Bolivia para la presente gestión es el tema económico de la semana. Es público que el máximo representante del ente que agrupa a los trabajadores, la Central Obrera Boliviana (COB), tiene previsto plantear al Gobierno un incremento de la masa salarial en el orden del 10 al 12 por ciento . Al respecto, el máximo representante de los empresarios privados ha manifestado que el aumento del salario nominal, en esos guarismos, es imposible, y no está acorde a la realidad nacional.

Es importante señalar que la base de negociación sobre la mesa de diálogo, será la tasa de inflación a diciembre de la gestión pasada, que terminó en 2.71 por ciento , que vendría a reponer el poder de compra del ingreso del año pasado. Sobre dicha base, cualquier incremento porcentual adicional puede atribuirse a que los trabajadores esperan una inflación más alta este año que la gestión anterior, o que cualquier aumento por encima de la base es atribuible a mejoras en la productividad laboral de 2017.

Debemos tomar nota que preliminarmente la cifra con la que cerró la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) real el año 2017 fue de 4.2 por ciento , y que parte de ese aumento no solo es atribuible a la productividad laboral. Se puede establecer que el aumento del salario nominal en Bolivia no debería pasar el 5 por ciento ; sin embargo, el presente año y el que viene son intrínsecamente electorales y la agenda política puede sobreponerse a la realidad económica del país.

Mi reflexión, como economista, es que cada vez que los sindicatos intentan lograr aumentos sostenidos del salario nominal, con criterios que no guardan correlación con el funcionamiento del mercado laboral, no solamente dañan la permanencia de sus actuales puestos laborales, sino que, en todo caso, afectan también la posibilidad de inserción de trabajadores aspirantes por primera vez a contar con una fuente laboral, como también de los trabajadores cesantes, que son los desempleados y que están intentando reinsertarse a la economía. Pero con aumentos en los costos nominales por encima del incremento en el nivel de precios, el salario real se encarece, induciendo a las empresas a no desear contratar nuevos trabajadores.

La mejor manera de cuidar los empleos es mirar con mucho cuidado y responsabilidad lo que ocurre en el mercado del trabajo.



Tags: empleo,cuidar,Hay

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa