Cochabamba, lunes 15 de octubre de 2018
INNOVACIÓN Y FINANZAS

“Coco”

|  Ingeniero industrial, magíster en Innovación y Desarrollo Emprendedor, y docente jmvelasco@fundacionmaya.bo | 15 abr 2018 |

Luis Ángel Jaramillo hace la voz de Miguel en la película animada de “Coco”. Él llegó por el Día del Niño y Niña a Cochabamba, para cantarles a los niños del hogar infantil La Casa de los Niños. Una iniciativa feliz que, seguramente, ha causado mucha alegría en estos niños que están en situación de abandono o tienen problemas de salud.

Por una causalidad de la vida, Luis Ángel Jaramillo, la Casa de los Niños y la película “Coco” son un conjunto de personas e instituciones que coinciden en temas trascendentales sobre la familia, la pasión de vivir y la muerte. Pero, además, tienen mucho que ver con el emprendimiento, la solidaridad y la innovación.

Luis Ángel es un niño de 12 años que nació en San Francisco del Rincón, Guanajuato-México, que empezó a cantar desde los cinco años todos los días con su abuela a la hora de la cena. Con su voz comenzó a ganar dinero para ayudar a pagar las mensualidades de su colegio, y gracias a un video musical que grabó con anterioridad, llegó a los estudios de Pixar. Una vez que lo contactaron, Luis Ángel tuvo que elegir entre hacer el doblaje y descuidar sus estudios con el riesgo de reprobar, barrera superada gracias a los consejos de su abuela que siempre le decía que “debía perseguir sus sueños, cumplirlos, pero siendo humilde y sin perder el piso”. Con esta decisión, Luis Ángel nos muestra una lección que para emprender hay momentos difíciles en los que debes tomar decisiones arriesgadas, pero, además, que debes perseguir tus sueños, cultivando tu talento y empeñarte en alcanzar tus objetivos de vida.

La Casa de los Niños es una historia de solidaridad y emprendimiento iniciado el año 1993, por jóvenes universitarios que se reunían para ayudar a los niños en sus tareas escolares en la zona de Sarcobamba. Con el sueño de hacer más por estos niños lograron comprar un terreno, con ayuda de amigos y religiosas, donde los papás construyeron 16 viviendas iniciales y las mamás cocinaban para generar ingresos y sostener este hogar. Ahora, esta iniciativa ha crecido y acoge a 97 familias en una ciudadela denominada “Arco Iris” que consta de una escuela, comedor popular, posta de salud y la casa de acogida para niños portadores del virus HIV. Esta es una lección de que la solidaridad nace del corazón y que el trabajo en equipo desinteresado puede conquistar alianzas estratégicas con otros actores para hacer más llevadera la vida de niños y vencer a la muerte.

Finalmente, “Coco” es una película con las más recientes técnicas innovadoras de los dibujos animados y con una historia que hace una innovación conceptual para desmitificar o desdramatizar la muerte. La vida después de la muerte en “Coco” es más bien un lugar lleno de color, cálido y frenético, más cómico que tenebroso. En esta película, Pixar pone a prueba toda sus recursos de innovación tecnológica, aplicando sofisticadas tecnologías computarizadas para que sus personajes tengan una animación casi humana en movimientos y gestos, creando nuevas tramas, nuevos mundos y con un estilo visual completamente diferente que hacen que las texturas y los colores cobren una realidad fantástica. Todo este éxito Pixar lo consigue gracias a que ha creado un entorno laboral que promueve e impulsa la innovación, una empresa que basa su negocio en las personas más que en las ideas, que anima a que su gente experimente promoviendo la mejora continua, que mira lo que sucede en su entorno, que contrata los mejores profesionales y con el lema de hacer ciencia y arte cuando crea sus películas.

De esta manera, Luis Ángel, la Casa de los Niños y “Coco” nos han devuelto la alegría de festejar a nuestros niños con imaginación y amor, para que además recordemos la bella frase de Mirko Badiale “En cada niño se debería poner un cartel que dijera: tratar con cuidado, contiene sueños”.



Tags: “Coco”

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa