Cochabamba, miércoles 17 de octubre de 2018
Alcaldía y Gobernación no encuentran solución

En 8 años nadie se hace cargo de la obra del hospital del Niño

El secretario de Gobernabilidad del municipio, Sergio Coca, dijo que es responsabilidad del Gobernador porque hay una transferencia del inmueble.
| | 13 abr 2018 |

TRABAJADORES EN SALUD PROTESTAN FRENTE A LA OBRA INCONCLUSA.


A casi ocho años de la paralización de la construcción del hospital del Niño Manuel Ascencio Villarroel, las autoridades no hallan una solución definitiva respecto a la obra gruesa “abandonada”. El secretario de Gobernabilidad de la Alcaldía de Cochabamba, Sergio Coca, manifestó que en 2012 se realizó la transferencia del bien inmueble a la Gobernación y debe decidirse si continúan o no con la edificación.

Sin embargo, el asesor general de la Gobernación, Rodrigo Quinteros, se refirió al proceso de traspaso y manifestó que, mientras no se cumpla con los procedimientos legales, técnicos y administrativos, no pueden hacerse cargo de la infraestructura. “Existe un daño económico al Municipio y eso tiene que ser resarcido para que se pueda hacer la transferencia correcta”.

Coca indicó que en la gestión anterior en tres oportunidades enviaron notas al Gobierno departamental para que puedan conformar una mesa técnica, pero no obtuvieron una respuesta.

Cuestionó la posición de la Gobernación y solicitó que les devuelvan el inmueble para que el municipio se responsabilice. “En reiteradas oportunidades la Gobernación manifestó que no tiene nada que ver. Si es así, que nos devuelvan (el inmueble) por escrito y nos haremos cargo”.

Explicó que la recomendación de la auditoría es efectuar un trabajo de reacondicionamiento porque la estructura tiene fallas. Aclaró que no pedirán más reuniones porque lo hicieron desde febrero del año anterior.



PROTESTA Los afiliados a la Federación de Trabajadores en Salud de Cochabamba y el Sindicato de Ramas Médicas y Afines (Sirmes) protestaron ayer frente a la construcción inconclusa.

El secretario general de los trabajadores en Salud, José Gonzales, lamentó que no haya en Cochabamba un hospital pediátrico de tercer nivel. “Hoy (ayer) es el Día del Niño y el mejor regalo para ellos es contar con un hospital que atienda sus necesidades. Las autoridades se han olvidado de invertir en infraestructura, equipamiento e ítems”.

El presidente del Sirmes, Carlos Nava, lamentó que los niños no cuenten con una atención gratuita y universal. “Están como inquilinos del maternológico”. Señaló que fue partícipe de al menos cinco inspecciones. “Hemos planteado propuestas para la construcción del edificio, pero no hay indicios de solución”.

Una enfermera atiende a 45 pacientes en el hospital Manuel Ascencio Villarroel

La enfermera y dirigente del hospital del Niño Manuel Ascencio Villarroel y del Maternológico Germán Urquidi Norma Mamani informó que la falta de recursos humanos e infraestructura impiden una atención efectiva al menor, puesto que cada enfermera atiende a aproximadamente 45 pacientes e incluso a 90 con los recién nacidos del materno.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que por cada diez pacientes exista una enfermera.

Señaló que cada día llegan al hospital más de 30 menores ambulatorios nuevos, y hay una lista de espera para quienes requieran una intervención quirúrgica.

El médico pediatra del hospital Eduardo Suárez lamentó las condiciones en las que los profesionales atienden a los menores. “Trabajamos en todo momento, pero se nos imposibilita brindar una atención de calidad por las condiciones inapropiadas ante la falta de ambientes”.

Lamentó que el nosocomio colapse frecuentemente. “No hay una sola cama libre”. Acotó que las áreas de quirófano, terapia intensiva y el área del desnutrido severo sean los servicios más llenos. “Todas aquellas salas para atender a niños con patologías complejas están colapsadas”.

Cuestionó que no se priorice la atención al menor y que solo en caso de emergencias sean atendidos por especialistas. “Si no está en riesgo de vida, va a la lista de espera”.

El médico lamentó que pese a las gestiones de los directores durante los últimos años no se logré contar con una infraestructura que garantice el servicio a los infantes. “No tenemos un hospital del niño. Pedimos a nuestros gobernantes que resuelvan este problema que es una prioridad”.

Apuntes

Inician obra

En junio de 2007, se inició la construcción del hospital del Niño Manuel Ascencio Villarroel, durante la gestión del exalcalde Gonzalo Terceros.

La obra, a cargo de la empresa CONSVAL en su primera fase, contempló la estructura gruesa con cuatro plantas más un helipuerto, con una inversión de 2.9 millones de bolivianos.

La infraestructura, ubicada en la avenida Aniceto Arce y Germán Urquidi, prometía el descongestionamiento en los hospitales de segundo nivel.



Paralización

La segunda fase fue adjudicada a la empresa Tiseco en marzo de 2010, pero, la obra se paralizó en agosto del mismo año durante la gestión de Edwin Castellanos. Desde entonces, el edificio se encuentra abandonado.

Identificaron al menos cuatro fallas en el diseño del hospital: la improvisación del helipuerto, la falta de ventanas e instalaciones de oxígeno y aire comprimido en las salas de quirófano; los pasillos no tienen el ancho requerido para la circulación de las camillas; la distribución de las salas no es funcional, pues entre el área de emergencia y terapia intensiva estaba la cocina y el comedor.



Procesos

En 2015 se presentó una denuncia contra 12 personas, entre ellas el exalcalde Gonzalo Terceros, funcionarios y empresa por incumplimiento de deberes, daños económicos y contratos lesivos al Estado. Mientras no se emita un fallo judicial, se desconoce el destino de la edificación, su demolición o refuncionalización.



Abandono

Mientras se define la situación de la construcción, la edificación se encuentra abandonada. La superficie cuenta con la estructura en obra gruesa y en los alrededores hay pastizales con una altura de un metro. Además, es usada por algunas personas como un basurero. “Hay un esqueleto que es la infraestructura. Debería ser un hospital, pero está ahí sin intervención de las autoridades. Ojalá que tomen conciencia y prioricen la atención del niño”, manifestó la asambleísta Lineth Villarroel.



Sin solución

Actualmente, el hospital del Niño utiliza predios del Maternológico y la alta demanda deriva en el colapso. En tanto, no hay una solución de la Gobernación ni de la Alcaldía. Se atribuyen la responsabilidad una a la otra.  



Tags: hospital,Niño,obra,cargo,nadie,hace,años

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa