Cochabamba, lunes 23 de abril de 2018

¿Cuánto cuesta la paz?

| Columnista de EFE editoriales@opinion.com.bo | 08 abr 2018

Tras más de 25 años trabajando en el ámbito de la prevención de conflictos y la construcción de la paz, me sigue llamando la atención que la mayoría de mis interlocutores de "a pie" suelen reaccionar con una aprobación llana, desprovista de curiosidad sobre lo que implica tal tarea.

Como si fuera una labor obviamente abocada al éxito; como si la paz, tan deseable, cayera por su propio peso y llegara al final porque sí. Poco se difunde sobre lo difícil que es construir paz.

La sabiduría popular lo dice todo: Más vale prevenir que curar. De la misma manera, más vale prevenir una guerra que sufrir sus horrendas consecuencias. Es de lógica. Pero los gobiernos y las sociedades del siglo 21 siguen invirtiendo muy poco en prevención, aun sabiendo que la alternativa será afrontar los costes de la violencia, la destrucción, el desplazamiento masivo y el desarrollo truncado.

Se tarda siglos en crear el tejido social, remendado e imperfecto, que arropa a comunidades, pueblos y naciones. Se tarda solo unos días, incluso unas horas de violencia, humillación y barbarie, en rasgar ese tejido y que la población afectada sienta que ya nada será como antes. Sabido es que las heridas de la guerra tardan varias generaciones en cicatrizar, sobre todo en contextos donde no hay verdad, justicia y reparación y, por lo tanto, persisten rescoldos de rencor.

Como no podría ser de otra manera, dentro de Naciones Unidas, creada en 1945 para "preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra" se piensa mucho en la materia y se sistematiza la experiencia reunida. Hace tiempo que se han catalogado las herramientas que facilitan los acuerdos internacionales o intra-estatales, así como los mecanismos requeridos después para construir paz.

No hay más que echarle una hojeada a la página https://peacemaker.un.org/ para ver que existe una biblioteca virtual de casi 400 acuerdos de paz, con infinidad de referencias cruzadas, así como manuales y estudios sobre los mecanismos de diálogo, mediación y resolución de conflictos.

Sus funcionarios hablan en clave de paz y trabajan en esa dirección a diario. Existe además un equipo de mediadores especializados en diferentes aspectos de un conflicto -las inequidades en el reparto de poder, la lucha por los recursos naturales, las garantías de seguridad, etc- y dispuestos a volar allí donde puedan facilitar un proceso.



paz?,cuesta,¿Cuánto

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa