Cochabamba, jueves 13 de diciembre de 2018
Boliviano triunfa en Estados Unidos

Fadrique Iglesias, el gestor cultural que sigue en carrera

Durante gran parte de su vida, fue un eximio deportista. En los últimos años escribió varios libros.
| | 12 mar 2018 |

FADRIQUE IGLESIAS CON EL SUPLEMENTO LA RAMONA, DEL DIARIO OPINION.  FADRIQUE IGLESIAS



Atleta, escritor y gestor cultural. Se trata de Fadrique Iglesias, un cochabambino que vivió en varios países de Europa antes de aterrizar y afincarse en la capital de Estados Unidos, Washington.

Eximio deportista, Iglesias conoció de triunfos en su época “dorada” como atleta. Uno de sus mayores éxitos fue el subcampeonato iberoamericano logrado en 800 metros planos, el año 2006 en Puerto Rico. Su periplo en el deporte le llevó a participar en dos juegos olímpicos (Atenas 2004 y Pekín 2008) y cinco mundiales.

Gracias al deporte pudo viajar a países como España, Rusia, Suecia, Japón y Puerto Rico. Después de este periplo, encaminó sus pasos hacia Estados Unidos para trabajar como gestor cultural.

Iglesias asegura que ahora se dedica a temas de diseminación y producción de conocimiento en temas de desarrollo urbano y ciudades sostenibles.

Otra de sus facetas, la de escritor, le dio la posibilidad de publicar el libro “Klaus Barbie, un novio de la muerte”, sobre el exjefe de la Gestapo en Lyon (Francia), que se escondió en Bolivia y colaboró con varios regímenes dictatoriales en los años 70 y 80.

Como parte de su vocación de cronista, ganó la segunda versión del Premio de Crónica Periodística Pedro Rivero, que organiza el diario El Deber de Santa Cruz, con el trabajo “Policarpio Calizaya: el costurero que corría hasta sacarse el cuerpo”.

P. ¿Cómo llegó a Estados Unidos?

R. Me vine detrás de mi esposa, Mónica Tejada, que estaba viviendo aquí.

P. ¿Qué le animó a migrar a ese país?

R. El gancho era muy fuerte. ¡Es cochabambina, guapa, buena gente y trabajadora!

P. ¿Fue difícil llegar y adaptarse a ese país (Estados Unidos)?

R. Mi primer choque como migrante lo tuve en España, donde viví previamente siete años. La transición a Washington (Estados Unidos) fue más sencilla, pues ya había salido del nido, vivido en un país con cuatro meses de temperaturas bajo cero, con sistemas normativos más efectivos, entre otras cosas.

Fue un buen entrenamiento, aunque debo decir que España, en términos culturales, es muy próxima a Bolivia.

P. ¿Cuál es la labor actual que realiza en Estados Unidos?

R. Trabajé como gestor cultural al llegar, en el condado de Arlington (Virginia), el teatro hispano GALA y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), cuando tenía un centro cultural. Ahora me dedico a temas de diseminación y producción de conocimiento en temas de desarrollo urbano y ciudades sostenibles.

P. ¿Cuáles son los eventos más importantes que realizó como gestor cultural?

R. Importantes según para quién. Tuvimos a gente como la gurú del periodismo Arianna Huffington, a Mario Vargas Llosa, al expresidente del Gobierno español Felipe González, a la Orquesta de la Chiquitanía Arakaendar…

A mí, la que más me divirtió fue la presencia de los caricaturistas Liniers (argentino), Trino (mexicano) y Montt (chileno), tres de las personas más creativas con las que me he topado, y los invitamos para hablar de lucha contra la corrupción. Salió divertidísimo.

P. En cuanto a su producción literaria ¿Qué obras materializó durante el tiempo que vive en Estados Unidos?

R.Trabajé en una investigación periodística sobre el nazi Klaus Barbie junto con Peter McFarren, edité un libro de homenaje a Gabriel García Márquez, con fotos del gran Daniel Mordzinski prologado por Jaime Abello, y gané el Premio de Crónica Periodística Pedro Rivero de El Deber en 2015 y participé de la antología de crónica “Hora Boliviana”, de la editorial El Cuervo.

P. Pasando a otro tema, antes de llegar a Estados Unidos, ¿usted vivió en otros países compitiendo en atletismo?

R. Viví en España siete años en el Centro de Tecnificación Deportiva Río Esgueva, y pasé algún periodo largo entrenando en centros de alto rendimiento en Manaus, Brasil, y Santiago de Chile.

P. ¿No ha visto la posibilidad de ser entrenador en atletismo en Estados Unidos, o ejerce esa ocupación de alguna manera?

R. No he contemplado esa posibilidad porque requiere de un compromiso a largo plazo, que ahora no puedo permitirme. Quizás cuando mis hijos pequeños tengan la edad, me lo pueda plantear, si es que les gusta el atletismo.

P. Hace qué tiempo no visita Bolivia. ¿Qué extraña del país?

R. Trato de ir al menos una vez al año, y de leer la prensa nacional a diario, además de escritores bolivianos. Extraño, por supuesto, a mis padres, hermana y amigos, además de pasear por las calles de mi Cochabamba natal. Pero en Washington DC la población boliviana es tan grande y culturalmente activa, que no deja mucho espacio para la nostalgia.

Apuntes

En la Llajta

Fadrique Iglesias nació en Cochabamba el 12 de octubre de 1980. Actualmente tiene 37 años.

El deporte

Desde pequeño se destacó en el atletismo. Una de sus especialidades fue la de 800 metros planos, en la que consiguió sus mejores resultados. También logró un subcampeonato iberoamericano.

Su viaje

Después de viajar por varios países de Europa, como deportista, se dirigió a Estados Unidos, donde trabajó como gestor cultural.

Literatura

En Estados Unidos, Fadrique Iglesias escribió varios libros, uno de ellos sobre el exjefe de la Gestapo Klaus Barbie, quien estuvo en Bolivia en la época de los regímenes dictatoriales en los años 70 y 80.

Es cronista.

Seguir siempre adelante

P. ¿Qué planifica para su vida en los próximos años, cuáles son sus proyectos?

R. Ahora estoy metido en un doble programa de estudios, el doctorado con la Universidad de Valladolid (España) en Patrimonio Cultural, complementado con un programa en Desarrollo Urbano en Georgetown (Estados Unidos). Eso ha forzado que reduzca mi escritura de crónica periodística.

P. ¿Cómo ve usted al boliviano que vive en Estados Unidos? ¿Cuáles son sus cualidades?

R. Tiene miles de cualidades. La que más me gusta es la fraternidad.

Los bolivianos aquí se ayudan muchísimo, y en seguida te hacen parte de su grupo social. Las cadenas de colaboración son muy fuertes, tanto entre los bolivianos que llevan varios años como entre quienes acabamos de llegar. Son muy receptivos.





Tags: sigue,carrera,cultural,gestor,Iglesias,,Fadrique

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa