Cochabamba, martes 21 de agosto de 2018
Las lluvias continúan en Tiquipaya

El desastre deja un muerto y al menos tres desaparecidos

Un niño de 12 años fue atrapado por el lodo por rescatar a su mascota. Se realiza la búsqueda de un hombre de 78 años y el Vicepresidente se refirió a dos mujeres más.
| | 08 feb 2018 |

FAMILIARES SE AFERRAN AL CUERPO DEL NIÑO, TRAS SU RESCATE DE ENTRE EL LODO EN JUVENTUD CHILIMARCA, EN TIQUIPAYA.DICO SOLÍS



El cuerpo inerte de Gamadiel Rojas de 12 años fue rescatado, cerca de las 10:00 horas de ayer, a través de un hueco en medio del lodo que entró por las ventanas y rompió muros en su casa, y llenó toda la planta baja la noche del martes.

La mañana de ayer, esta fue la primera muerte confirmada en el municipio de Tiquipaya. Su desaparición se reportó la noche anterior. De acuerdo a la información vertida por las autoridades habría, además, tres desaparecidos.

El río Taquiña se desbordó con barro al finalizar la tarde del martes. Los siete metros de profundidad están colmados de lodo, al igual que sus vías laterales con piedras y rocas. La fuerza con la que bajó el barro se evidencia al ver la estructura de lo que fue el puente vehicular que conectaba los barrios Molle Molle y Juventud Chilimarca, 200 metros más abajo. Además se vio muros caídos y fracturados de varias casas, los vehículos incluso pesados, arrastrados y chocados, y los muebles regados sobre las piedras, todavía con agua.

A las 23:00 horas del martes se supo que Gamadiel había desaparecido. Su madre lloraba al frente de su vivienda inundada de lodo, en Juventud Chilimarca. Ella había retornado del hospital, donde fue atendida luego de que le rescataron, tras el ingreso del barro, cuando abría su tienda.

“Llegó la mazamorra. Mi hijo fue a sacar a su perrito”. Relataba la mamá la noche del martes y tenía a la mascota de su hijo al lado. Pero, él no apareció más, hasta ayer, cuando lo sacaron muerto.

Fue necesario abrir el muro desde la casa del costado. Los vecinos ayudaron para extraer lodo en cubetas y piedras en carretillas hasta desenterrar el cuerpo del niño. La camilla esperaba en el patio. Los familiares se aferraron al cuerpo. La gente del lugar no querían que lo trasladen en la ambulancia. La desesperación se manifestó en gritos y llanto.

El comandante regional de la Policía de Tiquipaya, coronel Iván Tapia, informó que hasta ayer, además, había el reporte de un desaparecido, Teodoro Acuña Soria (78), “de un taller de donde pareciera que no pudo salir”.

El vicepresidente Álvaro García Linera, quien llegó al sector de desastre, dijo que estuvo en una vivienda donde están dos mujeres enterradas por el lodo, según publicó EFE.

Hasta anoche, no hubo otros reportes.

JUVENTUD CHILIMARCA En el lado oeste del río Taquiña, en la Organización Territorial de Base (OTB) Juventud Chilimarca, es donde se registró la muerte y reportaron desaparecidos. Ahí, sacar el lodo de las viviendas era una tarea imposible.

El barro ocupó calles y formó como playones entre las viviendas del lado sur del barrio. Las ventanas rotas, muros caídos y gente rescatando sus pertenencias de las segundas plantas y por los techos fueron las imágenes comunes ayer; al igual que vehículos, incluso de alto tonelaje, arrastrados y chocados.

A este barrio llegaron autoridades nacionales y locales, a la cabeza del Vicepresidente, quien fue evacuado cuando atravesaba caminado sobre tablas, encima de la mazamorra, hasta el lugar más afectado. La gente del lugar y los rescatistas advirtieron que llegaba agua.

Los vecinos corrieron por algunas calles. El temor aumentó.

“¡Está bajando agua!, ¡está bajando agua!”.

MOLLE MOLLE “Más bien hemos escapado, casi nos alcanzan las piedras. A todas las wawas les hemos llevado, sin zapatos. Es la desgracia más grande”, contó Florencio Cruz, un vecino de la OTB Molle Molle, quien lamentó, entre lágrimas, que en su casa no se puedan abrir ni sus puertas. El lodo y piedras llenaron los ambientes de la planta baja, el martes.

“Mis bienes están enterrados. Si mi casa se caía, hubiera matado gente. Mi corazón está dolido. Nunca me ha pasado esto en la vida”.

Los funcionarios de la Alcaldía de Tiquipaya llevaron ayer un desayuno a esta zona. Varias familias durmieron en albergues y otros lugares.

Lizeth Encinas y su familia pasaron la noche con sus vecinos. “Cuando llegué a mi casa, todo parecía un río. Ya no había nada. Con mi casa ha empezado todo. Vi cómo el agua se llevaba mis muebles, mi ropa, el televisor, camas”.

El miedo se mantenía y aumentó al mediodía, cuando sobre las rocas arrastradas apareció más agua y lodo. La lluvia volvió y se registraron más riadas.

Temor

De una forma intuitiva, los vecinos alertan cuando se prevé que baje más agua. El temor está latente y la gente corre cuando se anuncia otra riada.

Socavación y erosión causaron la emergencia

El director del Servicio Departamental de Cuencas (SDC) de la Gobernación de Cochabamba, Enrique Soria, informó que las causas del desastre en Tiquipaya son una socavación en la parte alta de la cuenca del mismo nombre y la erosión.

La autoridad descartó las versiones del desborde de una laguna como causa del deslizamiento.

Expresó que en la parte alta existe una “Y”, donde hay una socavación que provocó que ceda el material, la noche del martes.

Acotó que la deforestación en el sector incidió en la erosión.

Aunque las lluvias en la cuenca continúan y todavía hay riesgo, Soria dijo que había más agua que material. Pidió a la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) estar alerta.

Agregó que en la zona de mayor afectación de viviendas “las construcciones están muy próximas” al afluente.

Las franjas de seguridad deben considerar 25 metros a cada lado de la crecida máxima del río.

VECINOS DE TIQUIPAYA TRATAN DE RECUPERAR BIENES ARRASTRADOS POR EL BARRO, DE UNA DE LAS CASAS DERRUMBADAS POR LA RIADA. DICO SOLÍS





Tags: tres,desaparecidos,menos,muerto,deja,desastre

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa