Cochabamba, domingo 18 de febrero de 2018
Fiesta /// Las comparsas tuvieron que recurrir al patrocinio privado.

Crisis económica afecta al Carnaval de Río de Janeiro

REDACCIÓN / EFE cultura@opinion.com.bo | | 08 feb 2018

DESFILE DE LA ESCUELA DE SAMBA PORTELA EN EL SAMBÓDROMO DE RÍO DE JANEIRO. EFE



La economía en Brasil, que sufrió una dura recesión estos últimos años, aún lucha por dejar atrás las secuelas que dejó la crisis económica. Sin embargo, las comparsas callejeras que mueven y dan vida al Carnaval han tenido que recurrir al patrocinio privado para que la mayor fiesta del país no se vea amenazada.

Después de que el alcalde de Río de Janeiro, el evangélico Marcelo Crivella, redujera a 1 millón de reales el presupuesto público del Carnaval más famoso del mundo, la "Ciudad Maravillosa" se ha visto obligada a aproximarse más al sector privado. En años anteriores, Crivella, antes de ingresar a la política, reconoció no ser afecto al Carnaval. Pese a su poca simpatía por la fiesta mantuvo el subsidio municipal a las grandes Escolas do Samba de Río de Janeiro.

Crivella indicó que ante la crisis económica que afecta a Brasil, y la reducción de los aportes federales y del Estado, la Alcaldía tuvo que redefinir sus prioridades. Razón por la cual, a partir de este año, parte del dinero que antes era destinado al Carnaval será orientado a las escuelas primarias municipales, gran parte de ellas ubicadas en las populosas favelas.

Con una estimación de 464 "blocos" (comparsas) en las calles, la empresa carioca de turismo Riotur anunció un patrocinio privado de 38,5 millones de reales (unos 12 millones de dólares), provenientes de compañías como Uber y Dream Factory, empresa asociada a la marca cervecera brasileña Ambev y que también estará presente en Sao Paulo.

La capital paulista y Belo Horizonte figuran en la lista de grandes apuestas del empresariado para esta convocatoria: la primera contará con el triple de inversiones de que dispuso hace dos años, mientras que la segunda vio sus patrocinios privados incrementarse en más de medio millón de reales (más de 150.000 dólares) respecto al año pasado. Como ocurrió en anteriores ediciones, en 2018 las cerveceras serán las principales patrocinadoras del Carnaval, y Skol, del grupo Ambev, será la bebida oficial en las celebraciones de más de 30 ciudades. Con el mayor patrocinio privado de su historia, el de Río de Janeiro es aún el Carnaval más importante del país y, según Riotur, reunirá este año a unas 6,5 millones de personas, entre ellas 1,5 millones de turistas nacionales e internacionales, que gastarán cerca de 3.500 millones de reales (unos 1.100 millones de dólares).

Asimismo, la crisis que ha estado afectando a Brasil, se ha traducido en una caída en las ventas y en la ocupación hotelera respecto a ediciones anteriores. Las cifras de ocupación oscilan ligeramente en función de las zonas de la ciudad, un promedio del 67 por ciento en el centro y un 74 por ciento en la zona sur, en barrios como Copacabana, según datos de la Asociación de Hoteles de Río. El departamento de Turismo de Río de Janeiro espera atraer a un millón de personas que gastarán alrededor de 3 mil millones de reales brasileños (950 millones de dólares) en la ciudad durante las fiestas, entre el 24 y el 28 de febrero.



Río,Janeiro,Carnaval,afecta,económica,Crisis

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: