Cochabamba, viernes 21 de septiembre de 2018
DESDE EL CUARTO PROPIO

Hinchas violentos

| | 07 feb 2018 |

Se dice que el fútbol es un deporte de pasiones. No solo para quienes lo juegan, sino también para quienes lo siguen en las graderías, los medios de comunicación. Una pasión casi irracional, cuando no se puede explicar las explosiones que desata. En nuestro medio, poca gente es la que no ha elegido o definido el equipo al que sigue y apoya. Se trata de casi una tradición familiar, porque la “elección” dependerá de las definiciones que hicieron nuestros padres, la mayoría sin tener claro por qué se apoya a uno y no a otro.

Así los hinchas de los clubes acuden a los estadios para expresar sus amores, gritando y animando al propio y lanzando improperios al adversario y, dependiendo de los resultados, también en contra del arbitraje (a manera de catarsis). La violencia de los hinchas, pocas veces afecta a los jugadores, aunque sí se suelen tirar objetos a la cancha, cuando se cuestiona la actuación de algún jugador. Lo que sí se hace cada vez más frecuente son las reacciones violentas de las llamadas “barras bravas” que protagonizan peleas callejeras con sus pares de equipos adversarios, típicas expresiones machistas. Sin embargo, es indignante el video que ha circulado en redes sociales en el que un grupo de delincuentes vestidos como hinchas de Aurora, agreden a dos muchachas de The Strongest, obligándolas a quitarse las camisetas (dejándolas semidesnudas) y robándoles los celulares.

Ningún justificativo es válido frente a la violencia y el uso de poder que hacen estos hombres frente a dos muchachas que se ven amedrentadas e indefensas. Hasta hace poco el fútbol estaba vinculado a actividades masculinas; pero cada vez más mujeres lo practican o disfrutan siguiéndolo, asistiendo al estadio y apoyando a sus clubes. Los clubes deben garantizar para las mujeres que forman parte de las barras de apoyo, las condiciones de seguridad que les permitan disfrutar del deporte libre de agresiones. A estas alturas, los equipos debían haberse pronunciado rechazando las expresiones de violencia machista y anunciando que no tolerarán comportamientos similares en las filas de sus hinchadas. Mientras tanto, se evidencian silencios cómplices en todos los equipos, dejando entrever el machismo que todavía campea en la práctica del fútbol, porque reproduce valores, actitudes y comportamientos violentos y machistas.



Tags: violentos,Hinchas

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa