Cochabamba, martes 13 de noviembre de 2018

Casas sostenibles y "decentes" para los refugiados en Italia

| | 03 feb 2018 |

VOLUNTARIOS QUE TRABAJAN EN EL PROYECTO PARA DAR VIVIENDA DIGNA A LOS REFUGIADOS. CRÉDITO: AGRISHELTER

La iraní Narges Mofarahian ha creado un modelo de alojamiento de bajo coste y sostenible destinado a albergar temporalmente a refugiados de manera "decente", que se materializará próximamente en Milán (norte de Italia).
El proyecto, denominado "AGRIshelter", propone la construcción de espacios para refugiados a base de materiales locales, sostenibles, biodegradables y perdurables, como la madera o la paja, cuyo valor de aislamiento evita la necesidad de sistemas de calefacción o refrigeración, cuenta a Efe en una entrevista su creadora.
La medida estándar de cada estancia es de 35 metros cuadrados, si bien, según las necesidades, "tamaño y diseño son adaptables", explica esta estudiante de arquitectura.
Y destaca que "la casa puede ser construida en un día por cuatro personas no expertas y es fácil de desmontar o transportar".
Con puertas y marcos de ventanas hechos de madera prefabricada, muros confeccionados a base de fardos de paja y una lona como techo, el recinto se completa con una cisterna a un lado.
La iniciativa ha sido premiada recientemente por su contribución social con 10.000 euros (alrededor de 12.000 dólares) por las fundaciones italianas Accenture (servicios tecnológicos) y Snam (gas natural), y dotada de un crédito financiero de hasta 50.000 euros (62.000 dólares) por el grupo bancario Ubi.
Con la retribución, la primera experiencia piloto se llevará a cabo próximamente en Milán, "probablemente para personas sin hogar o inmigrantes italianos", adelanta su promotora.
"Está destinada a ser un refugio temporal, pero decente", resume a Efe Richard Ingersoll, coordinador de un proyecto que ya galardonaron en 2016, también con 10.000 euros (en torno a 12.000 dólares), la fundación IKEA y la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en el certamen "What Design Can Do" (Qué puede hacer el diseño), por aunar diseño con acción humanitaria.
"En 2015 hubo una gran afluencia de refugiados en Europa que huyeron de la guerra en Siria y muchos países europeos no estaban bien preparados para dar cabida a tanta cantidad de personas", explica la arquitecta, de 29 años, sobre las razones que le impulsaron a concebir un prototipo de hospedaje que se engendró como un trabajo de fin de carrera.
"Las soluciones eran normalmente tiendas de campaña, contenedores o grandes espacios públicos, lo que estaba creando muchas tensiones e inseguridad", expone sobre una coyuntura que le resultó "definitivamente desgarradora", manifiesta.
A su juicio, "los contenedores no son una buena solución ya que son un desperdicio de material, relativamente caros, no dan sensación de hogar y no tienen comodidad interna: calientes en verano y fríos en invierno".
Además, añade, "parecen siempre separados del resto de la ciudad y normalmente crean aislamiento".
No difiere de esta visión el gambiano de 29 años Mohammed Jarra, quien vive en un campo de refugiados desde que llegó a Italia vía Libia en 2015, y los describe como "selvas en el bosque".
En contraposición, "AGRIshelter" es una "solución barata y ofrece dignidad y seguridad en situaciones de emergencia", considera Mofarahian, quien espera asimismo que con su desarrollo se creen "empleos para personas no especializadas y las pequeñas y medianas empresas (PYMES)", pues "se involucra a diferentes grupos de personas en el proceso de construcción", afirma en torno al valor humano agregado al proceso..
Este mes de febrero "AGRIshelter", hoy establecida como una asociación sin ánimo de lucro, se constituirá como una empresa con vocación social, y destinará así la asignación recibida a "las autorizaciones y certificaciones necesarias" que hagan posible la materialización del proyecto.
"Ya hemos tenido negociaciones y hemos recibido el interés de fábricas que producen los componentes, así como también de las organizaciones sin ánimo de lucro y los centros de acogida que podrían trabajar con nosotros como socios operativos".
Refiere en esta línea a la cooperativa italiana "Farsi Prossimo Onlus", promovida por la Fundación Cáritas Ambrosiana, que ya participó en la ejecución de los primeros prototipos - el último fue llevado a cabo en junio de 2016 en Milán-, en los que voluntariamente tomaron parte estudiantes y refugiados como Jarra, y "están interesados en continuar la colaboración", apunta.
En este sentido, la organización de Mofarahian "será la responsable de la construcción de las casas (fase de ejecución), mientras que el número de personas y otros asuntos relacionados con la gestión del campamento serán decididos por las organizaciones relacionadas", detalla la iraní.
Y concluye con vistas al futuro: "empezamos centrándonos en la situación de los refugiados en Europa, pero estoy absolutamente dispuesta a aplicar esto a diferentes situaciones, como a víctimas de desastres naturales".



Tags: Italia,refugiados,"decentes",sostenibles,Casas

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa