Cochabamba, viernes 19 de octubre de 2018

Tomar bebidas energizantes puede llevar hasta la muerte

Los populares líquidos energéticos, de libre venta en Cochabamba, representan un gran riesgo para enfermos del corazón. También para quienes los mezclan con alcohol o los toman antes de dormir.
| | 23 ene 2018 |

DEMEDICINA.COM

 

Adrián, de 20 años de edad, culminó sus estudios de gastronomía y estaba en la víspera de graduarse. Fue a jugar fútbol junto a sus compañeros, pero, como se sintió algo cansado y sediento, compró en la tienda de la esquina dos latas de energizante y las tomó una tras otra. Satisfecho, se echó en la gradería de la cancha a dormir una siesta. Sus compañeros terminaron el partido y trataron de despertarlo, pero había fallecido. Adrián no tenía antecedentes de enfermedades cardiacas ni había consumido alcohol, pero no reparó en el mensaje de la lata que recomendaba usarla antes de practicar una actividad de mucho desgaste físico o antes de un examen.

El cardiólogo Henry Sossa, del Instituto Cardiovascular Cochabamba, afirma que hay varios casos de muertes súbitas relacionadas al consumo de bebidas energizantes que, junto con bebidas alcohólicas, se transforman en un producto tóxico para el corazón. Explica que hay personas más sensibles a esas bebidas o que han tenido una arritmia cardiaca.

La mezcla entre alcohol y/o drogas con bebidas energizantes aumenta la excitabilidad del corazón y produce arritmia. “Muchas veces no dan tiempo para una reanimación adecuada, considerando que este tipo de consumo se realiza en ambientes en los que no existe atención médica ni botiquines ni desfibriladores, como son las discotecas de Cochabamba”, advierte Sossa.

Se dieron varios casos de muerte de personas de 16 a 21 años por intoxicación relacionada con el consumo de bebidas energizantes, pero no se puede establecer la causa del deceso, a no ser que se pueda realizar un estudio postmortem toxicológico.

También hay personas mayores, con consumo abusivo de alcohol asociado a energizantes para mejorar su resistencia y/o evitar el sueño.

Esas intoxicaciones son bastantes frecuentes y muchos llegan a las salas de emergencia, donde, con suerte, son reanimados. Gracias a ellos es que se conocen estos antecedentes.

El cardiólogo aconseja a los padres y madres de familia que alerten a sus hijos e hijas sobre los riesgos a los que están expuestos. El tipo de bebida alcohólica que se combina con los energizantes es muy importante. En la actualidad, hay bebidas más tóxicas porque contienen mayor cantidad de alcohol metílico.

Quienes fabrican las bebidas con alcohol metílico cometen el delito a sabiendas. Esas bebidas se las encuentra fácilmente en Cochabamba, con etiquetas adulteradas y un costo bajo, por lo que los muchachos y muchachas son proclives a comprar estas bebidas y rápidamente llegan a un nivel de alcoholismo de alto riesgo ya que son neurotóxicos. Hay varios casos de coma de adolescentes por intoxicación alcohólica. Algunos pudieron salir exitosamente porque fueron atendidos a tiempo o porque tuvieron la suerte de vomitar parte de la bebida alcohólica.

Quienes deben tener precauciones

Henry Sossa

Cardiólogo



Las personas con arritmia cardiaca y las que han nacido con alteraciones en el corazón son susceptibles a mayores arritmias por el consumo de energizantes.

Los pacientes con síndrome de Wolff-Parkinson-White, que tienen un riesgo de muerte súbita ligeramente superior al de la población general y quienes sufren taquicardias supraventriculares no deberían consumir en ningún caso ninguna bebida energética.

En gente joven se ven arritmias cardiacas que no son fatales, se pueden controlar con medicamentos. Hay personas que ya han sufrido un episodio de arritmia cardiaca y recibido tratamiento, ya sea con medicamentos o con alguna intervención quirúrgica de ablación de los circuitos de conducción defectuosos dentro el corazón. Ellos saben que no pueden consumir estimulantes.

Los jóvenes tienen predisposición a la arritmia, que puede ser benigna, pero si se combina con medicamentos y drogas, puede volverse más peligrosa.

En las personas que ya tienen una cardiopatía chagásica, hipertensiva o isquémica, que pueden haber sufrido una angina de pecho o infarto de miocardio, el riesgo es mayor.

Como proteger al corazón

Hacer ejercicios

Trate de hacer vida sana y evite el sedentarismo. Haga ejercicios. Si uno no puede asistir al gimnasio, caminar es un excelente ejercicio. Se debe andar entre 30 a 60 minutos por día.

Evite usar el ascensor.

Los adolescentes y jóvenes tienen que hacer deporte. Inculcar a niños y niñas, desde temprana edad, a que realicen un deporte es una garantía para que la persona sea sana en el futuro. Es fundamental tener una dieta sana de tipo vegetariana, basada principalmente en verduras, siguiendo las pautas de la dieta mediterránea, caracterizada por el consumo de granos, vegetales, frutas secas y aceite de oliva para garantizar una vida plena y satisfactoria,

EVITE EL TABACO

Fumar deteriora todo el cuerpo. El daño que causa trasciende generaciones, pues afecta a los hijos, incluso a los no nacidos. La combustión de más de 4 mil sustancias que contiene cada cigarro causa severos daños a la salud de la persona que fuma, así como a las que inhalan el humo. El cigarrillo es muy perjudicial para todo el sistema cardiovascular y sanguíneo. El humo hace que las arterias se dilaten menos y les forma más placa en su interior. Como complemento maligno, la nicotina eleva la tensión arterial, según el portal Mirador de Salud.

Al menos 40 sustancias de la combustión del cigarrillo son cancerígenas y causan un aumento en el riesgo de sufrir un infarto al corazón.

DISMINUya el consumo de alcohol

“El exceso de alcohol puede provocar cirrosis, anemia, algunos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares. Dejar de beber durante 30 días mejora notablemente los niveles hepáticos, la presión arterial y el colesterol. Tras cuatro semanas sin ingerir alcohol, las personas muestran un menor riesgo de desarrollar cáncer y diabetes”, explica Sophie Borland en The Advertiser. Otro de los principales beneficios es la posibilidad de adelgazar. “El alcohol está lleno de calorías vacías, que no tienen ningún valor nutricional, no te sacian y te hacen engordar”, indica. Una cerveza contiene alrededor de 200 calorías, similar a una bolsa de papas fritas. El consumo de alcohol (4-7 veces por semana) se asocia con un mayor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular.

Controle la hipertensión 

Mucha gente padece enfermedades cardiacas relacionadas a varios factores prevenibles como el colesterol elevado, la hipertensión arterial, que no está bien tratada ni controlada. La comida chatarra contribuye a la elevación del colesterol y los triglicéridos que son otro factor que contribuye a enfermedades de tipo isquémicas y coronarias que llevan al individuo a tener un infarto al miocardio o una embolia cerebral. La cardiopatía isquémica es la enfermedad ocasionada por la arteriosclerosis de las arterias coronarias, es decir, las encargadas de proporcionar sangre al músculo cardíaco (miocardio). Para reducir el riesgo, la clave es reducir el consumo de grasas y alimentarse con frutas, verduras, cereales integrales, lácteos y pescado.





Tags: hasta,muerte,llevar,puede,bebidas,energizantes,Tomar

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa