Cochabamba, miércoles 20 de junio de 2018
La última cinta de Marcos Loayza se estrenó ayer. OPINIÓN conversó con el director de la cinta, y con los actores Paolo Vargas y Alejandro Marañón.

“Averno”, un filme de “mucha imaginiería” llega a las salas

| | 12 ene 2018

EL ACTOR PAOLO VARGAS INTERPRETANDO A TUPAH, EN LA PELÍCULA “AVERNO”, ESTRENADA AYER EN VARIAS SALAS DEL PAÍS. ALMA FILMS



“Averno”, la última propuesta del cineasta paceño Marcos Loayza fue estrenada anoche en salas de varias ciudades del país. La noche del martes la película tuvo su premiere en la Cinemateca Boliviana, en la ciudad de La Paz, con una sala llena de espectadores que al final de la proyección ovacionaron a la película poniéndose de pie.

Aprovechando su presencia en la ciudad para promocionar la cinta e invitar al público a los cines, (Center y Prime en la Llajta) OPINIÓN conversó con el director Marcos Loayza (ML) y los actores Paolo Vargas (PV), intérprete de Tupah, personaje principal; y Alejandro Marañón (AM), que interpreta al mítico Lari lari.

Loayza adelantó que se buscarán festivales para la película, y que además será estrenada en Uruguay, país coproductor de la misma.

P. Estando a horas del estreno, ¿qué expectativa tienen de la reacción del público? ¿Cómo ha sido la premiere en La Paz? ¿Cuál fue la reacción del público?

ML: Estamos muy contentos. Particularmente yo estoy muy orgulloso, y creo que ha funcionado la película. Uno hace un montón de apuestas cuando decide filmar una película, y siento que estas han sido bien jugadas. Estamos con la certeza de que las apuestas han funcionado y que en la premiere la gente ha disfrutado la cinta.

A pesar de que la sala estaba llena, había un silencio total, la gente apenas se movía. Yo estoy contento y esperando, ahora que la película se estrena para el público, que la gente vaya al cine. Si bien el público ha demostrado expectativas, siempre es un misterio. Esta noche (ayer) vamos a ver cómo nos va, cuánta gente va y cómo reacciona.

P. ¿Encuentra que el resultado es más o menos lo que esperaba cuando se inició el proyecto?

ML: No, porque es una película de mucha imaginería. Está todo lo que estaba en el guión, pero se ha ido configurando de diferentes maneras, conforme se fue desarrollando. Ha cambiado. Ha sido muy importante el proceso, y el aporte de mucha gente, tanto como los encargados de arte como los actores. Cada uno ha puesto su impronta personal.

P. Además, es una película que cuenta con muchos actores, varios de ellos muy reconocidos y de gran recorrido. ¿Cómo ha sido trabajar con ellos?

ML: Es heterogéneo. Hay actores como Paolo Vargas, Jessica Tejeda y Sidney Sánchez que son debutantes en el cine. Hay otros como Alejandro Marañón, Freddy Chipana y Tica Michel, que son actores de mucha trayectoria en el teatro y que incursionan en el cine por primera vez. También hay gente de televisión, como Leonel Franchese, Cory y Adolfo Paco, y actores con los que siempre he trabajado, como Luigi Antezana.

Es una película diferente porque abunda la cantidad de personajes, y cada actor que los interpretan tiene su propia manera de trabajar que hay que respetar.

P. ¿Cómo ha sido la experiencia de trabajo con un equipo así de nutrido?

AM: Ha sido muy interesante encontrarme con muchos buenos amigos, encontrarme con gente que ya había hecho mucho de cine. Quizás a un principio me sentí algo intimidado, no sabía si yo iba a dar a la talla de gente que ya había trabajado, y bien, en cine. Pero tomé el consejo que alguna vez me dio alguien: “Ponte a la altura”. Simplemente hice mi trabajo: memorizar el texto, meterme al personaje, hablar con el director, practicar, practicar, practicar y presentarlo. Creo que al final el resultado fue bueno.

P. Alejandro, ¿cómo encuentras tu interacción, como persona y como personaje, con Paolo Vargas y con Tupah?

AM: Bueno, con Paolo nos llevamos muy bien. A un principio yo no lo conocía ni conocía nada, pero en los ensayos y encuentros, más allá de que en la película soy el Lari lari y quiero extorsionarlo o llevarme algo de él, nos hemos llevado muy bien. Es una gran persona y estoy seguro de que tendrá una carrera llena de éxitos profesionales en el cine y en todo proyecto artístico que emprenda.

P. Paolo, coméntanos tu formación y cómo llegas a la película.

PV: Empecé haciendo teatro el año 2006, participando de talleres y buscando las maneras de formarme y después me fui a Estados Unidos a estudiar Artes Liberales. Estudié Danza y me conseguí un agente. Allá pude hacer algunos infomerciales, algunas obras de teatro, y seguí pasando talleres en Nueva York. Después regresé a Bolivia y participé en algunos videos, pero lo principal es que vengo trabajando cinco años ya con Patricia García (actriz y directora de teatro paceña). Para mí es mi maestra y me ha dado mucha formación.

Por mi cuenta, he investigado sobre distintos métodos y escuelas de actuación. Eso te motiva a, como actor, sacar lo mejor de ti. Y si un personaje requiere otras cosas tienes que ir e investigar, ver de qué manera vas a lograr encontrar estados, lograr encontrar historias, lograr encontrar puntos de referencia que vayan a completar la idea de un guión, de un director, para así lograr convertirme en ese instrumento que vaya a llevar el hilo de la historia.

En este caso, he tenido una gran guía de Marcos Loayza, que es un gran director de actores que me ha complementado en todo este proceso.

También he contado con la compañía de grandes actores, se ha podido generar con ellos una energía que yo creo que la gente va a poder sentir cuando vea la película.

P. ¿Qué esperas para más adelante?

PV: Lo que ahora me toca, y a mí me encantaría, y lo estoy buscando, es hacer una maestría en actuación, y a la par de eso seguir actuando. Después de esta experiencia nutritiva, ahora mi enfoque de especialización será para trabajar en cine. El teatro ha sido una gran escuela y nunca la voy a dejar de lado. Me ha enseñado que lo que hace a un actor es trabajar, trabajar y trabajar, buscar papeles que lo lleven a otros estados, otros registros de exploración interna y externa.

P. ¿Qué te ha exigido Tupah como actor?

PV: Tupah me ha exigido ingresar a un estado que es muy “Marcos”. Un estado muy profundo, de lucha y de coraje. Me ha exigido lo mejor de mí, entre eso aptitudes también físicas, y creo que he dado lo mejor. He tenido ensayos y rutinas muy disciplinadas de atletismo, kick boxing, artes marciales, para poder realizar las escenas que exigía Marcos.

Yo creo que Tupah, como los buenos personajes de los buenos guionistas y los buenos directores, ha exigido lo mejor de mí.

P. ¿Cuán fiel resulta la película al imaginario de la noche paceña?

AM: Hay tanto imaginario sobre la noche paceña, se ha hablado tanto de eso, es un mundo diferente que quizás antes no se ha visto en el cine. Fidelidad existe, pero creo que la gente encontrará nuevas dimensiones de la noche paceña.

ML: Yo creo que la noche paceña es el punto de partida. La idea es que la película configure un universo propio. Es una mirada de la noche, no es un reflejo real de ella.

PV: Yo siento que este mundo que tiene como referente a la noche paceña invita a que la gente se empape de estos elementos míticos y se cuestione cosas. La gente fácilmente se puede enamorar de esta.



Tags: llega,salas,imaginiería”,“mucha,filme,“Averno”,

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa