Cochabamba, domingo 19 de agosto de 2018
DE FRENTE

Un Código subversivo

| | 07 ene 2018 |

La aprobación en tiempo relámpago del Nuevo Código del Sistema Penal (NCSP) por el Órgano Legislativo ha hecho saltar las alarmas en diferentes sectores de la población. Los primeros en observar el contenido del artículo 205 del citado instrumento fueron los médicos cuyas observaciones, pedidos y movilizaciones fueron minimizados por la soberbia de miembros del Ejecutivo los/as que se enfrascaron en descalificaciones y amenazas que fueron encendiendo más el conflicto.

El anuncio de traer médicos cubanos para reemplazar a los bolivianos que se hallaban movilizados y la creación de un ente paralelo con gente militante del partido oficialista, sin calificación profesional ni prestigio académico, terminaron por ahondar el conflicto y que el NCSP promulgado por el Presidente sea sometido a la lupa, ya no solo de profesionales en leyes, sino de sectores como el transporte, el comercio y otros, quienes identificaron las graves amenazas contenidas en diferentes artículos contra la libertad, la seguridad, la propiedad, el trabajo y la dignidad humana. Una vez develadas las trampas encubiertas del NCSP ya resulta difícil llegar a acuerdos sin atender a la totalidad de las demandas, tal es así que la buena intención del Ministro de Gobierno no logró el efecto esperado, llegó muy tarde y a estas alturas no queda otra cosa que convocar a la Comisión del Congreso y aprobar una ley que deje sin efecto la aprobación del NCSP entre tanto se proceda a la revisión detallada de todos y cada uno de los artículos contenidos en la propuesta, no hacer de esta manera es colocar parches con la posibilidad que más adelante emerjan nuevas observaciones. Por su parte, las organizaciones de la sociedad civil deben asumir el compromiso de realizar propuestas racionales enmarcadas en la filosofía de los derechos humanos para mejorar la legislación en materia penal, superando la existente desde 1973, la misma que fue aprobada en un contexto de dictadura con un enfoque eminentemente punitivo, no así restaurativo. También la revisión de la totalidad del NCSP podría ser aprovechada para incorporar modificaciones a la redacción de algunos tipos penales que al no tener precisión y claridad resultan difíciles de ser comprendidos por ciudadanas y ciudadanos en general, más si se tiene en cuenta que las leyes, una vez promulgadas obligan absolutamente a todas las personas sin que nadie pueda alegar en su favor desconocimiento de ellas. Los/as legisladores deben tener presente este hecho, superando la falsa idea de que las leyes son instrumentos para las y los abogados.

Es necesario que Bolivia se dote de un Código Penal claro, preciso y garantista, evitando que se convierta en un código subversivo como el cuestionado NCSP.



Tags: subversivo,Código,Un

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa