Cochabamba, domingo 19 de agosto de 2018

Cómo hablar de sexo con nuestros hijos adolescentes

La comunicación con los hijos tiene un impacto tremendamente positivo en su autoestima y su seguridad personal y será un recurso invaluable a la hora de que manejen su sexualidad adulta sanamente.
| www.psicoactiva.com | 17 dic 2017 |



La adolescencia es una edad en la que el sexo toma un significado totalmente diferente de la infancia. 

Explicar cómo se concibe o nace un hijo es muy diferente a saber (o temer) que una hija de 16 años sea sexualmente activa.

A muchos padres les cuesta hablar de estos temas con su hijo o hija adolescente. Unos por inseguridades, otros porque creen que sus hijos no aceptarán una conversación sobre estos temas con ellos. Los chicos y chicas adolescentes merecen y valoran la información y, lo que es más importante, las conversaciones con los padres. Pero no siempre lo ponen fácil.

Es bueno que conozcan cómo piensan los adultos de la casa respecto a la sexualidad. Definir las propias ideas sobre el sexo permitirá comunicar las convicciones a los hijos en términos sencillos y directos. Conseguir poner palabras a las ideas sobre este tema ayudará a ordenarlas y permitirá enseñar de forma clara, respondiendo constructivamente las cuestiones conflictivas que plantean los hijos con frecuencia.

Por otra parte, no importa tanto si la conversación es con el padre o la madre, lo que sí importa es que la conversación se haga. Para conseguir el esperado diálogo es importante que él o ella sepan de qué nos gustaría hablar en concreto…, después ser pacientes, saber esperar, no perder el sentido del humor y no desistir.

Escúchales cuidadosamente. Cada época tiene una jerga y su seguro que es diferente a lo que tú utilizabas. Cuando más bien la aprendas, más bien sabrás por dónde empezar.

Pautas



—1. Elegir el momento. Algo tan inocente como un enamoramiento con 13 años podría ser una buena oportunidad para hablar de lo que pasa cuando ese sentimiento no es correspondido y así construir la confianza necesaria sobre asuntos que tienen que ver con las relaciones sentimentales y la actividad sexual. Siempre es mejor empezar a hablar con adolescentes demasiado pronto que demasiado tarde.

—2. Supere la propia vergüenza. No hablar de sexo con los hijos es una verdadera negligencia que traerá consecuencias en la vida real.

—3. Elija el tono. Si son capaces de hablar de una forma serena y tranquila, la experiencia será más cómoda para todos.

—4. Acepte la incomodidad. Si están muy nerviosos y actuar no es su fuerte, entonces la mejor opción es reconocer desde el principio lo incómoda que les resulta la situación.

—5. Cómo sacar el tema. Sentarse frente a frente es una situación intimidante. Espere a un momento que ayude a tener este tipo de conversación como, por ejemplo, un viaje en coche. Nadie puede levantarse y huir, y además tendrán la excusa perfecta para evitar el contacto visual.

—6. Utilice terminologías acordes con la edad, pero no les hable como niños pequeños, ni se ponga en el otro extremo y utilice su lenguaje. Ustedes son sus padres, no sus amigos.





Tags: hijos,adolescentes,nuestros,sexo,hablar,Cómo

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa