Cochabamba, lunes 18 de diciembre de 2017
Mega Menu Opinnión
FORO

Desencanto en elecciones en Cuba

| | 05 dic 2017

La participación en las elecciones municipales celebradas la semana pasada en Cuba y cuya segunda vuelta se celebró el domingo confirmó una tendencia descendente atribuible al desencanto hacia el sistema de partido único, los cambios económicos, la migración y una ley electoral desfasada.

Aunque en la isla no es obligatorio votar, la participación se mantuvo décadas por encima del 90 por ciento , pero en los comicios municipales de 2015 se desplomó seis puntos hasta el 88.3 por ciento y este año bajó aún más hasta el 85.9 por ciento , según datos hechos públicos por la Comisión Electoral Nacional.

Tras la caída de votantes de 2015, ese órgano achacó la abstención a la ausencia de electores que se encontraban de viaje, ya que las de ese año fueron las primeras elecciones celebradas tras la reforma migratoria que eliminó el permiso de salida al extranjero para los cubanos.

"Probablemente la bajada tiene que ver con que el país requiere un cambio en la ley electoral y la forma de organizar las elecciones", algo que "se anunció y no se materializó", afirmó a Efe el exdiplomático cubano Carlos Alzugaray. Aunque "puede haber cansancio", Alzugaray atribuye el descenso participativo a que "hay que cambiar ya el sistema electoral". "No lo interpreto como rechazo del sistema sino por un ´me da igual que salga uno u otro´, lo cual tampoco es bueno".

El oficialismo cubano defiende que su sistema es de los más democráticos del mundo porque, sin campañas ni programas electorales, permite que el pueblo elija a sus representantes municipales -de donde salen parte de los diputados nacionales- a partir de candidatos a los que sus vecinos votan a mano alzada en cada barrio, en las "asambleas de nominación".

Los detractores del régimen, sin embargo, condenan la existencia de un único partido legal (el Partido Comunista de Cuba), consideran el sistema una farsa porque ningún independiente supera los primeros filtros para convertirse en candidato y denuncian que quienes lo intentan son hostigados.

Para Alzugaray, el problema reside en que "no hay campañas o propuestas. Votas por una biografía, pero eso no dice nada sobre su capacidad de gobernar y legislar".

El opositor Manuel Cuesta Morúa cree que la dirigencia del país temió cambiar la ley electoral "en medio de una transición en el poder", que Raúl Castro abandonará en febrero del 2018 (...).



Cuba,elecciones,Desencanto

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa