Cochabamba, Bolivia, Viernes 13 de octubre de 2017
Cochabamba

Padres observan irregularidades en el duro peregrinaje por la inscripción premilitar

Por: Devy Gonzales Machado | Opinión Digital | 13/10/2017 | 12:37
Encuentra el informe completo debajo de los contenidos multimedia.

Voltea tu dispositivo móvil para una mejor experiencia. 
Cientos de padres de familia y estudiantes entre 16 y 17 años de edad en Cochabamba deben cumplir con la compleja inscripción al servicio premilitar por los requisitos, pero sobre todo por las irregularidades que, según sus denuncias, complican aún más el proceso.
Desde la “venta” de lugares en las filas para conseguir un cupo hasta la supuesta obligación de acudir a centros médicos específicos y los gastos elevados, son los obstáculos que los adolescentes y sus familias deben sortear.
Acompañados por algún familiar y en algunos casos solos, jóvenes de diferentes establecimientos educativos y provincias de Cochabamba aguardaron en largas filas para iniciar con el trámite de inscripción. El proceso se inició del 11 de septiembre con la etapa de reclutamiento, fase que culminó el 14 de septiembre.
Durante los días del reclutamiento, la temperatura mínima que se registró fue de nueve grados. En medio de este clima, los postulantes y sus padres esperaron por horas, incluso noches.
Al finalizar el horario de atención en las oficinas de reclutamiento, muchos se quedaron sin ser atendidos y algunos decidieron irse, pero la mayoría optaba por quedarse.
En esta fase, surgió la primera denuncia. Incluso un mes antes de las inscripciones al servicio premilitar, padres de familia se organizan. De modo que desde dos días antes del día que se inicien las preinscripciones, empiezan a hacer filas.
Algunos de los interesados acusaron a otras personas de vender sus espacios en las filas de espera para la preinscripción. Por órdenes superiores del Ministerio de Defensa, existe un cupo limitado de admisión y esto es aprovechado por quienes quieren lucrar ante la desesperación de los padres.
Centros médicos
Cumplida la difícil etapa de la preinscripción, viene la fase de selección. Uno de los requisitos para ser admitido en el servicio premilitar es el examen médico. Después de haber sido admitidos en la lista de preinscritos, los postulantes deben aproximarse al Centro Médico que el recinto militar propone.
En el caso del Centro Médico Aeronáutico, se debe realizar un pago de Bs 250 para la realización del examen médico. Según informes oficiales de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), este tipo de informes exige lo siguiente: electrocardiograma, electroencefalograma, ecografía (para las postulantes del sexo femenino), radiología, hemograma completo, grupo sanguíneo, glicemia, creatinina, VDRL o RPR, prueba de embarazo y de hepatitis “B”.
Sin embargo, según informes oficiales, el Centro Médico de la FAB no cuenta con el equipo necesario para realizar el examen médico completo que se exige para la admisión de los nuevos premilitares.
Por esta razón, aseguró uno de los responsables del centro médico de la FAB, los postulantes pueden dirigirse a la institución de salud que ellos prefieran para el electroencefalograma, ecografía y electrocardiograma, entre otros exámenes.
Sin embargo, algunos padres de familia, denunciaron que las Fuerzas Armadas determinan las instituciones donde se debe acudir para cumplir con el examen médico, prueba de ello son las fichas que los postulantes reciben, por ejemplo de parte de la FAB, para acudir a determinados centros, según mostró uno de los denunciantes.
Estos centros son: Imagen y Neuromed. Los centros mencionados no emiten factura, pese al monto que deben pagar, de acuerdo con la acusación de los familiares de los jóvenes.
Ante esta queja, Opinión fue a Neuromed, en donde un par de señoritas mencionaron que no les dieron facturas al momento de hacer la cancelación del servicio que este centro ofrece. Agregaron que el centro médico del recinto militar donde están postulando, les asignó la institución de salud a la que debían acudir para completar el examen médico.
Por su parte, el neurólogo de Neuromed, negó la existencia de convenios o algún tipo de acuerdo entre esta institución y alguna de las instancias de las Fuerzas Armadas para prestar sus servicios, como denunciaron los padres y madres.
Agregó que contrario a las afirmaciones que niegan la emisión de facturas por los servicios, Neuromed sí emite la facturación a sus clientes, en este caso a los postulantes a premilitares.
“A veces a la premura y al trabajo, porque lastimosamente quienes establecieron las condiciones de los requisitos, no establecieron que el estudio encefalográfico es prolongado (…), entonces en algún caso podría haberse no obviado, sino olvidado (la facturación)”, explicó el neurólogo.
Por su lado, Imagen aseguró que emite la factura correspondiente por un monto de Bs 160  equivalente al servicio que presta para los aspirantes al premilitar.
Gastos elevados
Otra de las quejas que resaltaron los denunciantes, es el cobro de Bs 1.000. En el intento por obtener una explicación al respecto, Opinión se dirigió a la Región Militar de Cochabamba, sin embargo, los responsables no emitieron respuesta alguna bajo la justificación que no se encuentran autorizados para responder ante la prensa. Días antes enviaron una carta al ice ministerio de defensa para recibir la autorización correspondiete, pero hasta el momento no hubo respuesta alguna. 
Por otra parte, según señalan ambas partes, tanto premilitares como representantes de las FAB, el cobro debe cubrir los gastos del uniforme que se entrega a los premilitares para realizar el servicio.

Tags: padres, observan, irregularidades, duro, peregrinaje, inscripción premilitar




  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2019 Opinión. Todos los derechos reservados.