Cochabamba, Bolivia, Sábado 23 de septiembre de 2017
Deportes

Aviadores se consuelan en el cariño de la hinchada

VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 0
Compartir
Por: MIGUEL ROJAS FERNÁNDEZ deportes@opinion.com.bo | 23/09/2017 | Ed. Imp.

EL DEFENSOR EDWARD ZENTENO SE TOMA FOTOS CON LA HINCHADA DESPUÉS DE PISAR SUELO VALLUNO.


Los jugadores de Wilstermann fueron sinceros y no se esperaban un recibimiento como el que tuvieron ayer. Llegaron a Cochabamba y se encontraron con el cariño y apoyo de más de 300 personas que corearon sus nombres en la salida del aeropuerto.

“Yo no me olvido de que eliminaste a grandes equipos en la Libertadores. A mi no me importa el resultado, me importa el club y su historia”, expresó Daniel, un hincha a quien no le importó llegar caminando al aeropuerto desde la zona norte de la ciudad.

Y eso no es todo. Llegó con la camiseta de Wilstermann y un par de cuadros con las fotos de los jugadores. “Vale la pena esperar”.

Media hora antes de la llegada del vuelo Rojo, procedente de Santa Cruz, no existía mucha gente que esperara a su equipo. Solamente se encontraban los familiares de los jugadores.

A medida que pasaban los minutos, el pueblo cochabambino, y en especial el Aviador, llegaba con banderas, gorras y camisetas del Rojo, acompañados con cánticos, tambores y trompetas.

Eran las 20:00 cuando ya existían las más de 300 almas wilstermanistas y la banda de los Gurkas, quienes empezaron a entonar las canciones típicas de apoyo a su club.

Cuando el reloj marcaba las 20:15, salió el primer jugador: Cristian Pochi Chávez, a quien se le notó con un rostro de tristeza y dolor por la derrota, pero que a medida en que la gente gritaba “Olé Olé Olé Pochi, Pochi”, le surgió una sonrisa que le hizo cambiar su actitud y agradeció lo hecho por la hinchada valluna.

Y así fueron saliendo uno por uno los jugadores Rojos, que hacían notar en sus gestos el “trauma” de la goleada (8-0, la cual “aún” les está costando asimilar.

“Es una derrota que sigue en nuestra mente. Dolió mucho perder de esa manera, pero llegar acá y ver este apoyo nos hace saber que hay gente que sigue confiando en nosotros”, expresó el jugador Fernando Saucedo, que fue titular en el partido ante el Millonario.

Y se notó el cambio de actitud en los jugadores al arribar a “casa”, como lo dijo el capitán y defensor del Aviador, Edward Zenteno, quien agradecía a los fanáticos que se le acercaban.

Incluso, las fotografías con los jugadores era lo más esperado y realizado por los hinchas. Los jugadores no tuvieron espacio para saludar a sus familiares y se entregaron a la emoción y la algarabía de los hinchas que en reiteradas ocasiones gritaron que respaldan lo que está haciendo su club, sus jugadores, su técnico y sus dirigentes”.

“No te vayas (Roberto) Mosquera. No nos dejes”, dijo una señora, que prefirió no dar su nombre, que siguió al técnico desde la salida de Migración del aeropuerto, hasta un taxi en el parqueo del aeródromo valluno.

Por unos minutos, los jugadores se sintieron consolados por su hinchada a la que agradecieron cuando abandonaron el recinto y manifestaron que es por ellos que pelearán para nuevamente conseguir un boleto para la Copa Libertadores de América, y sacarse “esta espina” que muchos de ellos no dudan que la recordarán.

“Mañana comienza un nuevo camino. En liga tenemos que salir campeones para volver a la Libertadores”, dijo Cristhian Machado.


Tags: aviadores, consuelan, cariño, hinchada




  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.