Cochabamba, Bolivia, Jueves 7 de septiembre de 2017
Editorial

Los cambios que hace el fútbol

VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 0
Compartir
07/09/2017 | Ed. Imp.
“El desfile cívico se adelanta al miércoles 13 por el partido de Wilster”. Ese fue el titular con el que abrimos nuestra edición el martes tras conocer que el gobernador de Cochabamba, Iván Canelas, decidió modificar la fecha del tradicional acto que cada 14 de septiembre se realiza en homenaje a la efeméride departamental.

Nunca antes se había tomado tal decisión y nada menos por un partido de fútbol. Sin embargo, se dice que este 14 de septiembre será una fecha especial porque el equipo aviador jugará el partido de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores de América, nada más y nada menos, con el argentino River Plate.

Entre los argumentos para este cambio está también el hecho de que después de 36 años, Wilster está en dicha etapa, nivel que pocos equipos bolivianos han alcanzado.

A esto se suma la exigencia de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) de que cinco horas antes al encuentro, las áreas circundantes al estadio deben estar despejadas por razones de seguridad.

Con todo esto, la primera autoridad del departamento justificó su decisión de que el tradicional desfile cívico se realice el 13 de septiembre a las 17:00 junto al de teas.

Esta medida inmediatamente provocó que algunas instituciones ajusten su programa de festejos para no estar ausentes del desfile. La Asamblea Legislativa Departamental decidió realizar su solemne sesión a las 15:00 para que hasta las 17:00 los asambleístas estén listos y participen del desfile. Lo mismo sucedió con los concejales, que determinaron acortar su sesión de honor en el Teatro Achá.

Hasta ahora no se sabe qué pasará con los funcionarios de las instituciones públicas que años anteriores trabajaban con normalidad el 13 de septiembre. Lo más probable es que ese día y por el fútbol, la autoridad departamental también decida decretar horario continuo para garantizar la participación de los empleados. 

Similar medida tal vez tengan que adoptar algunas instituciones privadas, cuyos dependientes también asisten al desfile. En el caso de los comerciantes, ellos tendrán que dejar sus puestos de venta para marchar por El Prado en homenaje a la Llajta.

El fútbol, en este caso Wilstermann, movió el piso a muchos sectores, que en algunos casos expresaron descontento por la decisión adoptada.

Este cambio no solo afectará a algunas instituciones privadas que tal vez deberán dar asueto a sus empleados para que participen del acto cívico, sino que mermará los ingresos de quienes comercializan asientos a lo largo de la avenida San Martín, plazuela Colón y El Prado, ya que solo podrán hacer su negocio el 13 y ya no el 14.

El cambio desató polémica también en las redes sociales entre quienes están de acuerdo y aquellos que no.

Algunos internautas apoyaron la decisión de adelantar un día el acto: “Ir a un desfile es todos los años, a un partido de esta magnitud y en estas instancias no se da cada vez, así que vamos Wilstermann por Cochabamba”(Sic); “La verdad es que el desfile es algo que pasa cada año, el partido es evento deportivo que no sucede... (ojo ni soy wilstermanista ni de River) de todas maneras es un evento que todos los cochabambinos lo estamos esperando. Además los desfiles solo crean caos en la ciudad” (Sic).

En respuesta, otros manifestaron: “No, no se debería cambiar el desfile ni un partidazo por ninguna otra razón. Los cumpleaños se celebran ese día, antes o después no es lo mismo. Me parece más fácil cambiar la fecha del partido, total ya todas las entradas están agotadas...”; “Noooo y noooo, nuestra fecha cívica es más importante, es el respeto a nuestros mártires que dieron sangre por nuestra Llajta, a la gente que cada día hace de nuestro departamento un lugar hermoso” (Sic).

Esto es solo una muestra de lo que hace el fútbol, en este caso Wilster.


Tags: los, cambios, hace, fútbol




  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.