Cochabamba, Bolivia, Jueves 10 de agosto de 2017
El Pais
Autoridades de oposición y el Comité Cívico intentaron ingresar para verificar si se construyen puentes en el Parque Nacional. Los dirigentes dijeron que existe ficha ambiental.

Grupo de indígenas cierra paso a asambleístas por no pedir permiso

VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 0
Compartir
Por: MELISSA REVOLLO P. | 10/08/2017 | Ed. Imp.

LOS INDÍGENAS DEL TIPNIS BLOQUEAN EN EL PUENTE DE ISINUTA, EL INGRESO AL PARQUE NACIONAL. FOTOS: OSVALDO CHACÓN



Cerca de una centena de indígenas apareció delante del puente de Isinuta a 47 kilómetros de Villa Tunari, donde inicia el tramo II, el más conflictivo de la vía diseñada para conectar a Cochabamba con Beni y que cruza el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).

Este bloqueo impidió, pasado el mediodía de ayer, el ingreso de una comisión de autoridades cochabambinas de partidos opositores al del Gobierno central. Los dirigentes indígenas aclararon que no permitirían el paso por decisión propia, porque no se pidió permiso para la visita. Agregaron que no garantizaban nada en caso de continuar el viaje.

Ante las denuncias de que en ese tramo se construyen puentes, pese a que aún está vigente la Ley 180 de Intangibilidad, las autoridades decidieron verificar la situación. Encabezaron la visita el presidente del Comité Cívico, Juan Flores; el diputado de Unidad Demócrata (UD) Rodrigo Valdivia; la asambleísta de Unidos por Cochabamba (UNICO) Lizeth Beramendi y el asambleísta del Movimiento Demócrata Social (Demócratas) Freddy Gonzales, además del presidente de la Subcentral Tipnis, Fabián Gil, y algunos activistas que se oponen a la construcción de esta carretera.

El Gobierno respalda el diseño de la ruta Villa Tunari - San Ignacio de Moxos. Tiene tres tramos y el segundo atraviesa el Tipnis, cuyo territorio es compartido por Cochabamba y Beni.

El tramo I termina en el puente Isinuta, a donde en la actualidad se llega en unos 45 minutos desde Villa Tunari, la vía está asfaltada. Ahí se concentraron ayer los indígenas al enterarse que los opositores llegarían.

El cacique mayor del Consejo Indígena del Sur (Conisur), Eladio Roca, expresó que antes de permitir el paso era necesario conocer las intenciones de las autoridades. Pidió una reunión a los visitantes y condujo a todos hacia el sector del coliseo, a unos 100 metros del puente. Mientras la gente caminaba se oía el respaldo a la ruta, entre voces calmadas y otras en tono elevado: “¡Nosotros hemos pedido carretera!”, “tienen que saber cómo se vive aquí antes de oponerse”, “llega el turbión y se pierden vidas”.

Otros enfatizaron en la negativa al acceso. “Nosotros hemos decidido que no pasen”, “es nuestro territorio”, “¡no se va a poder!”.

Roca sostuvo que el ingreso “no es oportuno” porque no fue coordinado con las tres subcontrates.

Reconoció que la gente se alarmó porque desconocía de la llegada.

“No garantizamos si les pasa algo. Están en una zona colonizada”.

El presidente de la Coordinadora de Pueblos Indígenas del Trópico de Cochabamba (Cpitco), Mauricio Guaji, dijo que más allá de ver la construcción de los puentes se debe conocer cómo se vive en las comunidades. “No es oposición. Queremos que se coordine y lleguen hasta las comunidades”.

Los indígenas dijeron que la construcción de los puentes no es oculta, que existe ficha ambiental y está en el Ministerio de Medio Ambiente y Agua.

Luego de salir de la ruta, los representantes de la comisión cuestionaron la imposibilidad de transitar libremente. El asambleísta Gonzales enfatizó que hubo amenazas mientras se negaba el ingreso a la zona del Tipnis. “Ellos han dicho que no se responsabilizan si nosotros pasamos. Quiere decir que ahí no hay control. Estamos en un territorio donde no se va hacer caso a lo que dice la norma y la ley”.

La asambleísta Beramendi expresó que el sector denominado Polígono 7 “está al servicio del Gobierno” y tomó el control del lugar. Adelantó que pedirá que se cumpla con una inspección junto a todos los asambleístas. “Quiero denunciar ante el pueblo boliviano que el Tipnis hoy está preso de los cocaleros. No hay ingreso al Tipnis”.

El diputado Valdivia también aseguró que quienes impidieron el recorrido son productores cocaleros.

Las autoridades se refirieron a la existencia de cocales en el Parque y dijeron que la muestra es la actividad del cultivo en el tramo I, donde la coca incluso seca en la carretera.

El Presidente del Comité Cívico retó al presidente Evo Morales a un referendo.

“Le desafiamos a un referendo nacional. Si se hace o no se hace la carretera por el Tipnis que lo diga el pueblo boliviano”.

Anunció para el 1 de septiembre un paro cívico nacional y pidió el apoyo de los bolivianos.

El Presidente de la Subcentral Tipnis, contrariamente a los otros dirigentes indígenas, aseguró que cruzar el Tipnis con una carretera implica riesgos, por la actividad petrolera, explotación de madera e incluso agua.

Cocaleros

Las autoridades que viajaron al Trópico relacionaron la presencia de gente en el puente Isinuta con productores de coca que habitan en el sector.

Apuntes



Reuniones

Por separado, los dirigentes indígenas, unos que apoyan la construcción de la carretera por el Tipnis y otros que se oponen, se organizan para determinar acciones en torno al lugar que habitan.

El presidente de la Coordinadora de Pueblos Indígenas del Trópico de Cochabamba (Cpitco), Mauricio Guaji, en favor de la vía, informó que entre el 25 y 28 de agosto se desarrollará un encuentro en el que se debatirá la clase de carretera que quieren.

Aseguró que hay forma de ejecutar las obras viales en un área protegida. “Como humanos lo necesitamos”.

Por otro lado, el presidente de la Subcentral Tipnis, Fabián Gil, anunció que habrá un encuentro de corregidores para analizar cómo defenderse y la forma de vida que deben seguir en su territorio.

Dijo que estarán invitadas las 64 comunidades que habitan en el Parque Nacional.

Tramo II

Este trazo del proyecto de la carretera Villa Tunari (Cochabamba) - San Ignacio de Moxos (Beni) suma 177 kilómetros, entre Isinuta y Monte grande del Aperé, y de ellos más de 100 atravesarían el Parque Nacional Isiboro Sécure. De acuerdo a las denuncias de los asambleístas, se violó la Ley de Intangibilidad construyendo puentes en pleno Tipnis.

Los Unimog

Al menos tres vehículos tipo Unimog se expusieron ayer delante del puente de Isinuta.

Los carros altos, de ruedas gigantes, son para varias comunidades del Territorio Indígena el único medio de transporte porque, por sus características, pueden atravesar los ríos caudalosos que caracterizan al trópico.

Los motorizados permanecieron en el sector mientras los indígenas aseguraban tener la necesidad de conexión vial para el traslado de los productos que cultivan o acceder a atención de salud oportuna, entre otras.

El tramo I

El tramo I comprende la ruta Villa Tunari - Isinuta. Toda esta vía está asfaltada.

El recorrido comienza en la zona de El Castillo, donde está instalado un puesto de control policial de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar). Desde ahí, lo que hace años era una vía de ripio, inicia una carretera que cuenta con señalización vertical y horizontal. A los lados se exponen infraestructuras como la de la estatal Papelbol, una normal, varios colegios y letreros que conducen a decenas de pueblos.




Tags: grupo, indígenas, cierra, paso, asambleístas, pedir permiso




  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.