Cochabamba, Bolivia, Martes 1 de agosto de 2017
Cochabamba
No hay una ley que los respalde y ya ocupan más de seis cuadras, sin que nadie los controle.

Transporte se apodera de más de 6 cuadras en parada ilegal al Trópico

Por: Jhenny Nava B. | 01/08/2017 | Ed. Imp.

EL CAOS QUE GENERA LA PARADA EN LA AVENIDA OQUENDO (ARRIBA). LOS SURUBÍS ESTACIONAN EN CONTRARRUTA Y SOBRE LAS ACERAS EN LA AVENIDA 9 DE ABRIL. (ABAJO) NÓE PORTUGAL



Vehículos estacionados en doble fila, mesas instaladas en aceras donde se venden boletos, la comercialización de comida con bancas en plena vía pública y hasta personas que hacen sus necesidades en frente de los que comen, es lo que se puede observar todos los días en la parada de transporte interprovincial del Trópico, que además de no cumplir con las condiciones es ilegal, porque no cuenta con una ley que respalde su permanencia a lo largo de seis cuadras.

Pero el caos que no es controlado por ningún gendarme municipal, crece cada día más. De la avenida Oquendo los transportistas han logrado avanzar hasta la avenida 9 de Abril, la calle B. Blanco y la plazuela Miguel de Cervantes, dando la vuelta hasta la Litoral.

Se calcula que al día salen de la zona al menos unos 60 a 70 vehículos a Villa Tunari, Shinahota, Ivirgarzama, Entre Ríos y Puerto Villarroel entre otros.

Las opciones de transporte son variadas y sin importar la incomodidad que puedan causar con el tamaño de los vehículos en la zona estacionan flotas, surubís, buses y hasta taxis que hacen el servicio a distintos municipios del Trópico de Cochabamba.

Según el jefe de Movilidad Urbana de la Alcaldía, Ever Rojas, la parada no cuenta con una ley que la respalde y se estaría haciendo las gestiones para trasladarla a la avenida Guayacán.

Dentro de la Ley 122/2015 de Determinación de Área de Ubicación Temporal de Paraderos para el Servicio de Transporte Público Interprovincial, la avenida Oquendo y 9 de Abril donde se han establecido estos vehículos no está reconocida.

Rojas admitió que la zona se ha vuelto caótica y no cuenta con las condiciones para atender a los pasajeros y que por ello se está pensando en su traslado.

Por su parte, el secretario ejecutivo del Transporte Libre, Daniel Choqueribe, informó que en la zona hay al menos 27 sindicatos de transporte de los cuales 25 pertenecen a su sector y dos a la Federación de Autotransporte.

El dirigente también reconoció que las condiciones en las que trabajan son mínimas y molestan tanto a pasajeros como a choferes. Los días sábados son las jornadas en las que se generan mayores problemas por el congestionamiento y hay una mayor demanda de pasajeros.

TERMINAL Choqueribe pidió a las autoridades municipales hacer realidad la finalización de la Terminal Interprovincial que se encuentra paralizada.

Mencionó que las calles no tienen las condiciones para prestar el servicio y que se debe dar comodidad a los pasajeros.

“El hecho de que el alcalde sea del partido Demócrata perjudica porque no hace nada para que la obra que está impulsada por el Gobierno Central y la Gobernación se termine. La Alcaldía nos obliga a estar en las calles porque no nos da una terminal”.

Según el dirigente la parada se estableció en esa zona desde el año 1999 por una disposición municipal, pero que a la fecha no llegó a ser ordenanza, ni ley.

Controles

OPINIÓN verificó que en las paradas interprovinciales no hay controles, aunque el municipio asegura que tiene personal asignado.

12 paradas fueron reubicadas sin norma por puentes en el sur

La construcción y funcionamiento de los puentes Humberto Coronel Rivas y Manuela Gandarillas situados en la avenida 6 de Agosto y las intersecciones de la República y Barrientos, respectivamente provocaron que 12 paradas de transporte interprovincial sean reubicadas en los alrededores.

La situación data de hace más de un año, cuando ambas infraestructuras comenzaron a funcionar y dejaron sin espacio los lugares que trufis, buses y taxis al Valle Alto ocupaban.

El jefe de Movilidad Urbana de la Alcaldía, Ever Rojas, manifestó que pese a que las 12 paradas tenían establecidas sus rutas tuvieron que ser removidas por temas de seguridad y falta de espacio, muchas de ellas, como por ejemplo la modalidad de bus a Punata que antes estaba en la avenida República fue trasladada a la avenida Moxos.

Otras paradas como la de Arani y Pojo que estaban en la plazuela José Cuadros, fueron cambiadas a la calle Pojo.

La autoridad indicó que las paradas son temporales y que todavía se podrían hacer cambios.

Esto generó que en las calles adyacentes a los puentes también se genere un congestionamiento.

Varios choferes con los que conversó OPINIÓN también exigieron la construcción y entrega de la Terminal Interprovincial para dejar de pasar por incomodidades.

Caos

En la avenida República, la parada de trufis a Punata genera caos por la falta de espacio. Hay estacionamientos en dos carriles.


Tags: transporte, apodera, más, cuadras, parada, ilegal, trópico




  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2018 Opinión. Todos los derechos reservados.