Cochabamba, Bolivia, Lunes 17 de julio de 2017
Policial

Sobrinas estafan a anciana con la complicidad de funcionarios

VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 61.538461538462
Compartir
REDACCIÓN | 17/07/2017 | Ed. Imp.

OPINIÓN. " hspace="" vspace="">

LA VÍCTIMA DEL ENGAÑO (CENTRO), JUNTO A SUS FAMILIARES, EN OPINIÓN.


“Te ayudaremos a hacer los trámites, si nos das un poder”, es lo que le prometieron Isabel C. y Nicolasa S. a su tía Dionisia Coca, una viuda de 94 años que no tuvo hijos. Su esposo había fallecido y aprovechando un viaje de Édgar Vargas, el sobrino encargado de cuidar a Dionisia, las dos familiares mujeres la llevaron ante un Notario donde firmó, engañada, unos papeles que hoy son la causa de su desdicha.

La anciana, que casi no escucha, pensó que firmaba un poder para que sus sobrinas le ayuden a realizar los trámites de herencia, tras la muerte de su esposo. Sin embargo, lo que le hicieron firmar fue la transferencia y venta de sus dos únicos bienes, a favor de sus dos sobrinas. En los documentos figura que ellas compraron ambos bienes al 1 por ciento de su valor real. Por ejemplo, una de las propiedades tiene una superficie de 3.450 metros cuadrados y está valuada en 500 mil dólares, pero según el documento firmado con engaños, Dionisia la habría vendido en cinco mil bolivianos.

La otra propiedad, de 4.600 metros cuadrados, está valuada en 700 mil dólares, pero figura como si hubiera sido vendida en siete mil bolivianos.

La anciana se dio cuenta del engaño varias semanas después, cuando Édgar Vargas fue a pagar los impuestos de las propiedades y se enteró que las mismas ya no estaban a nombre de Dionisia Coca.

Según la denuncia que la víctima formalizó ante la justicia ordinaria, un mes fue suficiente para las dos mujeres efectúen varios trámites para consolidar la estafa. “Con la complicidad del hijo de una de mis sobrinas, que era funcionario de la Jefatura de Registros Urbanos de la Alcaldía de Quillacollo y tuvo acceso a las fotocopias de los archivos, consolidaron la transferencia en menos de un mes”, detalla Coca. Luego, sus sobrinas transfirieron los dos bienes a sus hijas, para dificultar aún más la recuperación de los mismos.

El caso ya ha sido denunciado a la Unidad de Transparencia de la Alcaldía de Tiquipaya, a la Contraloría, a la Oficina del Adulto Mayor de Tiquipaya y al Concejo Municipal, debido a que cuatro funcionarios municipales y un extrabajador estarían implicados en la consolidación del engaño. Ellos habrían facilitado el trámite de las transferencias en tiempo récord proporcionando fotocopias legalizadas y cartas que no tienen sello de “recibido”.

Tras la investigación, la Unidad de Transparencia recomendó al alcalde de Tiquipaya, Juan Carlos Ángulo, iniciar procesos administrativos en contra de los funcionarios y un proceso penal en contra del extrabajador, hijo de las mujeres que incurrieron en el engaño.

Sin embargo, “hasta la fecha, el Alcalde de Tiquipaya no ha iniciado estos procesos”, denunció Édgar Vargas, quien anunció que iniciará una querella penal en contra de esa autoridad, por el delito de incumplimiento de deberes.

Por la vía civil, la familia intenta recuperar los terrenos con una denuncia presentada ante la Fiscalía. Hoy a las 15:00 horas está prevista una audiencia en el juzgado de Tiquipaya para pedir “la reversión de contratos por lesión enorme”.

Vargas explicó que los bienes fueron transferidos a valores menores del 50 por ciento de su costo real, lo que invalida los contratos y los terrenos deben volver a nombre de Dionisia Coca.

Además cuentan con documentación para argumentar que la transferencia se realizó de manera ilegal y con papeles falsificados en los que ni siquiera las fechas corresponden. Las sobrinas ya intentaron sacar a Dionisia Coca de su propia casa.

El dirigente de la OTB Linde Sur Carmelo Quiroz pidió a las autoridades municipales actuar de manera correcta y procesar a los funcionarios responsables. Aseguró que vigilarán que se haga justicia.


Tags: sobrinas, estafan, anciana, complicidad, funcionarios







Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.