Cochabamba, Bolivia, Sábado 24 de junio de 2017
El Pais

De la Barra admite que es difícil erradicar malas prácticas en la Policía

erbol.com.bo | 24/06/2017 | 13:24

El comandante de la Policía Boliviana, general Abel de la Barra, admitió este sábado que se le está haciendo difícil erradicar las malas prácticas de algunos policías, quienes ponen resistencia a sus intenciones, pero reafirmó su voluntad de continuar con esa tarea para propiciar un cambio al interior de la institución Verde Olivo

Durante su discurso en el acto central de homenaje por el 191 aniversario de creación de la Policía Boliviana, efectuado en la Laguna Alalay en la ciudad de Cochabamba, dijo que actualmente 37.000 policías entre hombres y mujeres, forman parte de la entidad encargada de la seguridad interna del país

‚ÄúRealizo una auto cr√≠tica a mi gesti√≥n que, por el corto tiempo, se hace dif√≠cil desenraizar por completo algunas malas pr√°cticas de algunos malos polic√≠as. En algunos casos ponen obst√°culos, trabas, o generan desaz√≥n porque alguna acci√≥n afectar√° a sus propios intereses. A ellos, no quedaremos conformes a sus propios intereses, hasta que la instituci√≥n quede libre de esos pocos que constituyen la verg√ľenza para la profesi√≥n policial‚ÄĚ, dijo el general De la Barra

Aseguró haber cumplido varios objetivos, pero a medida que cumple una meta, descubre más necesidades y por ello convocó a sus bases a mantener viva la intención de continuar con los principios de la honestidad y en una relación línea de abajo y hacia arriba

‚ÄúConsidero que somos una de las mejores polic√≠as de la regi√≥n, no solo por la magnitud de los delitos que enfrentamos diariamente con importantes resultados, sino por la solidez obtenida a trav√©s de los hombres y mujeres que trabajan bajo principios √©ticos-morales, para coadyuvar a la construcci√≥n de un Estado que queremos dejar a las futuras generaciones‚ÄĚ, manifest√≥.

Tags: barra, admite, difícil, erradicar, malas, prácticas, policía




  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2019 Opinión. Todos los derechos reservados.