Cochabamba, Bolivia, Jueves 18 de mayo de 2017
Opinión
Mis circunstancias

Comteco fabrica millonarios

VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 56.590909090909
Compartir
Por: MoisÉs Revollo H. | 18/05/2017 | Ed. Imp.
Recuerdo al Servicio de Teléfonos Automáticos cuando era una modesta repartición municipal que funcionaba en la calle Sucre.

Los años pasaron y, como todo cambia, tras varias modificaciones, el Servicio aquel se convirtió en Cooperativa de Telecomunicaciones y Servicios Cochabamba, la marca más poderosa de la región, como pregona su propaganda corporativa.

No es bueno generalizar, pero es cierto que algunos ejecutivos y directivos de la telefónica muy pronto se convirtieron en empresarios exitosos, contrastando su situación actual con su origen humilde.

Con hábil manejo minoritario de accionistas de líneas devaluadas, audazmente un grupo se apropió de Comteco y se especializó en organizar elecciones, desde la aprobación de nombres en el estadio, con gente aleccionada, matizando boletas con invitados privilegiados que nunca fueron un obstáculo para los negocios.

En el máximo esplendor de la cooperativa, ellos compraron acciones de ELFEC por casi 120 millones de bolivianos, una historia misteriosa que no se aclara.

La alternancia también es aconsejable para Comteco, porque la inamovilidad hace que cualquiera crea que es propietario de una cooperativa, y el poder prolongado envilece hasta a los mejores ciudadanos.

El mayor problema boliviano, y especialmente cochabambino, es la apatía de la gente que, con su actitud solo de crítica y nula participación, cede espacios a oportunistas que prueban suerte electoral con familiares o amistades, a cambio de prebendas en caso de llegar a los consejos.

Cada elección provoca incremento de personal, lo que incide en la calidad de servicio para el afligido cliente, llamado socio.

El domingo, 44 personas buscarán llenar tres espacios en Administración y Vigilancia. Algunos ya fueron directores y otros están en su enésimo intento.

Los que sean elegidos y los actuales directores ojalá no olvidaran sus promesas, como la mayoría, a excepción del Negro Peñaloza que siempre trata de cooperar de adentro o afuera.

Ya no es novedad ni suficiente mimar solo al Club de la Gente Grande u otros beneficios. Es urgente proyectar una campaña eficaz para la recuperación de la credibilidad cooperativista, efectivizando un apoyo selectivo para hijos y nietos de los socios en necesidades múltiples de salud, educación y deporte.






Tags: comteco, fabrica millonarios







Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.