Cochabamba, Bolivia, Viernes 5 de febrero de 2016
Cochabamba
Se preparan para ejecutar el nuevo Código Procesal que entra en vigencia el 6 de febrero. Los 25 juzgados funcionarán en cinco pisos del edificio Pinto Palace.

Jueces y conciliadores ensayan juicios orales en materia civil

Por: TATIANA CASTRO tcastro@opinion.com.bo | 05/02/2016 | Ed. Imp.

SIMULACRO DE JUICIO ORAL DESARROLLADO EN EL SALÓN ROJO DEL TRIBUNAL DEPARTAMENTAL DE JUSTICIA.



Gloria Villarroel tomó el control de la sala y dio inicio al juicio. Convocó a las partes en conflicto a presentar sus demandas y exhortó al respeto y a dejar de lado el uso de incidentes dilatorios. Fue la primera vez que la jueza de Instrucción Civil número 9 instaló una audiencia pública de carácter oral.

El Salón Rojo del Tribunal Departamental de Justicia fue el escenario para el ensayo de los juicios orales en materia civil, de cara a la ejecución del nuevo Código Procesal Civil, que inicia el próximo 6 de febrero.

En la simulación realizada se usó una demanda de restitución de un inmueble. Los funcionarios judiciales personificaron a los demandados, demandantes, testigos, conciliadores y abogados de ambas partes.

Se trata de los simulacros organizados para desarrollar las destrezas de los administradores de justicia sobre el control del público y la capacidad de imponer autoridad en las salas. Hasta ahora, los procesos civiles fueron solo escritos.

Los principales cambios del nuevo Código Procesal Civil son el carácter oral de los procesos que tiene el objetivo de dar celeridad a las causas y la inclusión de conciliadores, quienes tienen el rol de resolver las causas por la vía de la negociación, antes que lleguen a conocimiento de los jueces.

El juez de Instrucción Civil número 11, Clovis Espinoza Peláez, explicó que los 30 conciliadores designados al distrito de Cochabamba deben desarrollar habilidades como la empatía, confianza y comunicación.

La mayoría de los conciliadores son psicólogos, comunicadores y abogados.



IMPROVISACIÓN Al ingresar al edificio Pinto Palace, situado en la calle Jordán casi San Martín, llama la atención la improvisada señalización. Gran cantidad de hojas tamaño oficio están pegadas en todas las paredes con la nueva ubicación de los estrados judiciales. Es que ahora, los 25 juzgados en materia Civil fueron concentrados en los pisos 8, 9, 10, 11 y 12 del edificio Pinto Palace.

La mudanza no ha concluido y en los pasillos se observan escritorios de madera, estantes y sillas deterioradas. El pasado miércoles, el personal de mantenimiento “intentaba revivir” los muebles más deteriorados.

Contradictoriamente, otro grupo de funcionarios apuraba el traslado de sillas nuevas, empaquetadas en plástico. El mobiliario está destinado a los juzgados civiles, donde se desarrollarán audiencias orales.

Espinoza Peláez dijo que los ambientes fueron improvisados. Algunos juzgados como el número 11, no cuentan con ninguna privacidad. En la oficina del juez se acomodaron dos escritorios adicionales y diez sillas destinadas a los litigantes. Hay otras oficinas donde se logró habilitar el área de audiencias con mamparas.

Se han habilitado tres oficinas de conciliación en los cinco pisos ocupados por los juzgados civiles. Los profesionales tendrán el apoyo de los oficiales de diligencia para las notificaciones, pero no contarán con el respaldo de secretarios que los ayuden.

El representante del Consejo de la Magistratura, Johnny Rocha, tras una inspección realizada al Pinto Palace, aseguró que las condiciones de infraestructura, equipamiento y recursos humanos están dadas para encarar el nuevo Código Procesal Civil, aunque reconoció la incomodidad en la que trabajarán los funcionarios.

“Hay candados que frenan”

El juez de Instrucción Civil número 11 e integrante de la Comisión de Implementación del nuevo Código Procesal Civil, Clovis Espinoza Peláez, mencionó que hay dos candados que impedirán la implementación plena de la ley.

Mencionó la ausencia de jueces liquidadores y el número insuficiente de conciliadores.

Explicó que el nuevo sistema procesal no tendrá el éxito esperado porque cada juzgado tiene carga procesal que se arrastra de gestiones pasadas, lo que frenará la fluidez de la atención de los casos nuevos y la organización de las audiencias orales.

El segundo candado es la falta recursos humanos. Un conciliador trabajará con dos juzgados y no con uno, como lo establece el Código.

A pesar de las limitaciones mencionadas, Espinoza relievó el proceso de capacitación y formación de los juristas para encarar la nueva norma.

El principal aporte de la ley es la búsqueda de la verdad

Mabel Antezana

Abogada

La implementación del nuevo Código Procesal Civil se viene postergando constantemente debido a los problemas que hay en la falta de personal e infraestructura adecuados. 

Tiene importantes innovaciones en relación a la anterior norma. La ley en sí, se sustenta en el artículos 180 de la Constitución Política del Estado con referencia a la verdad material, es decir, que el juez que atienda una causa civil, necesariamente deberá buscar y encontrar la verdad y no simplemente regirse al procedimiento en el sentido estricto.

Otra ventaja es que los procesos serán rápidos, siempre y cuando se nombren a administradores de justicia que se dediquen por entero a las causas nuevas y no se cree el término ‘suspensión de plazos’, como sucede en materia penal.

Deben crearse juzgados liquidadores, de lo contrario continuaremos en la misma situación o todavía peor en referencia a la postergación de los procesos.

Con la nueva norma, un juez debe resolver las sentencias que están pendientes hace años y por la recarga laboral

se verá obligado a retrasar la admisión de los nuevos procesos .

Una virtud del Código es la etapa de conciliación, pero debió ser incorporada una medida preparatoria para que los conciliadores no tengan dificultades al ejecutarla. Si el conciliador es bueno y experto en materia civil evitará muchos juicios dilatorios, porque la mayoría de los casos en materia civil son por herencia, por cobro de dinero (préstamos a veces con usura) o división de bienes.

Otros avances son la implementación del sistema informático en el proceso y el uso de internet para las notificaciones. La mora en el sistema civil fue la razón fundamental para que las personas prefieran acudir a la vía penal.




Tags: jueces, conciliadores, ensayan, juicios, orales, materia civil




  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2019 Opinión. Todos los derechos reservados.