Cochabamba, Bolivia, Domingo 10 de enero de 2016
Opinión
INNOVACIÓN Y FINANZAS

Retos para la banca en 2016 (Parte I)

VOTAR
  • Actualmente 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
RESULTADO
  • Actualmente 0
Compartir
Por: JORGE VELASCO T. jmvelasco@fundacionmaya.bo | 10/01/2016 | Ed. Imp.
El 2016 será un año de grandes desafíos para la banca, con un marco normativo rígido en la asignación de volúmenes de cartera hacia el sector productivo y de vivienda social, techos en tasas activas y pisos en tasas pasivas. A esto se suman dos nuevas exigencias: la nueva Ley 358, que casi ha duplicado la alícuota adicional al Impuesto a las Utilidades para la banca, que llegaría al 47 por ciento ; y la nueva Circular ASFI/DNP/CC-7264/2015, que instruye a los bancos la capitalización mínima del 50 por ciento de sus utilidades. De esta manera, y considerando el 6 por ciento de aporte al fondo de garantías, la presión tributaria total llegaría al 63 por ciento .

En medio de esta regulación, los bancos deben impulsar su rentabilidad para lograr niveles de capitalización que les permitan crecer, y así responder a las metas intermedias de cumplimiento de cartera con tasas techo. De no afrontar debidamente estos retos, la banca podría verse afectada por una reducción de ganancias, además con la posibilidad de incrementar sus niveles de riesgo y mora.

Por otro lado, en el reciente Foro de Inversión organizado por la CADEX, en Santa Cruz el 7 de diciembre, el vicepresidente Álvaro García Linera ha anunciado un plan de inversiones de más de 40.000 millones de dólares en integración vial (carreteras), ferrocarriles, centro energético, hidrocarburos, litio y Mutún. Si se suma la inversión privada, se podría alcanzar los 50.000 millones en el próximo quinquenio. Estos niveles de inversión ofrecen una gran oportunidad para la banca en los próximos años.

Para afrontar retos y oportunidades, la banca debe cambiar su estrategia actual, tomando en cuenta los siguientes aspectos a la hora de plantear su nuevo modelo de negocios:

1. Crecimiento equilibrado y rentable / gavetas versus rentabilidad. La cartera de créditos debe crecer a un nivel que permita mantener un equilibrio con niveles de gasto, pero cumpliendo las metas intermedias (gavetas) para llegar al 60 por ciento en 2018. Solo el 40 por ciento podrá colocar a tasas más altas, al sector comercial y de servicios, créditos de consumo, tarjetas de crédito, crédito vehicular, etc., tratando de compensar la caída de spread (diferencia entre el precio de compra y el de venta de un activo financiero) de la cartera productiva.

Se debe incrementar la cartera contingente a través de la emisión de boletas de garantía locales y contragarantizadas para obras del sector público y privado, tomando en cuenta los niveles de inversión anunciados en carreteras, aeropuertos, hospitales, plantas industriales, etc.

El éxito será alcanzado por aquellos bancos que puedan equilibrar crecimiento con un portafolio sano de cartera versus la obtención de mayores niveles de rentabilidad.

2. Eficiencia en operaciones / hora de ajustarse cinturones. Es momento de hacer ajustes en la eficiencia administrativa para llegar a ser “bancos gacelas” y así tener mayor juego de cintura operativa. En los últimos años, han surgido varios “bancos elefantes” por ampliar su cobertura con mayor número de agencias, cajeros automáticos y recursos humanos. Esta situación no es sostenible bajo el nuevo escenario. La reingeniería y simplificación de procesos será un imperativo. Los bancos que estandaricen mejor sus procesos, a través de la instalación de fábricas de créditos, podrán crecer mucho más rápido y hacer economías de escala.

Se debe buscar mayor automatización de procesos a través de la tecnología. Algunos bancos han previsto esta situación y han renovado su plataforma tecnológica a tiempo.


Tags: retos, para, banca, 2016, parte




  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2017 Opinión. Todos los derechos reservados.