Cochabamba, Bolivia, Miércoles 30 de septiembre de 2015
Policial
El proceso contra Miriam Rocabado fue instalado, pero se suspendió por ausencia de un perito de la acusación

Motley: Juicio a forense es ridículo y peligroso para niñez

Por: darynka sÁnchez a. darynkaperiodista@gmail.com | 30/09/2015 | Ed. Imp.

LA ABOGADA KIMBERLEY MOTLEY, MIRIAM ROCABADO Y LA PROTESTA.



La exmédico forense Miriam Rocabado, que en 2009 certificó que una niña chimané, de 5 años, del hogar La Colonia Ecológica de Tiquipaya, había sido violada, fue acusada por el hombre sentenciado a 15 años de cárcel en este caso, por el delito de falsedad ideológica en dicha certificación. 

La entonces fiscal Lilian Ferrufino admitió la denuncia y el proceso avanzó hasta que ayer se instaló la audiencia de juicio oral contra la forense. Sin embargo, debido a la ausencia de un perito de la acusación, la juez Vivian Enríquez suspendió el juicio hasta el próximo 23 de noviembre.

Este proceso, considerado injusto por instituciones que defienden a la niñez y a víctimas de injusticia, motivó que se efectúen denuncias a organizaciones internacionales. El caso llamó la atención de peritos y abogados extranjeros. Una de ellas, la abogada e inversora en Derechos Humanos, Kimberley Motley, arribó a Cochabamba para asistir al juicio.

Motley, que defiende a niñas víctimas de violencia sexual y a niñas que son obligadas a casarse en Afganistán, se declaró sorprendida por el juicio contra la exforense Miriam Rocabado y lo calificó de “ridículo y muy peligroso porque si se sentencia a una médico forense con una teoría tan retrógrada, Bolivia será un paraíso para los pedófilos”.

Motley aseguró que en el mundo y en Bolivia, lastimosamente, existen cientos de niños y niñas menores de 6 años violados que no necesariamente llegaron a cirugía o a la muerte, como plantea la teoría de los acusadores. “Además de peligroso para los niños, lo es también para los forenses que tendrán miedo de ir a la cárcel por hacer su trabajo”, advirtió Motley.

La exmédico forense Miriam Rocabado dijo que desde hace años es víctima de una cacería de brujas de parte de personas con las que tuvo impasses en la Fiscalía. “Yo hice las cosas correctamente, valoré a una niña con signos de violencia sexual y fue sentenciado como autor de la violación el administrador de un hogar intervenido por varios funcionarios e instituciones”.

Por su parte, el sentenciado, Francisco Villanueva, conocido como Papi Kiko, sostuvo que es inocente y acusó a la forense de haber falsificado el certificado de la niña chimané.

“Ella ha falsificado todo, soy inocente y por si acaso estoy detenido, no estoy libre como han dicho”, declaró tras llegar al juicio enmanillado.

Afuera del Tribunal de Justicia de Cochabamba decenas de personas protestaban con pancartas por el proceso y exigían un juicio justo. Entre ellas, el representante de la Asociación Nacional de Víctimas de Injusticia, Richard Mitma, quien dijo que están cansados de la manipulación, de la mentira, del acoso y la impunidad. “Ésta es una muestra más de cómo funciona la justicia en Bolivia. La justicia se compra en Bolivia, el que paga obtiene lo que quiere en un proceso y eso no es justicia”, dijo.

Antes de que se instale la audiencia del juicio, una funcionaria no identificada del Tribunal de Sentencia 1, le ordenó a la periodista de OPINIÓN que entregue su celular para borrar las fotos que había tomado. En tono prepotente llamó a un policía cuando la periodista se negó a darle su herramienta de trabajo. Finalmente, la llevó a hablar con la juez Vivian Enríquez, quien le recordó a la periodista que no era “intocable”, pero ante el cuestionamiento de qué norma se estaba vulnerando, recomendó no publicar las fotos de los acusadores porque no se les consultó al respecto.

23

De noviembre es la fecha fijada por la jueza del Tribunal de Sentencia 1 Vivian Enríquez, para reanudar el juicio. Los abogados del sentenciado, César Salinas y Marco Goitia, aclararon que él está detenido.




Tags: motley, juicio, forense, ridículo, peligroso, para niñez




  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2018 Opinión. Todos los derechos reservados.