Cochabamba, Bolivia, Jueves 12 de junio de 2014
Opinión

El proceso de la toma de decisiones

Por: OSVALDO PAREJA M. Ingeniero. osvaldo_pareja@hotmail.comg | 12/06/2014 | Ed. Imp.
La toma de decisiones es un proceso que se requiere en cualquier actividad, en cualquier situación, desde las más simples hasta las más complejas. En verdad, la vida consiste en una serie de decisiones y cada una es diferente a las otras, pues la experiencia es diferente. La toma de decisiones implica que se puede hacer que las cosas sucedan, en vez de dejar que simplemente ocurran. El proceso de la toma de decisiones comprende una serie de pasos:

*En primer lugar, es necesario investigar para explorar los problemas: Se examinan los datos en busca de condiciones que pueden identificar los problemas u oportunidades.

*En segundo lugar, el análisis de problemas u oportunidades requiere un diseño para generar soluciones factibles, pensando y buscando tantas alternativas como sea posible.

*En tercer lugar, después de aplicar cuidadosamente cada alternativa, es necesario seleccionar la alternativa a escoger, para luego proceder a la implementación de la decisión.

*En cuarto lugar, es necesario evaluar los resultados obtenidos con la decisión tomada, para ver si ésta fue acertada. Si el resultado no es el que se esperaba, será necesario iniciar un nuevo proceso para tomar una nueva decisión.

Según Óscar Morgenstern se pueden considerar cuatro dimensiones de las clases de decisiones que se pueden tomar:

a).- El nivel de conocimiento de los resultados: La toma de decisiones puede estar basada en resultados o consecuencias que pueden conocerse con certeza, consecuencias que se conozcan con una probabilidad de ocurrencia (riesgo); y, consecuencias desconocidas o con probabilidades muy inciertas (incertidumbre).

b).- El nivel de programabilidad: Las decisiones pueden ser programadas o no programadas. Las decisiones programadas se basan en un conjunto de reglas o procedimientos de decisión. Las decisiones no programadas no tienen reglas o procedimientos pre-establecidos: los cambios de las condiciones son tales que no se pueden formular reglas de decisión.

c).- Los criterios para la toma de decisiones: Un modelo de toma de decisiones que describe la manera como se pueden tomar las decisiones, puede ser un modelo normativo, con información completa sobre las alternativas y la optimización del valor humano en el momento de las decisiones, reduce la exploración de las alternativas, y la decisión se hace en base a la primera que satisfaga todas las restricciones del problema, en lugar de continuar la búsqueda que localice la alternativa óptima.

Es necesario tomar en cuenta que las decisiones se toman a veces bajo presión psicológica, pues la tensión a partir del conflicto en la toma de decisiones, puede conducir a procesos de estrés, sobre todo en el caso en que todos los cursos de acción parecen tener consecuencias indeseables, provocando aprensión, duda, vacilación y angustia en la toma de decisiones.

Las tensiones son provocadas atendiendo a varios patrones de confrontación que consisten, básicamente, en formular las siguientes preguntas: ¿Son serios los riesgos si no hay cambios?; ¿Son serios los riesgos si el cambio tiene lugar?; ¿Es real la esperanza de una mejor solución?; ¿Hay suficiente tiempo para investigar y reflexionar?

Si no es posible encontrar una solución mejor, o si en el proceso de toma de decisiones se considera que el riesgo de proponer una decisión es bajo, se escogerá la dilación.


Tags:




  • QUIENES SOMOS:



Copyright © 2003-2019 Opinión. Todos los derechos reservados.